Martes 4 de octubre, 2022

MúSICA | 12-08-2022 10:27

Gustavo Cerati: su vida en cinco discos esenciales

La obra del cantante y guitarrista de Soda Stereo Gustavo sigue vigente. Un repaso por sus mejores grabaciones.

Nacido en el barrio de Barracas, Gustavo Adrián Cerati  se consolidó como el referente argentino del rock latinoamericano. La inmensa popularidad de Soda Stereo permitió, en los ochenta e inicios de los noventa, trascender las fronteras nacionales y renovar la música popular en la región. Su carrera solista debutó en 1993, con el lanzamiento de "Amor amarillo",  fue el punto de partida de su  obra más personal. Finalizado el ciclo de banda, la producción solista de Cerati fue en constante búsqueda. Cada álbum es una etapa profesional y de vida del cantante.

Su fallecimiento en 2014, dio un vuelco hacia el reconocimiento masivo y la consagración de leyenda del rock argentino. Si bien su obra, dentro de Soda Stereo, siempre apunto a un público amplio, el sendero creativo de sus discos personales tenía características introspectivas y de experimentación. Cinco discos de su propia creación ejemplifican ese camino de crecimiento y hallazgo del músico que llego al mundo el 11 de agosto de 1959.

Gustavo Cerati

Amor amarillo (1993)

El disco debut fue un presagio de que Soda Stereo tenía sus días contados. El álbum marca su estreno como solista, y también como padre de Benito Cerati. Viviendo en Chile, junto con la modelo Cecilia Amenabar que se encontraba embarazada de su primogénito, la producción se focalizaba en el romance, desde la frescura. El color amarillo resaltaba la luminosidad de las letras y de la pronta etapa paterna del músico. “Te llevo para que me lleves” fue la canción más popular del disco, con la participación lírica su esposa, tuvo su recorrido  por su recordado videoclip.

Gustavo Cerati: Bocanada

Bocanada (1999)

Álbum fundamental del rock latinoamericano. Una obra creativa y ambiciosa  que puso en manifiesto el talento solista de Cerati. Con matices derivados de la música electrónica, sin descuidar el sonido de las guitarras, fue la base de  sus futuras producciones, fomentando la colaboración con músicos y profesionales del sonido. El disco no solo impulso la carrera individual, sino que cerro la esperanza de un reencuentro con el resto de lsu antigua banda . “Puente”, “Engaña” y “Paseo inmoral” , son algunos de los 15 temas más reconocidos de la obra del cantautor.

Gustavo Cerati: Siempre es hoy

Siempre es hoy (2002)

Calificado por muchos como “el disco electrónico de Cerati”, es el más experimental desde el sonido. Con 17 temas y una duración total de 70 minutos, "Siempre es hoy" fue su obra de duración más extensa. El trabajo con samplers, cambio la perspectiva en comparación con sus anteriores producciones. “Cosas imposibles”, “Artefacto” y “Karaoke”, fueron los temas de principal rotación del album, que se caracterizaba por una sofisticación musical.

Gustavo Cerati: Ahí vamos

Ahí vamos (2006)

El regreso al rock llego con Ahí vamos. Una sólida producción que impacto en el público masivo y, probablemente, el disco que posee las canciones más populares de su etapa individual.  Las guitarras vuelven al centro de la escena, con un manejo prolijo y equilibrado de la distorsión. “Crimen”, “Adiós” y “Me quedo aquí” fueron los temas que sobresalen en el gusto de sus seguidores.

Gustavo Cerati: Fuerza natural

Fuerza natural (2009)

Siguiendo la línea del disco anterior, el rock está presente pero sin dejar de seducir con otros géneros. La última obra musical de Gustavo Cerati se enfoca a un sonido contundente, acompañado con letras más personales y  de cierta introspección. “Deja Vu”  y “Rapto”, son las más recordadas. La gira de lanzamiento de “Fuerza natural“ fue el epílogo de esta magnífica producción, que dejo un legado musical para todo el continente.

 

 

Galería de imágenes

Gustavo Winkler

Gustavo Winkler

Redactor.

Comentarios