Domingo 25 de febrero, 2024

CULTURA | 30-01-2024 07:53

Pablo Bernasconi: "Nos toca defender a la cultura con cultura"

Es uno de los ilustradores más admirados de Argentina, multipremiado en el mundo. Su desafío es crear obras que amen los grandes y los chicos.

Es uno de nuestros grandes artistas, autor de algunos de los libros infantiles más bellos que se han editado en Argentina. Pero no solo eso. Además, Pablo Bernasconi ilustra habitualmente con sus dibujos y collages, las páginas de algunos de los más importantes medios de comunicación del mundo.

La lista de sus premios es interminable. Entre otros, ha sido finalista del premio Hans Christian Andersen (considerado el Nobel de la literatura para chicos) y ha recibido diez galardones por su excelencia de la SND (Society of Newspaper Design).

Desde su profesión inicial, el diseño gráfico, saltó hace muchos años al dibujo; para animarse, más tarde, a escribir sus propios libros. Tiene títulos y personajes inolvidables para los niños, editados por las más importantes editoriales de Argentina y traducidos a decenas de idiomas.

Pablo Bernasconi

Pero su público no es exclusivamente infantil. Hace un tiempo, abrió una galería de arte en Bariloche, ciudad en la que vive, y allí expone sus obras “para adultos”. De hecho, su carrera como artista está tomando tal impulso, que “algunos me conocen más por estas obras que por los libros infantiles”, declara.

Su imaginación parece no tener límites. A crear lo ayuda tanto navegar a vela por los lagos del sur, como leer a alguno de sus poetas favoritos. Fanático de la literatura, la naturaleza y la música, según explica, sólo se trata de “generar una mirada creativa sobre el mundo”.

De sus técnicas, su mensaje y su relación con la cultura, charló con nosotros. Aquí, los momentos principales de esa conversación.

NOTICIAS: Hay inmensos ilustradores que no siempre reciben el mismo reconocimiento que los artistas visuales tradicionales. ¿Lo siente así?

Pablo Bernasconi: Es cierto que la carrera de ilustrador, como oficio, está basada en la implementación en medios de comunicación o en publicidad, en una mirada hacia su lector. En cambio, la carrera de un artista de bellas artes suele ser más arbitraria, es una expresión que no está relacionada con una industria. Por eso me parece que se ha vapuleado mucho el oficio del ilustrador frente al del pintor o el escultor. El ilustrador es un artista hecho y derecho que trabaja con los mensajes. Está sumergido en un contexto, generando una opinión que no va a ser solo introspectiva.

Pablo Bernasconi

NOTICIAS: Sus imágenes más características incluyen dibujos, pinturas y collage, ¿Cómo es su proceso de creación?

Bernasconi: Es un proceso muy híbrido. Hay una parte digital, que después paso al papel. Ahí ingresa el collage. Hay cosas que pinto y rodeo con alambre. Eso lo fotografío y lo paso de nuevo a la computadora. Vuelve al papel y lo empiezo a pintar con acrílicos, lápiz, pasteles. Es una mezcolanza que se va enchastrando a medida que avanza la obra.

Pablo Bernasconi

NOTICIAS: Usted también escribe. ¿Cuándo empezó a hacer los libros completos?

Bernasconi: Hace 25 años que escribí mi primer libro. Porque ilustraba a autores que no terminaban de convencerme. Y pensaba: “creo que esto lo puedo escribir yo también”. También había historias que quería contar y no me topaba con nadie que las pudiese escribir. De a poquito empecé a animarme. La forma en que escribo tiene mucho que ver con la forma en que ilustro. En ella interviene el humor, el doble sentido, la metáfora. Y esa alquimia que genero entre el texto, la ilustración y el diseño (también diseño mis libros) es muy orgánica.

Pablo Bernasconi

NOTICIAS: Es muy interesante que sus libros para chicos no dejan a los grandes afuera.

Bernasconi: Siempre entendí que los libros infantiles, en realidad, eran libros dedicados a las familias, que les leen a los niños cuando no saben leer y acompañan la lectura cuando ya pueden leer. Para mí es indispensable que la madre, el padre, la tía, la abuela, disfruten de la lectura de la misma forma que el niño o más. Porque ese contagio de una tía que le lee a su sobrino es inolvidable. Yo recuerdo a mi madre cuando me leía cosas que le gustaban a ella, María Elena Walsh o Julio Cortázar. Recuerdo cuánto disfrutaba y eso me hizo amar la literatura. Muy diferente es cuando vos te estás sacando eso de encima. Es muy dañino para la relación que va a tener el niño con la literatura entender que alguien que vos querés no quiere los libros.

Pablo Bernasconi

NOTICIAS: ¿Qué le gustaría que los chicos guarden de sus libros? ¿Qué idea, qué sentimiento?

Bernasconi: La curiosidad. Para mí es lo más importante. Las preguntas, en la infancia, son los motores más potentes que van a tener esos niños cuando se sigan desarrollando y generen su profesión o su oficio. A veces esa curiosidad se extingue en los adultos, porque te cansa, porque te hastía, porque te golpeó la vida. Por mi experiencia sé que la curiosidad es lo que me sostiene para que seguir avanzando, buscando y equivocándome.

Pablo Bernasconi

NOTICIAS: ¿Qué cambia cuando trabaja para adultos?

Bernasconi: El mecanismo es igual. Construyo metáforas e imágenes a través de capas. Esas capas se van mezclando entre sí y generando una multiplicidad de sentidos. Lo que cambia es que los guiños tienen a veces una mirada un poco más amplia en lo cultural. Como hago los libros para niños incluyendo a los adultos, hago los libros para adultos incluyendo a los niños.

Pablo Bernasconi

NOTICIAS: ¿En qué está trabajando en este momento?

Bernasconi: Hay un personaje que yo creé, el capitán Arsenio, que es un inventor que vive en la Patagonia, en el año 1780. Se ocupa de inventar las máquinas que hoy vemos, como los aviones o el horno de microondas; de una forma muy imaginativa y con cero recursos. Es bien argentino. Salieron dos libros del capitán y yo me negué durante mucho tiempo a hacer otro. Ahora estoy haciendo una precuela. Es un libro complejo porque el personaje va a inventar máquinas que la humanidad nunca logró. Ahora estoy investigando cómo construir una máquina del tiempo.

Pablo Bernasconi

NOTICIAS: ¿Qué producciones artísticas lo inspiran?

Bernasconi: Me alimento de la literatura, la música, la poesía. Además tengo una relación muy cercana con la naturaleza. Me gusta navegar. Me gusta todo lo que sea deporte sin motores. Soy piloto de planeador. Es mucho más tangencial y mucho más profundo el efecto que produce esa relación casi hipnótica con la naturaleza, que estar buscando cosas directamente relacionadas con lo que estás haciendo.

NOTICIAS: Hoy la creatividad, en los jóvenes artistas, es amenazada por la necesidad de alcanzar el reconocimiento, la celebridad.

Bernasconi: Eso es muy dañino para cualquier manifestación artística. Estar atento a lo que diga al otro y si al otro no le gusta, cambiar, es terrible. Y las redes alimentan eso. Y peor todavía, cuando al otro le gusta lo que hacés y seguís haciéndolo por eso. Ese testeo instantáneo de “likes” es muy peligroso. Yo jamás leo los comentarios de las cosas que publico, nunca. Soy humano, si los leyera entraría en un agujero negro.

NOTICIAS: La cultura está viviendo hoy un momento especial, en que sus protagonistas se sienten amenazados. ¿Cuál es su reflexión respecto de lo que significa proteger la cultura para los chicos, para los que vienen?

Bernasconi: Definitivamente, entiendo que la educación y la cultura necesitan de un apoyo del Estado; de una mirada en donde el Estado, con las mejores intenciones, abogue por las personas a las que no les llega la cultura. El FNA (Fondo Nacional de las Artes), el INCAA, el INT (Instituto nacional del Teatro) y el INAMU (Instituto Nacional de la Música), fueron siempre pilares. Yo lo sé porque he sido jurado en esas instituciones. Impulsaron carreras que de otra forma no hubiesen existido y nos hubiésemos perdido manifestaciones maravillosas. Dicho esto, también entiendo que en momentos de oscuridad, la cultura se eriza y genera manifestaciones inolvidables y trascendentales. Lo que nos toca ahora es defender a la cultura con cultura.

Galería de imágenes

En esta Nota

Adriana Lorusso

Adriana Lorusso

Editora de Cultura y columnista de Radio Perfil.

Comentarios