Thursday 13 de June, 2024

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 28-03-2023 11:07

EL INFIERNO DE SER UN NIÑO ABUSADO

Ser un niño abusado tiene implicancias severas en la vida. El abuso es un trauma y puede quebrar el posterior desarrollo de quien lo padece. Hay etapas por las que un niño va atravesando y que R. Summit explicó en 1983:

Estas son:

1) Secreto: Se usa el silencio como herramienta de manipulación generando sentimientos de miedo y culpa. El agresor apela a estas emociones porque son muy primitivas y existen en cualquier niño (es la edad en que se desarrolla la culpa/empatía/registro del otro) siendo la peor amenaza la pérdida de amor que le hace sentir seguridad. Frente a la amenaza gana el temor, y el agresor aplica un juego perverso: "si te callás te protejo, si hablás rompés la familia y te dejarán de querer". Así logra convencer al niño de ser responsable de quebrar a su familia o mantenerla unida. Se alteran los valores. ¡Ahora mentir y ocultar es un modo de proteger! Comienza un circuito en que el niño evita construir vínculos con otros para no cargar con responsabilidades.

2) Desprotección/Indefensión: En nuestra cultura, se enseña al niño a confiar en los adultos cercanos, por lo que ser agredido por uno de ellos le genera sensaciones infranqueables de desprotección. Cuando la misma persona que debería protegerlo es la que abusa, sentirá desamparo extremo. La manipulación termina en "los desconocidos no son confiables y los conocidos me lastiman". El niño ya está absolutamente solo. 

3) Atrapamiento/adaptación: Como el abuso suele ser intrafamiliar termina perpetuándose en el tiempo. La continua exposición al mismo genera el desarrollo de defensas para adaptarse a la situación. Se adapta como método de supervivencia. Comienza a escindirse y despersonalizarse para poder tolerarlo.

4) Develamiento tardío: En algún momento siente que puede comenzar a hablar. El problema es cuando se duda de sus dichos. La desconfianza/descreimiento que percibe confirma que el ofensor tenía razón: "nadie te va a creer”, “no te van a querer”, “destruirás la familia”. Así, el abuso continúa en secreto y a veces el niño comienza a dudar de su juicio/conciencia.

5) Retractación: Si sucede lo anterior, frecuentemente se retractan. Ante la respuesta indiferente, nula o escasa puede terminar afirmando que inventó, mintió, asumiendo el rol de "mentiroso" pero manteniendo una aparente armonía y estabilidad de su familia. En estos casos, sumamos el peligro de que aparezcan actuaciones (autoagresiones, cutting, etc.).

En conclusión: Las etapas por las que atraviesa un niño abusado, tienen repercusiones en las vivencias de sufrimiento y en la construcción del aparato psíquico/emocional, perturbando el desarrollo de defensas adecuado y posiblemente, su futuro. 

Si sospechás que alguien está en situación de abuso, pedí ayuda especializada y profesional para abordar la situación con delicadeza.
 

Dra. Pía M. Roldán Viesti

Abogada T°92 F°959 CPACF

Psicóloga MN. 57.457 

Presidente y Fundadora de EUTI 

https://www.instagram.com/piamartina.ok/

https://www.eutisalud.com/

[email protected]

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios