Tuesday 21 de May, 2024

CULTURA | 13-03-2023 14:01

Una noche en Paladium: ¿cómo será el evento que revivirá la clásica discoteca de los '80?

Desde Gustavo Cerati a Alberto Olmedo, muchos famosos bailaron en la pista de este mítico boliche. El 18 de marzo todos podrán revivir la experiencia y ser parte de un documental.

“Paladium lo tengo presente desde que tengo conciencia. Fue un proyecto impulsado por Juan Lepes, el padre de la cocinera Narda Lepes, junto con mi padre José Luis Novick, uno de los socios fundadores. Pero en mi casa no se hablaba mucho del lugar, es como si hubiera sido parte del pasado al que no se volvia. A medida que fui creciendo me di cuenta de que habían pasado muchas cosas en Paladium y que nadie las había contemplado y, alrededor de diez años, comencé la investigación”, recuerda el cineasta Francisco Novick, director del proyecto documental “Una noche en Paladium”.

El mítico boliche, insignia de la vida nocturna de la década de los 80, revivirá el próximo sábado 18 de marzo en el Complejo Art Media, ubicado en Avenida Corrientes 6271 de la ciudad de Buenos Aires. En el amplio espacio del barrio de Chacarita, se llevará a cabo un evento en que los concurrentes de la discoteca de los 80, los djs y varios artistas y referentes de la cultura y del jetset de aquella época, asistirán a las instalaciones, como un viaje temporal en el recuerdo.

Charly Garcia

El evento, además de desarrollarse con las performances y la música de aquella época del nacimiento de la democracia, también será el principal set de filmación del documental “Una noche en Paladium”. La producción cinematográfica será desarrollada por el equipo de Colectivo Rutemberg, con apoyo del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), y los concurrentes e invitados que deseen asistir podrán ser protagonistas del documental audiovisual.

Paladium es el templo de la noche porteña que está enterrado. Se ha hablado de muchos espacios como Cemento, el Parakultural o Café Einstein, pero Paladium tenía ciertas cualidades que lo distinguía bastante del resto. Cuando comencé la investigación no había crónicas y nadie que analizara la noche porteña. Había que hacer un documental e ir a los protagonistas. Los fundadores no eran empresarios de la noche, ni artistas como Chabán, eran un grupo de amigos que vivían en el Bajo. Esa ubicación, en ese momento, estaba más viva que ahora, pero el barrio era bastante sórdido de noche, había algunas oficinas y lo que quedaba de la movida del Di Tella de los 70”, explica Novick.

Charly Alberti y Pappo

“La estética de Paladium, en esa época, lo definía como el lugar más grande del under, donde se cruzaban los famosos de la televisión. Tenía una onda particular que permitía que estuvieran 'Las gambas al ajillo', con Verónica Llinás y Alejandra Fletchner, junto con Guillermo Vilas y Alberto Olmedo, era una fauna amplia y diversa. Tenía una apertura a la disidencia, que si bien no era un lugar LGTB, estaban aceptados y convivían diversas tribus en forma armónica. En otros sitios no era así”, añade el realizador.  

El cambio de época de cómo se vivía la noche en los '80, influyó en su dueño Juan Lepes. Inspirado en el movimiento “new wave” neoyorquino y británico. El propietario apostaba a una elegancia decadente, trash pero prolija, en su apertura de 1985. En la inauguración se pensaba como un lugar de recital de bandas emergentes como Soda Stereo o Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, pero el público concurrente empezó a utilizar al espacio como pista de baile.

Fito Paez

En plena “primavera alfonsinista”, había cierta idea de cambio de paradigma cultural que se diluyó en un par de años y cambio, rotundamente, en los '90. Novick lo detalla: “Cuando me puse a buscar archivo para ilustrar los testimonios me di cuenta de que no había. Primero creí que la gente en esa época había vivido tan intensamente la noche que no se les había ocurrido filmarlo. Sin embargo, Jorge Dorio lo explica dando a conocer que había un código en Paladium que invitaba a que no hubiera registro. En Cemento, había tribus que defendían su identidad y la promovían grabándose, en cambio, en Paladium, había tal apertura a la diversidad que no hacía falta. Todas las tribus convivían allí y no era necesario ese registro”. 

Uno de los enigmas que el documental, y del evento, es tratar de resolver la curiosidad de cómo era el lugar. Desde lo espacial a lo estético, el mismo realizador del film tuvo que entrevistar al arquitecto que diseñó la discoteca para poder responder a la incógnita. Esa es la semilla por la que se vinculan la propuesta de revivir “Una noche en Paladium”, en la que el público puede ingresar adquiriendo entradas anticipadas por Passline, el sábado 18 de marzo. Y también, en pantalla grande, en su futuro estreno en las salas de cine.

Galería de imágenes

Gustavo Winkler

Gustavo Winkler

Redactor.

Comentarios