EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 04-10-2023 08:11

Decodificación de rostros: Una nueva y fascinante herramienta para comprender y sanar nuestro ser - BRAND

Elisabeth Gamarra es la creadora de este novedoso método que permite identificar los programas limitantes que nos impiden avanzar en la vida, brindando un profundo autoconocimiento y la posibilidad de transformar nuestra realidad, a través de la observación de nuestro rostro.

Elisabeth, ¿Qué es la decodificación de rostros? 

La decodificación de rostros es la manera de entender, a través de la observación facial, las múltiples características que conforman a un individuo como parte activa e íntegra de su sistema de familia cercano y lejano. A través de mapas faciales se localizan los programas limitantes que impiden a la persona lograr sus metas y proporciona, además, dónde está la solución a dicho conflicto. La mayoría de las veces la solución está en el árbol genealógico.

Este método identifica los dones para desarrollarlos y también los conflictos del individuo, proponiendo una solución posible para lograr restablecer lo que se perdió.

¿Qué te motivó y cómo fue tu camino hacia la creación de este método? 

La Decodificación de Rostros surge tras un largo recorrido en análisis de rostros y estudios sobre la personalidad, donde me desarrollé por muchos años.

Siendo no solo profesora de Lectura de rostro sino también Decodificadora de síntomas biológicos y emocionales, el rostro de cada uno de mis consultantes me informaba sobre esos síntomas. Entonces, ahora la cara me mostraba cual era el programante del síntoma que portaba la persona. 

Por ejemplo, si la consulta era por temas de dinero, la cara informaba si este programa limitante era por estafas en el territorio, creencias dolorosas en relación a la "gente de dinero", o por un síndrome de infertilidad que casi siempre limita el flujo de dinero. Así el abordaje es certero, logrando resultados de manera eficaz.

Al principio establecí un modelo y luego apliqué el modelo a todas las consultas, obteniendo un alto grado de asertividad.

¿De qué disciplinas se nutre?  

Mi formación en la Lectura de Rostros, así como en la Morfopsicología, han sido base en lo que después sería la Decodificación de Rostros.

Mis estudios en Decodificación biológica y emocional aportaron una comprensión más profunda sobre la realidad de cada uno, y de cómo las memorias transgeneracionales son las grandes modeladoras inconscientes de nuestra cara y realidad. 

Siendo especialista en análisis transgeneracional y lectora de rostros, se unieron ambos conocimientos para dar luz a la Decodificación de rostros y recorrer la geografía de la cara.

¿Qué posibilita en las personas la decodificación de su rostro?

Sin dudas, el autoconocimiento es uno de los valores más profundos que aporta este estudio.

Lo muy bueno de este estudio es que no se requiere síntoma, como en la biodescodificación; este estudio se realiza con el fin de conocer los propios programas limitantes que ejercen influencia para no avanzar en la vida o en lo que se desea lograr. Permite conocer y potenciar los dones y cualidades que cada uno posee para desarrollarlas. 

Funciona como método preventivo de situaciones traumáticas que, por fidelidad al clan, tienden a repetirse. 

Una persona que se conoce a sí misma puede aceptarse con sus luces y sus sombras, comenzando a modificar todo lo que sucede en su realidad. Su universo se ilumina, ahora comprende por qué le sucede lo que le sucede y puede decidir transformar su universo. 

Pienso que las personas que llegan a vos tienen una historia y están en una búsqueda, quizás sin encontrar respuestas. Pero ¿Qué es eso que buscan y qué los lleva a consultarte?

Las personas que llegan a mi lo hacen buscando por un lado autoconocimiento y, por otro, sanar algún síntoma. 

Algunas personas que cursan una enfermedad llegan a mi consulta con cierto agotamiento tras ver a varios médicos con diagnósticos y pronósticos nada favorables que solo empeoran la situación. Tal vez suponiendo que puedo "curarlos" o sanar algo en ellos, pero en la primera consulta les advierto que eso no va a pasar; no curo a nadie ni sano a nadie, ya que el proceso de sanación es personal e individual porque cada uno: si puede ser responsable de sus síntomas, puede resolverlos. Yo puedo acompañarlos a ver el causante de su enfermedad y seguir la lógica del síntoma que posibilita este "hacerse cargo" de sí mismo, logrando excelentes resultados. 

¿Por ejemplo?

Recuerdo el caso de la hipertensión de Gaby que estaba dispuesta a sanar sabiendo que la misma solo estaba como un mecanismo biológico de equilibrar algo que ella no pudo gestionar. Escuchando a su síntoma pudo comprender la lógica del mismo e iniciar un camino de sanación. Su biología, como siempre ocurre, pudo soltar esta manifestación y hoy se encuentra sin medicación con valores normales en la presión arterial.

O la escoliosis de Mati, que escuchó a su columna sacando a la luz los no nacidos de la madre, hasta ese momento ocultos, recuperando su verdadero lugar de hijo en su familia y recuperando también la salud de su columna.   

La resolución de síntomas tiene como base un proceso de apertura de emociones que crean realidad, y esto es en varias etapas, ya que dependemos de la realidad de quienes me crearon, es decir, mis padres. Todos hemos tenido situaciones cotidianas que nos molestan y no sabemos cómo gestionarla o cómo lograr el cambio; las que llegan a la consulta son las que creen que hay algo más que pueden hacer para estar mejor o lograr lo que desean. Son los buscadores de realidades nuevas.

Las personas que llegan para una Decodificación de Rostros lo hacen sin síntoma específico, queriendo conocer no sólo sus dones sino también sus programas limitantes que operan en ellos pero radican en el sistema transgeneracional. 

Iniciar un proceso partiendo desde la decodificación de rostros es maravilloso, porque muestra qué programas heredamos del sistema y cómo resolverlo. Y todo está escrito en la cara.

Comenzaste trabajando con personas, pero hoy te dedicas también a la formación de Decodificadores. ¿En qué consiste esa formación y qué requisitos son necesarios para estudiar tu método?

Hoy me dedico a acompañar a personas que deseen gestar su nueva profesión, siendo Decodificador biológico y emocional o Consultor en Decodificación de Rostros.

La formación consiste en tomar los conocimientos para desarrollarse como terapeuta y atender en consulta. 

Es un proceso que dura 9 meses y que permite ser un Terapeuta integral, aprendiendo sobre leyes biológicas y protocolos de consulta, análisis de árbol genealógico y su sanación. 

La formación en Decodificación de rostros dura 6 meses, es abierta a todos y no requiere conocimientos previos.  

Para aquellas personas que quieran tomar este método para complementar su trabajo de acompañamiento, le aportará mejor y mayor entendimiento sobre el ser que tienen enfrente, pudiendo reconocer sus traumas y dolores profundos tras la observación de la cara, facilitando el feedback y comprender a la persona de manera integral, ya que parece que es solo una persona, pero asiste a la consulta con todo su sistema a cuestas; en la cara lo leerán.  

Este método es un espacio fascinante de encuentro, comprensión y sanación. 

Para contactarte con Elisabeth:

www.decodificacionderostros.com.ar

Instagram @decodificacionderostros

WhatsApp +54 9 3413 29 6018

También te puede interesar

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios