Viernes 25 de septiembre, 2020

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 29-07-2020 17:44

La sencilla complejidad de los grupos laborales

Hablamos con el profesional Matías D'amico. ¡No te lo pierdas!

Una asociación de trabajadores podría ser descripta, pensada sencillamente sin caer en el error como  un montón de personas que coinciden a diario, o algunos días de la semana en fecha, hora y lugar. Algo de similar ingenuidad se podría afirmar, sin alcanzar la duda, de los integrantes y su desempeño. Ahora bien, vamos a complejizar lo elemental. 

Ya se ha convertido en tradicional la manera de pensar a los individuos como sistemas abiertos en permanente intercambio con su medio, que los constituye y los modifica, los hace pensar y actuar de modos diversos y advertibles. Ahora bien, este proceder individual con el que se muestra cada uno en la actualidad es producto de una historia formadora, que se remonta hasta antes de su nacimiento. En ese momento se empezaban a configurar entre instituciones como la familia, la educación, la religión, y el lenguaje, en todo contexto presentes, aunque de influencia diversa.

Esas modeladoras ya eran entonces en cada recorrido personal hábitos sociales cargados de valor simbólico que vienen configurando múltiples porciones de lo que se puede ver: culturas completas, modos de relacionarse, de decir y callar, que ser y hasta donde avanzar, las prohibiciones, y los mandatos.

Es así que los sujetos, como dueños de esa carga que hasta un cierto límite pueden evitar pero difícilmente negar, ingresan a los lugares de trabajo u organizaciones como empresas, municipios, fuerzas del orden, o instituciones de la salud por citar algunas. Estas últimas refuerzan en cada uno todo ese huracán de influencia que dinamiza las identidades y las carga de aprendizaje nuevo, padecimiento o sufrimiento personal según como sea tomado por cada quien.

En ese contexto intervienen los psicólogos clínicos o institucionales, que proceden analizando las prácticas de trabajo deseadas y las que se ejecutan realmente. Su participación es parte de los intentos de resolución de cada compleja realidad individual o grupal, por lo que trabajan tanto a nivel de los sujetos como moradores de su existencia como la del grupo de trabajo que conforman.

Su fin último es colaborar con el descubrimiento de la potencia de las organizaciones, siempre presente, pero a veces no del todo explotada. Se promueve la salud y el bienestar de los integrantes del conjunto, propiciando el menor sufrimiento individual e institucional que de prolongarse en el tiempo hace de la vida organizacional cotidiana de sus protagonistas un lugar menos agradable de estancia.

Con ese fin se consideran los vínculos humanos,  se intentan comprender los problemas que surgen entre los trabajadores, las tensiones, conflictos, malos entendidos, conductas impulsivas, o baja tolerancia a la frustración. El resultado esperado es el desarrollo personal y desempeño optimo de los individuos en su rol, así como el de las compañías a las que pertenecen. Se busca la eficacia, y acuerdos de convivencia laboral en entornos donde se valora de igual forma la selección de los integrantes, su comunicación, y una correspondencia de objetivos  y valores claros.

Es oportuno recordar en esta línea de detalles a tener en cuenta que en general la motivación de trabajar depende más de las relaciones grupales que del lugar físico de trabajo. Y que además conviven fuerzas de unión y tensión que generan tanto a la organización como a la realidad que allí se produce, lo que es percibido no solo por los trabajadores, sino por los consumidores.

El procedimiento utilizado por los entendidos para la búsqueda de buenos resultados sobrevuela en torno a comprender, diagnosticar e intervenir en las conexiones que se expresan en los diversos grados de organización, así como también analizar parámetros de los individuos componentes: afiliación, pertenencia, cooperación, pertinencia, comunicación y niveles de aprendizaje.

Poco ha quedado, aunque todo, al final de esta presentación de aquella ingenua descripción inicial de la masa laboral.

Conoce más ingresando en https://licmatiasdamico.negocio.site/ 

Para contacto: Lic. Matías D ´Amico (M.N. 72396) - Psicólogo clínico e institucional - Instagram: @licmatiasdamico.
 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios