Lunes 23 de mayo, 2022

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 05-06-2020 17:05

Los Grúa Arquitectos: nuevo enfoque para construir ideas

En el estudio se encargan de llevar adelante diversos proyectos arquitectónicos. Con un enfoque versátil e innovador buscan brindarles a sus clientes proyectos de la más alta calidad del mercado. ¡No te lo pierdas!

Mientras cursaban sus estudios universitarios, Santiago Repetto y Rocio Urruti comenzaron a darle forma a lo que sería su estudio de arquitectura: Los Grúa. Los profesionales, que cuentan con una gran iniciativa y proyección, le comentan a Caras sobre su camino y de cómo se han consolidado en este tiempo.  “Comenzamos en el 2018 con la proyeccion y dirección de un piso de oficinas gerenciales. Estas fueron abordadas desde el concepto “open office” haciendo hincapié en la flexibilidad y dinamismo espacial”, destacan los arquitectos que contaban con la participación de un tercer socio en ese entonces.

En el estudio no se basan en estilos fundamentalistas, sino más bien de conceptos que les permitan una mayor versatilidad en las propuestas. “Los recursos están para ejecutarlos, pero siempre buscamos apoyo en las tecnologías de ser necesario. El objetivo es diseñar espacios de calidad y resolver los nuevos problemas que se presenten”. En el año 2019, el estudio quedó conformado por Santiago y Rocío. Ellos en conjunto se potenciaron y lograron llevar a la marca a otras alturas.Nuestra concepción de arquitectura, las experiencias que nos atraviesan antes, durante y posterior a cada proyecto, nos afianza cada día más como socios, colegas y amigos”, destacan.

En la actualidad, los profesionales tienen bien en claro su horizonte y remarcan cuál es su propósito en la actividad. “La arquitectura necesita, como toda labor creadora, de ideas que la sustenten. Lo que nosotros hacemos es construir ideas y ser los responsables de que se lleven a cabo”.

¿Como se han reconvertido durante la cuarentena?

Una parte de nuestro trabajo como socios es debatir mutuamente ideas ya que trabajamos juntos hace varios años. Uno de nuestros pilares fundamentales es la tecnología.  Por eso, en esté presente atípico, nos encuentra aprovechando de estos nuevos recursos como lo son las reuniones de forma virtual tanto entre nosotros como con comitentes. Estamos en un ambiente exaltado con las nuevas necesidades (que este estado de emergencia demanda) para reformular nuevos estándares cotidianos. Entidades oficiales han desarrollado protocolos de cómo deben ser los espacios y cómo se debe actuar.

Como arquitectos estamos constantemente pensando cómo plantear soluciones ante esta y otras situaciones. Debemos producir evidencia de que el hombre está en evolución y nosotros, como arquitectos, proveer el medio.La arquitectura es para el hombre. La resolución de este desafío y el desarrollo de estos proyectos devendrá de la investigación, la búsqueda y reinterpretación de los modos de habitar.

¿Cuáles fueron los beneficios de este replanteo?

La cuarentena se nos presentó como la oportunidad para desarrollar espacios de trabajo seguros. Actualmente, estamos desarrollando paneles como barrera sanitaria, pensando también en su reutilización en el futuro. Los mismos pueden ser pensados como divisores de sectores y circulaciones dentro del lugar de trabajo, logrando ser versátiles como soportes complementarios para otras actividades.

Como arquitectos estudiamos el lugar a intervenir para ofrecer, no sólo la respuesta a una necesidad actual, sino también la formación de espacios organizados. Nosotros lo llamamos “economía del trabajo”; sea una oficina, un local comercial y, por qué no, una vivienda.

¿Por qué llamar a un arquitecto y cuáles son los desafíos que debe enfrentar?

Todo cliente se acerca con una necesidad y condicionamientos ya sea de sitio, presupuesto o tiempos. Allí también entran sus gustos, experiencias e inquietudes. Paralelamente estudiamos el lugar a intervenir. Como dijimos anteriormente, lo que debe prevalecer en cada proyecto es la resolución por la que el cliente se acerca a nosotros.

Entendemos que una obra, sea cual sea su complejidad, puede generar estrés y ansiedad. Es papel también del arquitecto lidiar con esos momentos de transición, tensión entre la obra y el resultado, garantizando la conclusión del proyecto en tiempo y forma.

Finalmente, tanto cliente como profesional comparten la satisfacción del logro alcanzado. Lo difícil no es crear sino crear con contenido, para alcanzar un resultado fruto de una idea concebida.

Nuestro desafío, como estudio de arquitectura joven, es lograr que las resoluciones para los proyectos continúen reinventándose y adaptándose con pocas intervenciones a futuro. Afianzando así nuestro concepto: “economía del trabajo”. Nuestra meta es prevalecer en el tiempo, no por lo que construimos, sino por los conceptos dúctiles y flexibles de nuestros espacios.

¿Qué inquietudes propuestas o pedidos les acercan en el presente?

Actualmente, somos los encargados de proyecto y ejecución de reformas en la sede de la Consejería de Educación de la Embajada de España en el país. Se acercaron con la necesidad de replantear sus espacios de atención al público, como así también, los puestos laborales dentro de los nuevos conceptos de trabajo seguro. A su vez, estamos proyectando una nueva organización espacial. Con señalética acorde y soportes gráficos de información para las personas que concurran allí a realizar sus trámites, adaptados a los nuevos protocolos.

¿Cómo se ven en el futuro?

Nos entusiasma. Desde del año pasado comenzamos a colaborar con una constructora que está replanteando su forma de construir. Es un sistema constructivo mixto que utiliza tabiquería de politileno expandido y que luego es proyectado con concreto. De esta manera se logra una estructura resistente similar a la tradicional de hormigón. Sus beneficios son incalculables y son óptimos para la aislación acústica y térmica.

Estos desempeños térmicos contribuyen a disminuir los costos energéticos hasta un 70%, tanto en verano como en invierno, mejorando inclusive el valor del inmueble ante una posible venta y colaborando con la sustentabilidad del proyecto.  Además, reducen los tiempos de obra en un 50% y el costo de las instalaciones en un 30%.

Además de esos beneficios, suma algo muy importante en el día de hoy estas nuevas maneras de construir fomentan la menor concurrencia de operarios en un mismo espacio de trabajo. También nos encontramos, junto con la constructora trabajando en diversas reformas de obras. Especialmente el proyecto y dirección de un edificio en Palermo entre medianeras realizado por primera vez con este mismo sistema de construcción, no usual en este tipo de edificio.

¡Te invitamos a que te sumes a esta nueva experiencia!

Conoce más en www.losgrua.com o en sus perfiles de Instagram y Facebook - @losgrua.

Para contacto: Los Grúa Arquitectura – Arq. Santiago Repetto y Arq. Rocío Urruti // Tel.: 1161803201 – 1166565003 // [email protected].              

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios