COSTUMBRES | 02-09-2021 15:00

Unboxing: los regalos de moda vienen en cajas

La sorpresa de abrir un cofre con objetos inesperados, pensados en exclusiva para el homenajeado, es el efecto buscado en los obsequios de hoy.

Traen de regreso la capacidad de asombro. Al recibir estas cajas, es imposible saber qué hay dentro, porque las opciones son tan amplias como los gustos del regalado. Y así, generan una sorpresa genuina y reivindican la verdadera emoción tras recibir un presente. Tal vez por eso, las cajas con kits de regalos para recrear una experiencia son el último furor de consumo, y los emprendimientos que las realizan afilan cada vez más su creatividad.

Con todos los sentidos 

Una de las propuestas más interesantes las trae Qué Habrá, un proyecto que nació a manos de tres amigas en plena cuarentena. Si bien hacía un tiempo que les rondaba la idea, sintieron que el aislamiento profundizaba la necesidad de estar cerca mediante un gesto especial. “No había abrazos ni besos y todo se volvió más frío a través de las pantallas. Quisimos ofrecer una alternativa para volver a conectar con la ilusión de recibir un regalo y toda la sensación que eso genera”, relatan Silvia, Guadalupe y Alejandra, creadoras.

Cajas de regalo Qué habrá

En ese camino, concibieron sobre todo una experiencia sensorial. En sus boxes, los productos están pensados para incentivar una percepción diferente a través de cada sentido. Entienden que son lo primero que nos conecta con el mundo, y por eso juegan con aromas, visuales y sonidos, entre otros. “Pero no lo hacemos en forma aleatoria: cada gift box tiene su propia narrativa donde contamos el concepto, por qué y para qué elegimos cada producto”, relatan. Un claro ejemplo es su caja Mamma Mía!, con elementos pensados para la futura madre o la etapa del puerperio, incluyendo un fular para sentir bien cerca al bebé, una almohadilla de hierbas para usar con frío o calor, una meditación guiada para conectar con ese momento especial, un diario del embarazo o cuaderno pediátrico y una botella recargable. Sus propuestas rondan entre los $ 5000 y los $ 6400.

Curaduría

Pioneras en el rubro, las socias detrás de Rabbit Boxes llevan cuatro años solucionando el eterno dilema de qué regalar. De hecho, el emprendimiento nació de la propia necesidad. “Teníamos que hacer un regalo a un amigo y empezamos a pensar las cosas que le gustaban. Le encantaba el asado y un cuchillo nos pareció poco, así que empezamos a armar un mix de cosas relacionadas y nació nuestra primera box”, relatan Delfina Detry y Belén Martínez Christensen. Hoy esta creación no solo sigue vendiéndose, sino que además está en su top 5, ya que resuelve en muchos casos el target masculino, no tan sencillo de agasajar. Eso sí, en la variedad está el gusto: hay 12 cajas distintas bajo esta categoría. Mientras una incluye un par de guantes de cuero y un cuchillo de acero al carbono con mango de hueso y madera, otra propone tres tablas de madera, un cuenco, seis pinchos para copetín y un set de asado con cuchillo, tenedor, afilador y una provoletera. Otras cajas que rankean bien son la spa y la copetín box.

Rabbit Boxes

El éxito de su propuesta parece residir en dos puntas. Una, la enorme amplitud de sus precios, donde hay cajas desde $ 2600 a $ 42.000 (en este caso, con un whisky de 15 años y una bufanda de baby alpaca), pero sobre todo el valor de sus creadoras como curadoras exquisitas. “Se trata de nuestras manos, nuestro gusto y mucho de todo lo que hemos vivido y recorrido”, detalla la dupla. Además, aseguran ser buenas lectoras de las necesidades de sus clientes, y así ser muy veloces para crear nuevas cajas y redefinir permanentemente el concepto de “unboxing” (la experiencia de la apertura en sí misma). “Estas boxes ofrecen la adrenalina de algo totalmente inesperado y único, nos remiten a la inocencia de abrir regalos como cuando éramos niños”, ilustran.

Para ellas

Aunque existían desde antes, lo cierto es que la cuarentena potenció exponencialmente estos emprendimientos. No solo porque hizo crecer y naturalizar la compra online, sino porque permitió encontrar una expresión de cariño a la distancia, regalando un objeto atractivo pero también misterioso y por ende, lleno de ilusión. “Decimos que ofrecemos felicidad garantizada”, se enorgullece Sofía Ferreira, creadora de The Perfect Gift, que desde 2019 ofrece cajas que se proponen encontrar el regalo ideal para cada persona. Y como esa es una apuesta ambiciosa, la renovación de ediciones y temáticas es constante. La de home office, por ejemplo, fue tan requerida que está agotada. Otras se mantienen exitosas a través del tiempo: más allá de las estacionales para “días de”, aquellas temáticas sobre películas y series, como Harry Potter, Star Wars, Greys Anatomy y Friends se ubican en el pedestal de ventas. El rango de precios va de $ 2600 a $ 6300.

The perfect gift

Con propuestas dirigidas también a niños y adolescentes, este tipo de consumo parece ser sin embargo una inclinación sobre todo femenina. Ferreira lo confirma y duplica la apuesta: “somos un emprendimiento pensado, dirigido y gestionado por mujeres. Apoyamos mucho a otras emprendedoras locales y armamos cada giftbox de manera artesanal, pudiendo estar presentes hasta en los detalles más pequeños”.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios