Jueves 3 de diciembre, 2020

DANZA | 19-11-2020 10:34

Escribir en el aire

Dirección y guión: Paula de Luque. Fotografía: Marcelo Iaccarino. Edición: César Custodio. Música: Leo Sujatovich. Cine.Ar.TV.

*****Muy cerca de cumplir sus juveniles ochenta años, Oscar Araiz es homenajeado con este film monográfico que recorre su pensamiento artístico. Fundador del Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín en 1968, y director de las compañías del Teatro Colón y del Teatro Argentino de La Plata, sus obras se han ofrecido en importantes escenarios de Europa y América. Gracias a su amplísima cultura, el universo creativo de Araiz abreva en lo pictórico, en lo literario y en lo musical con una profundidad inusitada.

“Escribir en el aire” invita al espectador a ‘espiar’ el proceso de trabajo de Araiz, que como él mismo dice ‘se define por lo indefinible’. Ese escudriñaje implica también presenciar jugosos diálogos con Renata Schussheim, su infatigable compañera artística.

‘Somos materia o pantalla propicia para que los otros proyecten cosas que son como escapadas’, dice Araiz, y es evidente que Paula de Luque ha recogido el guante de manera magistral. Mediante el ojo de su cámara, la resignificación de los sonidos elegidos, las sugerencias de los colores, nos permite sumergirnos en ese mundo de sueños materializados en coreografía: un verdadero banquete visual.

‘No hay nada terminado y menos la obra: la obra no existe’, dice Oscar, permanente revisionista de su repertorio, abierto a la nueva mirada de sus bailarines. “El cisne”, sobre la partitura de Camille Saint-Saëns, es un magistral solo que cobra vida a través de la impresionante interpretación de Antonella Zanutto, entre hojas de papel que vuelan como plumas. La cámara se solaza en cada fibra muscular de la bailarina, en esta obra y cuando aparece con el torso desnudo, el rostro enmascarado y coronada de flores, en imponente actitud crítica. Hay además fragmentos de la magnética “Numen”, y de la mítica “La consagración de la primavera” –con la impar Magalí Brey como la Elegida–, entre otras, con el invalorable aporte del conjunto de bailarines.

El niño que alguna vez fue, ‘que hizo todo lo que pudo’ según Araiz, está presente en esta película impregnada de la más profunda poesía del movimiento.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Patricia Casañas

Patricia Casañas

Periodista crítica de danza.

Comentarios