Martes 6 de diciembre, 2022

CULTURA | 02-11-2022 08:12

Cómo se hizo “El Diario del Juicio” sobre el que se basó "Argentina, 1985"

Documento único, publicado por Editorial Perfil en 1985, sirvió de base para la redacción del film que dirigió Santiago Mitre.

“Porque la historia es el prólogo del mundo que heredarán nuestros hijos”, fue la frase de presentación de “El Diario del Juicio”; un Número Cero que explicaba por qué Editorial Perfil había decidido producir ese documento único, para registrar un evento excepcional.

Desde el 27 de mayo de 1985 hasta el 28 de enero de 1986, “El Diario...” cubrió en 36 ejemplares las audiencias del Juicio a las Juntas. La propuesta era recoger en versión taquigráfica el contenido de las audiencias, cotejarlas con las actas oficiales y volcar en el papel los principales testimonios de cada sesión.

Cada ejemplar contenía un pliego central de 24 páginas con las declaraciones del Juicio y ocho páginas más con notas relevantes de actualidad, en relación a los sucesos que se producían en los Tribunales. Las páginas periodísticas de “El Diario...” recogieron opiniones, columnas y entrevistas de las más importantes personalidades del momento. Hasta un jovencísimo Alberto Fernández fue columnista de la publicación.

Diario del Juicio

La experiencia por dentro

La redacción estaba compuesta por Marcelo Pichel (Jefe de Redacción), Alberto Amato (Secretario de Redacción) y los periodistas Carlos Cabeza Miñarro y Rodolfo Zibell.

“Cuando me dijeron que tenía que cubrir el juicio, yo no tenía demasiadas expectativas, porque me sacaban de mi función de Secretario de Redacción de La Semana”, cuenta a NOTICIAS Alberto Amato, periodista con una larga trayectoria en Clarín, posterior a su participación en “El Diario...”.

“Pero después de la segunda audiencia no quería hacer otra cosa. Ver al poder judicial funcionando en una Sala de Audiencias, con testigos, con fiscales, defensores, secretarios, era un espectáculo muy esperanzador, en una época en que las esperanzas habían anidado fuerte en la sociedad argentina”.

Alberto Amato

El trabajo cotidiano en las audiencias no fue fácil para la redacción. Muchas veces los compañeros se reemplazaban cuando lo que habían visto o leído ese día, había calado hondo en el ánimo de alguno de ellos.

“El testimonio de Adriana Calvo de Laborde, que es obligada a parir en un patrullero y luego obligada a limpiar todo (el testimonio está en la película) fue dramático, extraordinario; le hizo decir a Strassera 'acabo de ganar el juicio'”- cuenta Amato a propósito de esos momentos en que los testigos conmovieron a todos-.

También fue fuerte el testimonio de Claudio Tamburrini, que sobrevivió a la Mansión Seré, en Ituzaingó. Estaba exiliado en Estocolmo, haciendo un doctorado en Ética. Creo que parte de sus ideas aparecieron en el alegato del fiscal Strassera. O la palabra de Víctor Melchor Basterra, que sacó las fotografías de todos los represores de la Esma, a escondidas, en su calzoncillo y a riesgo de su vida”.

Diario del Juicio

Los cuatro miembros de la redacción escribieron, en el último número, su propio testimonio sobre el Juicio y su opinión sobre la sentencia. “Tomar conciencia, colectivamente, de que todo eso pasó, de que esos nueve señores realmente tuvieron ese poder, y lo ejercieron, de que el terror fue el sistema aplicado contra todos y, finalmente, que eso no tiene que volver a suceder nunca más, es lo trascendente”, dijo el Jefe de Redacción, Marcelo Pichel, en ese texto final titulado “Sólo justicia, por favor”.

Diario del Juicio

El juicio me hizo cambiar la concepción que yo tenía del periodismo -concluye Amato hoy-. En la nota que escribimos en el último número ya declaro que, después de lo que había pasado en el país y de lo que había escuchado, el periodismo que yo hacía (aunque lo hacía con veracidad y con honestidad) no tenía más cabida en mi vida profesional. Pese al horror, esa es una deuda que yo tengo con el Juicio a los comandantes”.

 

 

 

 

 

 

 

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Adriana Lorusso

Adriana Lorusso

Editora de Cultura y columnista de Radio Perfil.

Comentarios