Viernes 9 de diciembre, 2022

CINE | 26-09-2022 16:07

Las peores actuaciones de Hollywood de Madonna a Sofía Coppola

La industria cinematográfica estadounidense se caracteriza por el profesionalismo técnico y la exigencia actoral, pero a veces los resultados no son los esperados.

En la historia del cine mundial, muchos son los films que se desmoronaron por una producción ineficiente o una realización mediocre. Sin embargo, la calidad de la actuación es lo que primero resalta en los ojos del espectador. El resultado interpretativo del elenco condiciona la calidad de la película, y esto puede significar un éxito rotundo o un fracaso estrepitoso.

El mundo de Hollywood, desde la época del Star System de los '30  hasta la actualidad con las multiplataformas, tuvo un cuidadoso recelo en la elección del casting. El entrenamiento actoral frente a cámara fue evolucionando en cada década, a medida que la tecnología de registro audiovisual mejoraba en recursos y alcance.

El avance en el método dramático de la puesta escénica se fue observando en la misma historia de la cinematografía. La interpretación corporal en el cine mudo se fue dejando de lado con la llegada del cine sonoro, las facciones físicas y el ímpetu emocional se puso en consideración en el cine a color, en comparación con el de blanco y negro.

No obstante, las producciones millonarias de algunos films prefirieron enfocarse en nombres populares o fisonomías atractivas, sin importar el talento del intérprete en el despliegue y registro frente al lente. Por supuesto, esto no necesariamente significo fracaso alguno en la taquilla, casi todo lo contrario, ya que suponía que el espectador sabía que tipo de film estaba por ir a ver en la pantalla. Algunos de los más resonantes largometrajes se destacan en ese aspecto.

Madonna “Swept  Away”

Madonna

Madonna Louise Ciccone es una de las figuras artísticas más versátiles del espectáculo internacional. La trayectoria de la Reina del Pop trascendió la música y se posicionó en los '80 en la pantalla grande con las comedias “Who is girl?” y “Buscando a Susan”. Pero la ambición de la cantante en demostrar un mayor despliegue actoral se vio cuestionada en sus posteriores films. “Dick tracy” o “El cuerpo del delito” tuvieron una tibia aceptación, que la actriz pudo superar con el éxito del musical “Evita”, de Alan Parker.

El paso en falso lo dio con “Swept  Away”, el film fue dirigido por el esposo, en ese momento, de la diva, el británico Guy Ritchie. El realizador de “Snatch” no estuvo a la altura de su filmografía anterior, y la interpretación cuestionada de la artista se vio expuesta en pantalla grande. La remake sobre una pareja conflictiva que conviven en un escenario paradisíaco no agradó a la crítica ni a los espectadores. El resultado fue el divorcio del matrimonio y significo el último protagónico de la cantante en el séptimo arte.

 

Steven Segal “Half Past Dead” 

Steven Segal

En los '90, Steven Segal obtuvo sus primeros éxitos con “Hard to kill”, “Out for Justice” y la saga de “Alerta Maxima”.  Pero situaciones controvertidas en el set, sumado a una deficiencia visible en su desempeño frente a cámara, posteriormente lo ubicaron, como protagónico en producciones de bajo presupuesto o, en el mejor de los casos, en papeles secundarios.

El especialista en artes marciales nunca fue una referencia destacada en el mundo de la actuación. En comparación con artistas legendarios, provenientes de disciplinas de combate similares, el actor ni siquiera pudo desarrollar un estilo convincente. El film más destacable para observar las cualidades de su  labor es “Half Past Dead” de 2002.  

 

Sofía Coppola “El Padrino Parte III”

Sofia Coppola

La premiada cineasta de films como "Lost in Translation" y "Vírgenes suicidas" es una de las más reconocidas por su talento detrás de cámara. Sin embargo, tuvo su primer paso taquillero por el cine frente a cámara siendo una bebe bautizada por Al Pacino, personificando a Michael Corleone, en el film “The Godfather”.

 La hija de Francis Ford Coppola tuvo su vuelta en la saga literaria de Mario Puzo al interpretar a la primogénita del clan Mary Corleone en el “El Padrino III”. El papel ideado en principio  para Wynona Rider, que se abstuvo por compromisos contractuales, recayó en Sofía Coppola por decisión de su padre y director del film. El resultado de la cinta está por debajo del nivel de las anteriores, y parte de la prensa señalo a la futura directora como participe necesario.

 

Hayden Christensen “Star Wars: Episode III Revenge of the Sith”

Hayden Chistensen

La química frente al lente es primordial, y no solo para el espectador, ya que al estar compartiendo la pantalla con otros profesionales, todo desatino en el registro expresivo queda expuesto en cualquier película. Algo similar le ocurrió a Hayden Christensen, en su papel de Anakin Skywalker, al estar actuando junto con reconocidos artistas del drama como Natalie Portman, Ewan Mc Gregor y Samuel Jackson.

La carrera de Christensen prosiguió en otros films menos exigentes, pero su paso en la saga de Las Guerras de las Galaxias hace más de 15 años, no fue olvidado por los fanáticos de la franquicia ni para la critica cinéfila.

 

Tommy Wiseau “The Room”

Tommy Wiseau

Considerado como uno de los peores films estrenados comercialmente en los Estados Unidos. The Room fue el primer papel del actor amateur Tommy Wiseau, que financió el largometraje de su propio bolsillo, colocándose como director y productor. La critica catapultó a la cinta como uno de las más infames realizadas en esa década. Paradójicamente, ese dictamen lo transformó en una película de culto.

 La producción es pobre actoralmente en todo el elenco, pero la exposición del prótagonico se destaca del resto. La popularidad de “The Room” del 2003 fue resignificada por el realizador y actor James Franco, al dirigir y estelariizar un “homenaje” a la epopeya del film, con “ The Disaster Artist”.

  

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

Comentarios