Martes 7 de abril, 2020

ECONOMíA | 19-03-2020 20:46

La ONU advierte que el desempleo latinoamericano subiría 10 puntos

Por la crisis del coronavirus, la CEPAL, organismo de Naciones Unidas, pronostica una caída del 1,8% en la economía regional.

La Comisión Económica para América Latina (CEPAL), organismo de la ONU, advirtió hoy que Latinoamérica decrecerá un 1,8% en 2020 y el desempleo subirá 10 puntos porcentuales por la crisis del coronavirus. En diciembre pasado, la CEPAL preveía una expansión del 1,3% después de un 2019 de estancamiento.

De un total de 620 millones de habitantes, el número de pobres en la región subiría de 185 millones a 220 millones; en tanto que las personas en la indigencia podrían aumentar de 67,4 milones a 90 millones, según la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena. La funcionaria dijo en una videoconferencia que la pandemia afectará a la región a través de cinco canales.

Un primer canal de transmisión de esta crisis es el efecto de la disminución de la actividad económica de varios de los principales socios comerciales en las exportaciones de bienes de los países de la región. China, por ejemplo, es un destino importante para las exportaciones de varias economías latinoamericanas, siendo el principal socio comercial en los casos de Chile, Perú, Brasil y la Argentina. CEPAL estima que las exportaciones de la región a ese destino podrían caer hasta 10,7% en valor.

Un segundo canal proviene de la caída en la demanda de servicios de turismo, que impactaría más severamente a los países del Caribe. Se calcula que si la prohibición de viajes a causa del virus se prolonga por uno, dos o tres meses, la actividad turística en el Caribe, por ejemplo, en 2020 se contraería en 8%, 17% y 25%, respectivamente.

Bárcena agregó que un tercer canal de transmisión se daría a través de la interrupción de las cadenas globales de valor. Esto afectaría principalmente a México y Brasil, países que importan partes y bienes intermedios desde China para sus sectores manufactureros (en especial en los casos de repuestos para automóviles, electrodomésticos, productos electrónicos y farmacéuticos).

Un cuarto canal que afectaría a la región de América Latina y el Caribe está en la caída de los precios de los commodities, sobre todo para los países exportadores de materias primas en América del Sur como la Argentina. En tanto, un quinto canal de transmisión se deriva de la mayor aversión al riesgo de los inversores y el empeoramiento de las condiciones financieras globales. “Parte de estos efectos ya se aprecia en la fuerte disminución de los índices bursátiles en la región”, indicó Bárcena.

Bárcena recalcó la importancia de proteger de la crisis a los grupos más vulnerables, en especial los adultos mayores, los sectores de bajos ingresos y los más pobres. Se refirió a las medidas que ya están tomando los gobiernos de la región para tratar de contrarrestar los negativos efectos económicos de la pandemia. Estas van desde las acciones sanitarias para reducir y prevenir los contagios, hasta las medidas de contención social que buscan proteger a los grupos más vulnerables. También los gobiernos están tomando medidas económicas, fiscales y monetarias, que implican aumentar el gasto social, bajar las tasas de interés, intervenir los mercados de cambio, suspensión de cobros de créditos bancarios, provisión de líneas de crédito para el pago de los salarios de las compañías, congelamiento del recargo por no pago en los servicios de agua, y acciones para evitar el desabastecimiento de bienes básicos, entre otras.

Galería de imágenes

Alejandro Rebossio

Alejandro Rebossio

Editor de Economía y columnista económico de Radio Perfil.

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario