Tuesday 23 de April, 2024

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 31-10-2019 12:51

Arq. Homero Gónzalez Sangorrín: arte para mejorar el mundo

El profesional nos cuenta su historia y como se desempeña en el mundo de la arquitectura. ¡No te lo pierdas!

Al recibirme de Arquitecto a los 23 años, previo paso por Artes Visuales, un gran profesor de mi Tesis me dio un buen consejo diciéndome: “Si querés tener éxito en tu vida profesional, buceá en tu interior y lo que mejor sepas hacer, desarrollalo”.

También mi padre, hombre de campo, supo ver mi talento y me aconsejó que mi prioridad se focalizara desde el comienzo sólo en mi profesión. Uniendo estas dos enseñanzas de vida, mi carrera se basó paulatinamente en crear rompiendo límites, desdibujar las fronteras entre el Arte, el Diseño y la Arquitectura y, por sobre todo, ser distinto.

Atravesé situaciones de coraje y valentía en mis primeras obras y aún ante algunas críticas, nunca abandoné ese profundo propósito. Buscando nuevos horizontes viajé a USA, donde tuve una propuesta imposible de rechazar: integrarme al departamento creativo de un gigante del entretenimiento, Disney. Pero el espíritu corporativo no era para mí.

Mi alma rebelde buscaba siempre posibilidades sin limitaciones; quería ser libre. Aunque pareciera una locura, después de mucho pensarlo, mi amor por las costumbres argentinas y mi tendencia natural de buscar nuevos desafíos, hicieron que volviera a mi querida Mar del Plata, ciudad de múltiples aristas arquitectónicas imponentes - desde el estilo neoclásico de Bustillo al modernismo de Amancio Williams - convencido que sería el lugar en el mundo para crecer y desarrollarme.

Esta gran decisión derivó en importantes primeros logros: la empresa Sacoa confió en mí el diseño de sus 40 sucursales, y continué con el desarrollo de un gran portfolio de obras comerciales para muy diversos clientes. Fui reconocido con el Premio Lobo de Mar por haber sumado estos nuevos referentes icónicos al patrimonio moderno de Mar del Plata. Así mismo, me sentí muy honrado de ser el único arquitecto joven incluido en el libro “Mar del Plata-ciudad oceánica”.

Yo pensaba vivir una vida lineal y simple, pero el destino me tenía preparado otro plan: siendo muy joven quedé viudo casi inesperadamente con mis dos primeras hijas muy pequeñas. Aunque saqué fuerzas impensadas, fui papá, mamá y arquitecto.

Conocí a mi actual mujer que me contuvo, me ayudo a criarlas y lentamente refundé mi vida. Esto, lejos de abatirme me fortaleció. Con nuevos impulsos, me propuse imaginar obras en gran escala: así nació mi primer edificio de líneas onduladas inspiradas en nuestro bravío mar.

Si bien ya existían obras semejantes en el mundo, para mi ciudad implicó ir más allá de los límites. Unos pocos años atrás, una sorpresa inundó mi alma: iba a ser nuevamente papá. Fue un inmenso estímulo para desarrollar mi máximo logro hasta hoy: mi casaestudio (tapa).

De formas curvas como una semilla de cáscara oscura y cuerpo blanco, está inspirada simbólicamente en la síntesis abstracta de un útero materno, nuestro primer hábitat humano que nos protege, nos nutre y nos da la vida. Hago Arte para mejorar el mundo.

Para contacto: Mail: [email protected].

Conoce más ingresando en www.homero.ar.
 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios