Jueves 25 de febrero, 2021

COSTUMBRES | 30-01-2021 10:04

Qué ofrecen y cuáles son los barrios VIP de la costa que están de moda

Las urbanizaciones cerradas están creciendo por efecto de la pandemia. Las particularidades que tiene cada uno.

Se dice que nacieron al compás del crecimiento de los countries alrededor de Buenos Aires. Que después de todo el año viviendo con seguridad privada, a muchos comenzó a darles miedo alquilar casas que sentían más desprotegidas, en calles de tránsito libre. Y así hubo quien vio un nicho y comenzó el negocio. Sea esta la razón o no, lo cierto es que los barrios privados en destinos de playa ya son un negocio consolidado desde hace varios años. Uno con demanda durante todo el año, pero que este en particular explotó en reservas de alquileres y consultas de posibles compras. A continuación, los barrios más requeridos de este nuevo boom inmobiliario.

Seguridad y deporte en barrios VIP

A solo 13 kilómetros de Pinamar, Costa Esmeralda es el proyecto más ambicioso y desarrollado de este estilo, bautizado como el “nuevo destino VIP” de la costa argentina, porque este año se puso de moda y explotó en reservas y compras de propiedades. Sus 1000 hectáreas ofrecen 3200 metros de costa privada, tres paradores, canchas de polo, golf (una de 18 y otra de 9 hoyos), tenis, fútbol, vóley, paddle y básquet, un gimnasio, un sector de cabalgatas y ecuestre, un centro comercial con locales de gastronomía y compras premium, una proveeduría y hasta una capilla. Sus 3600 lotes se dividen en 16 barrios de conexión abierta, cada uno con una impronta distinta: desde los marítimos, más cerca del mar, a los de senderos, entre el clásico bosque de coníferas de la zona, pasando por los que rodean al golf, hay ofertas para todos los gustos y estilos. Por ejemplo, el empresario Alfredo Coto, es uno de los pioneros del barrio cuya propiedad se ubica a pocos metros del mar. Pero la de Costa Esmeralda es una atracción más bien exclusiva, sin famosos a la vista, pero con muchos apellidos tradicionales entre sus vecinos.

 

Costa Esmeralda

“Además de la cercanía con la Capital Federal, a solo 370 kilómetros, Costa Esmeralda se destaca por la seguridad del barrio y la enorme cantidad de propuestas deportivas. También tiene tres paradores que ayudan a mejorar la densidad en la playa”, relata Pancho Mayol, a cargo de Experiencia Costa, un servicio de inmobiliaria premium dentro del emprendimiento. Evidencia de su éxito es que asegura que durante enero la ocupación del barrio ha sido casi del 100%, con un 70% de alquileres y el 30% restante ocupado por propietarios. Para 2021, en tanto, las casas nuevas en obra ya superan las 400, augurando un futuro verano incluso más convocante.

Precisamente al lado de Costa Esmeralda y aprovechando la popularidad de la zona, Northbeach se anuncia como otro complejo de igual categoría. Barrio privado pero de edificios, se emplaza sobre una superficie de 274 hectáreas y mira directo a la playa. “Destina más de un 60% del terreno a espacios verdes y áreas comunes. El espíritu del proyecto es el de preservar la tranquilidad de la zona y la belleza natural que aportan el mar, la forestación y la fauna autóctona”, ilustran desde el emprendimiento. Como parte de sus obras, implantaron más de 15.000 árboles y desarrollaron espejos de agua para sumar al entorno. En el plano del confort, su seguridad privada 24 horas se complementa con canchas de tenis, básquet, paddle, rugby, fútbol, pileta cubierta, gimnasio y vestuarios, así como cancha de golf y clubhouse. Asimismo, proyectan un centro comercial con acceso independiente al barrio y 70 locales comerciales, incluyendo cines y supermercados. Aquí, al igual que en Costa Esmeralda, la premisa es tener todo a mano para poder disfrutar el espacio en cualquier estación del año.

NorthBeach

 

Los barrios más exclusivos

 

También sobre la ruta 11, sin duda una de las más concurridas para este tipo de proyectos, Km314 se presenta como un barrio de “casas de mar”. Con construcciones bajas que le confieren el aspecto de una apacible villa junto al agua, se enclava justo después de San Clemente y seduce con sus dunas y playas casi vírgenes. “Es un paraíso natural con las comodidades de una pequeña ciudad a solo tres horas de la capital”, describen desde el emprendimiento. Esto incluye seguridad las 24 horas, un clubhouse, solárium, pileta semiolímpica, restaurante, sector de juegos, plaza saludable, canchas de tenis, fútbol y vóley. Sus 800 metros de costa propia ofrecen otra virtud de estos barrios frente al mar: la posibilidad de una playa más exclusiva, lejos del amontonamiento de la versión pública y de la clásica postal veraniega.

 

Km314

 

Y si se habla de destinos exclusivos, Bahía de los Moros, cercano a Necochea y en el partido de Lobería, se lleva el primer premio. Creado por el matrimonio de Fernando Mihanovich y María Victoria de las Carreras, debe su nombre a una leyenda que reza que hace muchos años un jinete y un caballo moro descubrieron esta playa virgen mientras se alejaban de los peligros de la zona. Con ese espíritu fundó entonces la dupla este “pueblo de mar”, pura inmensidad de playa y cielo, en el que los permisos aún son contados. De la mano de un arquitecto urbanista y un agrimensor que relevó la topografía e interpretó la morfología del lugar se planeó un desarrollo de mínima intervención sobre el ambiente natural, y por ello les resulta tan importante que quien decida construir y habitar aquí también comulgue con esas premisas. “Se seguirán sumando quienes abracen las ideas de sus fundadores, se enamoren y estén dispuestos a disfrutar con responsabilidad el paisaje que quedó impregnado en los ojos de aquel valiente caballo moro”, sostienen con mirada poética pero firme. Entre otros compromisos de este nuevo núcleo urbano se inscribe el uso moderado de los recursos naturales, la preferencia por energías alternativas, la preservación de la flora y fauna autóctonas y la construcción a favor de la naturaleza. Dado todo esto, en vez de hablar de lotes o parcelas se refieren a “lugares”, porciones de la bahía que fueron diseñadas de forma artesanal buscando que cada terreno entregue una experiencia especial. En este delicado mapa de todos modos no faltan las canchas de tenis y polo, las áreas de servicio y una pista de aterrizaje. Lo que se dice una experiencia completa, que reúne lo mejor de ambos mundos.

 

Bahía de los moros

También te puede interesar

Galería de imágenes

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios