Jueves 26 de enero, 2023

COSTUMBRES | 08-01-2023 00:29

Surf: Por qué cada vez más mujeres lo practican

Viajan en grupo a la costa o al exterior en itinerarios que combinan la práctica con meditación. Una experiencia que cada año tiene más seguidoras.

Se trata del deporte y el entrenamiento pero, sobre todo, de la conexión con el mar. El surf, una disciplina que ha ganado popularidad en los últimos años entre muchas mujeres, ofrece una vía de contacto única con la naturaleza. “Nuestro hashtag es #mujeresalmar y hay algo de ese intercambio de energía que se genera cuando entramos al agua que no solo está bueno experimentarlo, sino además hacerlo de forma consciente”, ilustra Pía Neira, socia de Dela Surf Trips, uno de los emprendimientos pioneros de viajes de surf para mujeres. La conexión en la misma búsqueda es otro de los puntos fuertes detrás del gran movimiento de chicas que se vuelcan al agua.

Surf

Conectar con una misma

Nacido en 2017 de la mano de Pía Neira y Dolores Lanusse, la entrenadora de esta dupla, Dela se inició siguiendo la idea de otros viajes de surf para mujeres que se hacían en el mundo, pero que aún no eran muy vistos en Argentina. De hecho, Pía se estaba yendo a uno cuando le comentó la idea a Dolores, y en una charla de playa decidieron iniciar el emprendimiento. Su primer viaje fue a Florianópolis y hoy también llegan a Buzios y Máncora y hacen versiones más cortas a Chapadmalal, donde ambas residen. En sus itinerarios imparten clases por la mañana, bien temprano, con devoluciones de la práctica vía videocoaching para pulir la técnica; una alimentación fresca y saludable y clases de yoga. Su público es sumamente diverso, desde 18 años a mayores de 50, con o sin hijos, pero siempre unidas por el denominador común de ser mujeres curiosas que “le dedican tiempo a sus inquietudes y sus propios deseos”.

Surf

Es que aunque el surf ganó mucha visibilidad en los últimos años (convertirse en deporte olímpico fue una de las claves), el auge de este tipo de viajes femeninos también tiene que ver con la tendencia de tomarse un tiempo personal de exploración. “Creo que el surf llama la atención no solo por lo divertido que es, sino porque es todo un estilo de vida. Es un espacio súper nutritivo para una mujer que está en la búsqueda de una conexión consigo misma o de una nueva experiencia”, apunta Neira, quien agrega que involucra un gran proceso de aprendizaje sobre la tolerancia a la frustración y la exigencia personal. “Muchos dicen que es como una meditación en movimiento, porque no se puede hacer otra cosa que estar en ese momento. Por eso colabora mucho con situaciones de ansiedad o estrés”, describe.

Surf

De esa misma búsqueda nació Surferas Argentinas, el emprendimiento de Moira Gil, quien hace cuatro años, tras tener a su hijo, sintió una necesidad muy fuerte de volver a sí misma. “Sentí que había dado todo y necesitaba una reconexión”, recuerda. Y mientras caminaba con el cochecito por las calles de Mar del Plata, se cruzó con el mar y recordó su esencia: había pasado sus últimos 10 años viviendo en Estados Unidos y al mando de una escuela de surf con la que hacían retiros de surf y yoga para mujeres. “Publiqué en Facebook una convocatoria y así comenzaron las rondas”, cuenta Gil. Entre amigas surferas y otras profesionales armaron equipo para ofrecer vivir el surf “con ojos de mujer”.

Surf

¿Qué implica? Que se integra con otras actividades que lo complementan para un bienestar general, como yoga y meditación con voz y sonidos. Además se basa en un incentivo mutuo y grupal. “En la ronda que hacemos y nos caracteriza nos miramos a los ojos y nos reconocemos como iguales. No competimos ni comparamos, nos empoderamos”. Realizan clases especiales de tres horas, retiros y viajes por distintas partes del país y en 2023 también están planeando uno al exterior. Además, sumaron clases para niños y toda la familia y en febrero estarán realizando el cuarto festival Surferas Surf Day, con clínicas gratuitas para mujeres, clase de yoga, música y arte y un desayuno saludable.

Sobre tablas

Ganesha Surf & Yoga Trip es otro emprendimiento que une el amor por las tablas y el agua con la práctica del yoga, sumando además una alimentación saludable para generar un estilo de vida completo. Una forma de vivir que era la de sus creadoras, Carolina Moreno y Loly Gómez Romero, y que quisieron compartir al mundo. “Primero fue con amigos y conocidos, con el tiempo fue creciendo y haciéndose cada vez más grande e inclusivo. Hoy hacemos entre 10 y 12 viajes por año de unas 20 personas cada uno”, ilustran las socias. De marzo a diciembre, su propuesta son 7 días en Brasil con alojamiento a metros del mar y con comidas, traslados, clases de surf y prácticas de yoga todos los días. También suelen incluir actividades como paseos en “stand up paddle”, baños en cachoeiras y trekking a playas desiertas, así como asesoramiento en alimentación consciente y estilo de vida saludable, para que las viajeras puedan volver a casa y seguir incorporando hábitos que mejoren su salud.

Surf

“El surf y el yoga son disciplinas que nos ayudan a conocernos mejor, a desafiarnos y a superar dificultades. Lo que aprendemos en el mar después se incorpora en la vida diaria”, ilustra Carolina. Por eso su propuesta se fue ampliando y hoy reciben tanto chicas en sus 20s como señores de +60, solos, en grupo o en pareja, pero siempre con espíritu aventurero. “Se generan muchas amistades que después trascienden el viaje y siempre vuelven”, cuenta la dupla.

El “stand up paddle”, familiarmente conocido como SUP, es otra disciplina que nuclea muchas mujeres en su práctica. Desde hace 10 años, Lorena Barbero, tres veces campeona de este deporte en todas las disciplinas y profesora de pilates, está al mando de Chicas al Agua, un emprendimiento de Mar del Plata que ofrece clases para todas las edades, y que aunque nació con el foco femenino también recibe hombres y niños. Con un mar especialmente tranquilo, la escuela está ubicada en la playa Las Toscas, aunque Lorena indica que cualquier espejo de agua es válido para practicar este deporte.

Surf

“Se creó una comunidad de mujeres, todas trabajamos y tenemos otras profesiones, pero buscamos el mar como deporte, como hobby, como salud, como bienestar, para sentirnos bien”, sintetiza Barbero.

Galería de imágenes

En esta Nota

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios