Sunday 14 de July, 2024

CULTURA | 07-06-2023 13:22

Gustavo Cerati: Biografía musical del "hombre alado"

El escritor y periodista Sergio Marchi publicó “Algún tiempo atrás. La vida de Gustavo Cerati”, su último libro, en el que narra la vida del emblemático músico argentino.

“Yo no busco, encuentro”, son las palabras que Sergio Marchi utiliza para sintetizar y describir la minuciosa labor investigativa que se refleja en el libro “Algún tiempo atrás. La vida de Gustavo Cerati” (Sudamericana). El escritor y periodista, de vasta trayectoria en diversos medios, siempre estuvo ligado al mundo de la música y fue testigo directo del crecimiento y desarrollo del rock argentino desde principio de los 80 en adelante.

Desde sus días radiales en Rock and Pop y su paso por la gráfica en publicaciones como Rolling Stone, Marchi se estableció como un referente periodístico de la cultura musical emergente, que se expandió a medida que sus escritos llegaron a venderse en las librerías. “No digas nada. Una vida de Charly Garcia” (1997), “El rock perdido. De los hippies a la cultura chabona” (2005), “Pappo. El hombre suburbano” (2011) y “Spinetta. Ruido de magia” (2019) son algunos de los títulos de sus nueve libros hasta ahora publicados. Esta labor le valió el reciente reconocimiento de ser nombrado “Personalidad destacada de la cultura” por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Gustavo Cerati

El autor decide, en su última obra, encarar la vida de una figura emblemática de la música, que marcó con su estilo a varias generaciones: Gustavo Cerati. Sin dudas, el cantante y guitarrista fue uno de los músicos de rock de mayor proyección internacional. En ese aspecto, Marchi indaga sobre el detalle y el testimonio para reconstruir la vida del ex Soda Stereo, tanto en su faceta profesional como personal. Una figura luminosa, compleja e imborrable que se arma, como un rompecabezas, a fuerza de múltiples entrevistas y recuerdos.

En diálogo con NOTICIAS, Sergio Marchi redescubre a Gustavo Cerati. Mítico, y a la vez, absolutamente real, nos muestra al “hombre alado” de carne y hueso.

NOTICIAS: En su libro menciona los gustos de un joven Gustavo Cerati, que tenía como referentes a bandas británicas de rock sinfónico y progresivo como Yes, Génesis y Pink Floyd entre tantas otras ¿Cómo cree que vivió esa transición de sus gustos de joven a su etapa musical inicial en la new wave?

Sergio Marchi: Considero que es la historia también de una generación, porque a mí me pasó algo bastante parecido. Yo escuchaba todas esas bandas. Los discos salían y tanto esas como otras bandas andaban por ahí. Después vino el jazz rock que viene un poco por el lado de los músicos. Todos los que éramos músicos apuntamos por ese lado del jazz rock, que se transformó en una música muy “cabezona”. Pero cuando descubrís el swing que tiene The Police y la simpleza con que lo hacían, y entendés que hay otro mundo por ahí que es el reggae, eso hizo que todo cambie. Por lo pronto, a Gustavo le pasó más o menos eso. Es un cambio natural. Si vos tenías la oportunidad de ver a The Police en vivo, era imposible que te dejaran con la misma estructura cerebral que tenías antes del concierto.

Sergio Marchi

Noticias: ¿La influencia del rock británico era primaria con respecto a otros estilos musicales?

Marchi: A Gustavo le gustaba el rock, si era británico o americano, no creo que fuera diferente. Lo que pasa es que los británicos en los ochenta estaban muy fuertes. Y si había un montón de bandas que acá no se editaban, no llegaban, y que eran muy interesantes, y ellos lo pudieron presenciar de primera mano cuando se fueron en el 86 a Gastonbury. Entonces ahí vieron a Simple Minds, pienso que tomaban cosas de ahí, pero no a modo de copia, sino a modo de influencia, de ver qué es lo que está pasando y qué cosas de ahí te sirven para tu propia música. Gustavo siempre seleccionaba cosas de distintos lados, pero no es que iba a copiar ahí milimétricamente, sino que se dejaba influir por la música.

Noticias: ¿Eso lo encontró en otros músicos ya consagrados dentro de la música nacional?

Marchi: En todos, en todos los músicos y sobre todo en los que dicen que no. Gustavo Cerati fue uno, dentro del rock, que apostó a la electrónica y a una especie de híbrido de rock electrónico. Algo que no se sabía bien que era, que después los Redonditos de Ricota fueron para ese lado, cuando comienzan a grabar “Ultimo bondi a Finisterre” y “Momo Sampler”. Ahí ellos se amigan con las máquinas, llegaron un poco tarde, pero van también para el mismo lado. Cada uno con su impronta.

Gustavo Cerati

Noticias: ¿Encontró algo, durante su investigación, que transformara su mirada sobre Gustavo Cerati?

Marchi: Lo que tenés, por más que te especialices en rock, es una visión borrosa de un objeto artístico. Y cada uno de los estímulos te va enfocando la lente y vas viendo que además de eso que veías, hay otros elementos. Pero no te diría que vi nada así, que fuera diferente de lo que yo pensaba. Porque al conocerlo a Gustavo, más o menos, sabes con lo que te vas a encontrar. Sí, había una riqueza de detalles que yo no tenía y que era lo que buscaba. Yo busqué todo el tiempo cosas que nadie hubiera encontrado y se había que ver si las podía encontrar, pero bueno aparecieron y te aparecen en boca de todos, cada uno me dice te va dando algún detalle, más allá de que vos tenés entrevistas que son mejores que otras.

Noticias: Antes de escribir el libro, ¿Tenías una idea de qué quería buscar en Cerati?

Marchi: Yo no busco, encuentro. Me encontré con un Gustavo mucho más amplio de lo que yo creía en algunas cosas, también con algunos lados que bueno, era… no por nada lo llamaban “El Jefe”, era muy riguroso, había que seguir el tren y era bastante cabeza dura, pero los artistas que tienen una visión lo son. Por ejemplo, yo charlaba mucho de música con él y me sorprendió que escuchara a Deodato, que es un músico de jazz brasileño, que yo escuché por accidente porque me compré un disco y después con el tiempo me encontré con que Gustavo también escuchaba Deodato. Sin embargo, él escuchaba un montón de música que a lo mejor no tenía nada que ver con el rock, incluso su apertura hacia lo electrónico, donde él se nutría. Era un tipo muy inquieto al escuchar música. Y eso no te digo que me sorprendió, pero vi la amplitud que tenía ahí.

Charly Garcia y Gustavo Cerati

Noticias: ¿Qué posición ocupaba dentro de esa cosmogonía del rock nacional con relación a sus pares, a los músicos de esa época?

Marchi: En los 80, Soda Stereo era como esa estrella, que vos decís, es una estrella fugaz y que permaneció. Podías pensar que era un cometa a lo mejor, pero no, es una estrella que encontró su lugar y se fue haciendo cada vez más grande. Y en los 90, cuando se hace solista, te das cuenta de que es una estrella muy particular que tiene un montón de otras cosas que liberaba, brillaba igual o más fuerte aún. La carrera de Gustavo como solista fue extraordinaria, pero no había que ser un visionario para darse cuenta de lo que iba a ser. El tipo tenía un talento manifiesto que no hizo otra cosa que crecer desde que se estabilizó su banda y sacó su primer disco. Y bueno, y no hubo quien pudiera seguirlo y creo que parte de eso tiene que ver con el conflicto con Soda Stereo, ¿no? Era difícil seguirlo y él a veces hacía sentir esa diferencia.

Noticias: ¿En esa época también crece esa famosa rivalidad con los Redonditos de Ricota? Vos mencionás que viene derivado del fútbol.

Marchi: Es una rivalidad que fue impuesta más que nada. En el ADN argentino existe la dualidad, al principio fueron unitarios contra federales, después fueron peronistas contra radicales y el Boca River siempre existio. Yo no creo que ni Soda Stereo ni los Redondos hayan vivido esa rivalidad con tanta pasión como los públicos, sobre todo el público ricotero que necesitaba ponerlo a Gustavo en un lugar que no correspondía y que era falso, como el de un tipo pop, cheto, plástico, frío. Pero todo eso comienza cuando muere Luca Prodan y comienzan a cantar "que se muera Cerati". Entonces, eso coincide con la futbolización, coincide con un momento en que la Argentina que deja de hacer como cierta buena letra y en eso también el rock es un reflejo de la sociedad. Cuando ya la cosa del 88 en adelante socialmente no funciona, ahí entra una bola de aire que intoxica el rock y que forma también esas trincheras. En los 80, la verdad, es que estábamos todos juntos.

Soda Stereo

Noticias: Un culto que Cerati, y también en los ochenta y noventa lo hacía Soda Stereo, era el cuidado de lo estético a nivel escénico. Eso era un valor agregado que en muchas bandas del rock barrial no llevaban a cabo. Sin embargo, Cerati lo sostenía y estaba ahí presente siempre.

Marchi: Totalmente. Un grupo que se preocupa por la estética, por la imagen, por dar un buen show, siempre me parece que es algo admirable. Es verdad que las bandas de rock barrial no le daban importancia a eso, pero también era un modo de tener imagen en esa actitud. La de no tenemos imagen, somos iguales que vos, es una imagen cuidada y proyectada tanto como la de Soda o la de Gustavo. Pero Gustavo le metía mucha producción, "craneaba" el show, eso sí, lo planeaba, buscaba gente, buenas ideas y los dejaba hacer también. No era que él iba con una idea y tenía que hacerse lo que él decía, sino que se le proponían cosas y él las tomaba. Eso siempre me parece un valor agregado. Que alguien se preocupe porque además de sonar bien la música se vea bien, me parece que es un atributo del rock sin lugar a dudas. Y eso aparece con el glam.

Noticias: ¿Algún proyecto para más adelante?

Marchi: Siento, por un lado, que esta es la última biografía grande, después de Charly, Pappo, Spinetta y Cerati. Sí, sé que quiero escribir ficción y que tengo ganas de libros a lo mejor más livianos, que no te insuman tres años, pero realmente es como Gustavo Cerati decía que “para llenarse primero se tenía que vaciar de todo el proceso de lo que fue algún disco y después podía volver como a pensar o a encontrar ideas que nos llevaran a un nuevo proyecto”. Yo estoy más o menos en la misma.

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Gustavo Winkler

Gustavo Winkler

Redactor.

Comentarios