Tuesday 25 de June, 2024

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 24-03-2023 11:19

SER LIDER EN VEZ DE HABLAR DE LIDERAZGO

EL PODER TRANSFORMADOR DE LOS CUENTOS QUE NOS CONTAMOS.

Primera mujer en la compañía, primera administrativa, primera vendedora no solo en la compañía sino también la primera de toda Latinoamérica para la marca. Devino en primera Store Manager. Y ahora, primera Gerente de Recursos Humanos.

En un mundo de motos y generalmente muy masculino, Sabrina Centurión ha tenido el coraje, la determinación y el amor para ser líder, porque una cosa es hablar de liderazgo y otra muy diferente es ser líder.

Para ser líder, es indistinto donde te desempeñes, puede ser dentro de tu casa. Lo importante es saber que siempre tenemos disponible la posibilidad de ser los LIDERES Y PROTAGONISTAS DE NUESTRA VIDA si como hizo Sabrina Centurión, cambiamos “el cuento que nos contamos” y nos transformamos en protagonistas y héroes/heroínas de nuestra propia historia.

En primera persona, Sabrina nos cuenta sobre su transformación y los desafíos que ha ido traspasando.

¿Cuáles eran tus objetivos profesionales y personales al llegar a Lemamotor?

En el 2018 empecé en la administración de Lemamotor; una cia de retail de motos de media y alta gama que opera concesionarios oficiales de Royal Enfield, Motoplex ( Grupo Piaggio ), KTM y Can am, si bien tenía varios años de experiencia en el rubro, nunca me habían reconocido por mi desempeño. Por lo cual mi objetivo personal era lograr ese reconocimiento y en lo profesional, poder crecer dentro de una empresa.  

¿Qué tuvo que pasar para que se produzca el crecimiento exponencial que tuviste?

Tuve, literalmente, que dejar de ser la que era. Cambiar mi cuento y hacerme responsable de mis decisiones, ver que yo era parte de los problemas y convertirme en parte de la solución, como protagonista. Y en eso fue fundamental aceptar recibir ayuda, yo conté con el apoyo que me brindó Jackie Delger. Empecé el proceso cuando pasé al área de Ventas y desde ese momento aprendí a ver las cosas desde otro lugar, a confiar en mí, a pararme frente a los desafíos y superarlos, y me convertí en un referente para mis compañeros, y líder de mi equipo.

Si bien siempre quiero seguir creciendo, hoy estoy enfocada en afianzarme en mi nuevo puesto, y también en implantar al 100% nuestro mantra: “HACER QUE EL EQUIPO GANE” Esta frase es el espejo en el que nos miramos, porque la orientación al desarrollo de los equipos y una cultura organizacional con identidad en nuestros valores es una iniciativa muy presente de la empresa. Por eso lo que explicamos a todos los que se incorporan a la compañía, más allá del rol que ocupemos, es que el éxito de cada uno reside en el éxito del equipo.

¿Cuáles han sido tus principales desafíos? ¿Cómo los has afrontado o superado?

Mi primer desafío fue ser la primera mujer en la empresa. Si bien siempre fui muy bien recibida por mis compañeros, a algunos clientes les resultaba raro o preferían ser atendidos por un hombre. Romper ese prejuicio y demostrar que tenía la capacidad para destacar sin importar el género, fue un logro.

En mis experiencias profesionales anteriores, nunca había estado en una compañía que invirtiera en capacitación como Lemamotor y no solo en la parte técnica sino también en habilidades para mejorar la gestión emocional propia y también aprender a comprender y a relacionarnos con empatía y asertividad con los clientes y por supuesto con el resto del equipo. Todos somos muy diferentes y pasar de ser un grupo a ser un equipo es lo que ha ido marcando la diferencia. Y eso, es un desafío de cada día, aprender a escuchar realmente, a mantener conversaciones difíciles, a potenciarnos unos a otros y a poner al cliente en el centro de toda nuestra actividad. Claramente, los clientes son los que dan sentido al negocio y eso nada tiene que ver con el dicho tradicional: “El cliente siempre tiene la razón”, porque a veces tampoco la tiene, sino con una actitud de gratitud y un espíritu de servicio. Me gusta lo que hago y creo que eso se nota.

¿Qué te ha aportado esta decisión que tomaste?

Lemamotor para mi es el lugar que me dio el reconocimiento que buscaba, incluso supero mis expectativas. Mateo Garri, el Gerente General, siempre confió en mí.  Cada vez que hubo una oportunidad de crecimiento me la dio. Destaco la calidad humana de cada uno de los integrantes, y en esto tienen mucho que ver Jackie e Itziar con Catadores de Emociones, porque continuamente hacemos talleres con los equipos y tenemos sesiones individuales, en las que nos brindan herramientas profesionales, pero sobre todo para ser mejores personas. Nos enseñan a “salir de la caja”, a entender que tenemos infinitas posibilidades de lograr lo que nos propongamos, a elevar nuestra vibración, a desafiar nuestras creencias, a conocernos más a nosotros mismos para entender a los demás, a salir del prejuicio y conectar con las personas desde otro lugar.

¿Qué les dirías a otras mujeres que están postergando su cambio de cuento a lo mejor por miedo?

Que lo primero es tener confianza en sí mismas, que ni hay un tiempo o una etapa para lograr los objetivos. Yo fui madre muy joven y crié a mis hijos sola y eso sin duda fue uno de mis motores, mostrarles a mis hijos que se puede ser exitosa y llevar adelante una familia, y que si están en un lugar donde se sienten poco valoradas, más allá del miedo, se animen a dar el salto. Yo me animé. Y hoy estoy donde me valoran por ser quien soy y donde el compromiso es reconocido. Pero sobre todo les diría ¡que se dejen ayudar!

Podemos con todo, pero eso JAMAS quiere decir que tenemos que poder con todo solas.

En Catadores de emociones, tratamos cada día con empresas y si bien son organismos complejos, las empresas son redes de conversaciones. Decenas o miles de personas coordinando acciones para hacer que las cosas pasen. Personas con sus miedos, logros, cuentos y heridas, criados en la comodidad de un cuento de víctimas: “El juguete se rompió, el vaso de leche se cayó, el jarrón se estrelló contra el suelo”.  Un cuento donde la inocencia, se paga con el altísimo precio de la impotencia y una cadena perpetua de estar a merced de las circunstancias, que están fuera de nuestro control. Por eso, nuestra misión es acompañar a las personas a trascender esos cuentos y que SEAN CONSCIENTES de sus posibilidades. Nuestros programas y sesiones están orientadas a que cada miembro de los equipos genere abundancia y éxito en su vida a través de una mayor conexión con sus emociones, reprograme su cerebro para trascender sus límites inconscientes y expanda sus resultados cambiando el lenguaje.

La eficiencia, la agilidad solo nacen de personas y de empresas conscientes. Por eso, cuando nos encontramos con Gerentes como Mateo Garri que, con 29 años, pone la felicidad y transformación de los colaboradores, como puntos fundamentales para mejorar las ventas y que confía esta misión a Catadores de emociones, solo podemos sentirnos agradecidos.

 

Catadores de emociones – www.catadoresdeemociones.com - @catadoresdeemociones

Tel: +54 911 65066820

También te puede interesar

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios