Martes 4 de octubre, 2022

EMPRESAS | 14-03-2022 13:34

La industria automotriz y el arte de manejar la escasez

El sector no arranca por las complicaciones en la balanza comercial. Precios que siguen a la inflación y freno de mano en la producción.

La propuesta no dejó de sorprenderlo. El vendedor le ofreció al interesado en un auto 0km un precio determinado si la entrega era a los 6 meses de la firma de la operación y otro monto, con un 40% de incremento, si la unidad la retiraba “en el momento” (15 días de trámites). El comprador, ingenuo, le hizo la pregunta del millón: “¿cómo puede ser que haya semejante diferencia?”

La respuesta no hizo más que desnudar el momento por el que atraviesa el mercado automotor: “No tenemos unidades disponibles y, las que hay, se cobran a ese valor”. “Escasez”, es la palabra mágica que grafica el estado de situación. Ante la falta de dólares en la economía, la importación de vehículos es una de las variables de ajuste. Así, la industria achica sus niveles de ventas y producción.

Lejos quedó el récord del millón de autos comercializados en un año. Hoy, el número proyectado es de 400.000 para 2022. Menos volumen, igual margen. Con esa premisa, que comparten multinacionales de otros rubros, el sector se adapta al contexto argentino. “Ojalá que este número sea el piso y no el techo”, expresa Ricardo Salomé, presidente de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA). Ya en 2021, la industria aspiraba a llegar a las 450.000 unidades, pero cerró en 380.000. “Tuvimos un importante faltante de vehículos”, admite Salomé. "Estamos previendo un mercado de 410 mil y desde Renault proyectamos ventas por 45 mil unidades, lo que implica un crecimiento del 32% en las ventas, con foco en el crecimiento de nuestros vehículos de fabricación nacional", explica Pablo Sibilla, presidente y Director General de Renault Argentina.

Lo que viene. Thomas Owsianski, presidente y CEO de Volkswagen Group Argentina, cree que las tendencias “positivas que vimos en 2021 se mantendrán durante 2022”. "El desarrollo del mes de enero nos hace pensar que continuaremos en esta línea con un protagonismo importante de las marcas del grupo", pronostican desde el grupo Stellantis. En Toyota, Diego Prado, director de Asuntos Corporativos de la compañía, es otro de los que considera que “la industria tiene un alto potencial para seguir creciendo”.

La reducción del tamaño también se explica en la constante suba de precios. “El incremento alcanzó un promedio del 4,6% mensual”, confiesa Prado, respecto de lo ocurrido en 2021. Es decir, las compañías no absorben el costo de la inflación, sino que lo trasladan a los valores al público. “En general, acompañan a la suba de precios, salvo en algunos modelos de segmento medio y alto en los que la escasez de modelos hizo que los incrementos hayan sido mayores”, amplía Salomé.

En Volkswagen detallan, que en 2021, “los autos aumentaron unos puntos menos que la inflación” y que para 2022 “haremos lo posible para mantener dicha tendencia”, anticipa Owsianski. “Desde la empresa hacemos todo el esfuerzo posible para poder acompañar a nuestros clientes en este momento. Desde Volkswagen Group Argentina buscamos constantemente alternativas de financiación o bonificaciones para nuestros clientes. Ofrecemos planes de financiación para varios modelos, en estrecha colaboración con VW Financial Services”, apunta el ejecutivo. Por su parte, en Renault explican que "los valores toman en cuenta tanto la evolución del tipo de cambio como de los precios generales de la economía, pero es finalmente el mercado quien los ratifica en base a otros factores como oferta y demanda y las estrategias de cada marca", se explaya Sibilla.

Demanda. A la hora de elegir, el mercado ya dio su veredicto: el público opta por el segmento SUV por encima de los tradicionales autos “cuatro puertas”.  "La preferencia por siluetas SUV es parte de una tendencia mundial en crecimiento constante y eso también se ve reflejado en nuestro mercado. En el caso de la Argentina, otro segmento que es muy demandado es el de las pick-ups, no solo por la propia idiosincrasia de los clientes, sino también porque estos productos no están impactados por ninguna de las escalas del denominado impuesto interno. Esto hace que haya mucha demanda en volumen y, también, que en los últimos años se hayan desarrollado nuevos nichos de mercado con productos como el Fiat Toro", indican desde el grupo Stellantis. Prado coincide con que “el segmento de pick-ups será el más demandado” y considera que el “de mayor crecimiento será el de SUVs, donde lideramos con SW4 y con el nuevo Corolla Cross, presentado en 2021”, señala el ejecutivo.

A su vez, Sibilla destaca un dato no menor en este contexto económico: "Los segmentos más van a crecer este año" son los que tienen mayor penetración de productos nacionales. "Los ejemplos son las Picuks de 1Tn (95% nacional), B Sedan (Logan), B Hatch (Sandero) y Furgones chicos (Kangoo)", explica el ejecutivo.

Por tal motivo, las automotrices siguen de cerca el tema de las restricciones. En ese sentido, Owsianski considera que “será fundamental definir políticas claras y reglas que permitan tener mayor previsibilidad. Enfocarnos en abrir nuevos mercados de exportación, crecer en escala y ganar competitividad en la industria y en toda la cadena de valor”. Y amplía: "Es clave que trabajemos en conjunto con Gobierno y sindicato para aumentar la producción y la exportación, especializándonos y aumentado la localización para ganar mercados en un mundo global y competitivo”.

Para Sibilla, “los mayores desafíos son: la crisis global de componentes electrónicos y los problemas logísticos, como mencionamos antes. Hasta ahora hemos podido proteger bastante bien la producción local de esas turbulencias y ese es nuestro principal desafío en el día a día para 2022".

Por último, desde Stellantis aseguran que "no estamos registrando problemas con la provisión de suministros para la producción, en materia de importaciones. Sí, hay un grado de incertidumbre relacionado con la crisis de semiconductores que afecta a nivel mundial. De todas formas, sellamos alianzas globales con empresas productoras de semiconductores para poder avanzar en un abastecimiento ordenado según la demanda del grupo". Puertas adentro del grupo aclaran que, en materia de importación de unidades, “tenemos una comunicación fluida con las autoridades que nos permite organizarnos en nuestras programaciones y resolver cualquier dificultad a través del respeto de las pautas establecidas en materia de comercio exterior y con un ambicioso plan de exportaciones", agregan. 

Cuestiones de una industria que maniobra en la escasez.

Marcelo Alfano

 

por Marcelo Alfano

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios