Lunes 5 de diciembre, 2022

ECONOMíA | 22-06-2022 13:52

Los mercados perdieron la brújula

Después de años de recibir altos retornos y pocos sustos, los inversores ven evaporarse el valor de sus carteras en las últimas semanas y con ello buena parte de las ganancias obtenidas.

Las personas que invierten sus ahorros en portafolios de inversión de acciones, bonos y fondos globales se encuentran desorientadas.

Porque después de años de recibir altos retornos y pocos sustos, se encuentran con que sus carteras perdieron valor en las últimas semanas, y vieron esfumarse buena parte de las ganancias obtenidas, e incluso mermas parte de su capital.

Por lo tanto, conviene entender, brevemente, porque sucedieron las abultadas perdidas de valor en las bolsas globales, al solo efecto de planear cómo proteger las carteras de inversión a futuro.

En primer lugar, se acabaron los años de dinero barato usado por los grandes inversores para apostar en las bolsas, es decir, que el crédito bancario con fines especulativos se encareció. Y ello, entre otros factores que luego veremos, llevó que los grandes apostadores liquidaron posiciones en las últimas semanas lo cual causó el derrape de los valores de acciones, bonos y monedas digitales.

Por supuesto que lo inversores mas chicos tomaron nota de toda esta alteración de los mercados cuando el golpe ya se había hecho sentir en sus carteras. Pero todo esto ya es historia antigua.

Por eso conviene preguntarse cómo seguir y qué hacer con los ahorros porque, además, todos escuchamos que la Reserva Federal de los Estados Unidos subirá las tasas de interés, que se viene una recesión global y los precios de la energía seguirán al alza, y con ello la amenaza de que en todo el mundo las empresas y familias consumirán menos bienes y servicios.

Entonces corresponde pensar que hacer ante este escenario.

En primer lugar, parece poco conveniente vender las acciones de buena calidad, de empresas con negocios establecidos y bien conocidos en las cuales se haya invertido, más aún en un momento de baja. Le sugiero que revise sus posiciones y se dará cuenta cuales son las marcas “de siempre”. Porque lo más probables es que en el mediano plazo los “clásicos” recuperen valor, como siempre sucedió después de las crisis financieras.

Y un dato de color que tal vez lo ayude a tomar decisiones consiste en que los inversores dejaron de elegir a los gigantes del consumo- por ejemplo, al gigante empleador Walmart cuyas acciones bajaron 15%desde principio de año o diversas acciones tecnológicas que en otros momentos lograron grandes ganancias, como es el caso de Meta- de subir un 76% hoy está 10% abajo o, ZM (Zoom) que de ganar más de 400% hoy también está en números negativos.

Por supuesto que no es lo mismo estar invertido, por ejemplo, en Microsoft o Pfizer para capear el temporal que, en algunas apuestas más atractivas, pero también más peligrosas.

Por otro lado, la inflación americana llega hoy al 7% anualizado, lo cual trastorna la actividad de los mercados, así que tampoco es buena estrategia dejar el dinero durmiendo en cuentas que rindan poco o nada.

Entonces, y de la mano del alza de tasas de interés que atraviesa a todos los mercados financieros globales, aparecen nuevamente las oportunidades de inversión en renta fija, o sea, bonos de buena calidad que vuelven a rendir 4 o 5% anual y vencen a uno o dos años de plazo. Claro que esos rendimientos no llegan a cubrir la inflación que sucede hoy en los países desarrollados, sin embargo, claro está, peor es nada, y es una forma de ganar algo a la espera de tiempos mejores.

 

*Gabriel Holand es Director de HR Global Financial Advisors, especializado en Planificación Financiera y Proyectos de Inversión.

 

 

por Gabriel Holand*

Galería de imágenes

Comentarios