Tuesday 16 de April, 2024

EMPRESAS | 15-11-2023 17:48

Más negocios por la aceleración económica

La recuperación económica en el país del norte tracciona las inversiones en real estate, un clásico de los intereses de ahorristas argentinos.

El producto interno bruto (PIB) de Estados Unidos creció un 4,9% en el tercer trimestre de 2023, de acuerdo con datos suministrados por la Oficina de Análisis Económico (BEA).

Esto favorece al mercado de la vivienda en el país del norte, que atrae cada vez más inversores argentinos gracias a nuevas plataformas que minimizan los riesgos; a la excelente rentabilidad en dólares a corto plazo; y a la posibilidad de adquirir un instrumento o inmueble que antes era reservado solo para los grandes capitales.

Actualmente, todo tipo de ahorrista argentino puede convertirse en un inversor inmobiliario en tierra estadounidense, y lo que lo hace aún más interesante, lo puede concretar a distancia sin necesidad de viajar al país en cuestión.

Mientras Argentina intensifica su crisis financiera-económica, y la incertidumbre se apodera de sus ciudadanos; Estados Unidos vuelve a mostrar nuevas señales de crecimiento, aun en un contexto mundial desfavorable.

Este dato del 4,9% también supone una notable aceleración de la economía respecto al crecimiento experimentado en el segundo trimestre del año, cuando el PIB registró una expansión del 2,1%.

Estados Unidos ofrece estabilidad económica, seguridad jurídica, y la posibilidad de obtener rentabilidad en dólares, un sueño hecho realidad para un argentino que se ha acostumbrado a vivir en sucesivas crisis y a ver como su poder adquisitivo se deteriora con el correr de los meses.

De acuerdo con una investigación realizada por la consultora CBRE, durante el 2022, Estados Unidos recibió US$ 670.000 millones en inversiones inmobiliarias, llegando a la segunda mejor cifra de su historia. De ese monto, el 8% de inversores en real estate en tierra norteamericana, corresponde a los argentinos.

Invertir en el mercado inmobiliario de Estados Unidos significa para el ahorrista argentino, poner a trabajar el dinero con activos productivos sabiendo que la rentabilidad será en dólares. Esto no sólo es tentador, es comprobablemente seguro, se trata de proyectos inmobiliarios que se basan en los principios de la estabilidad y crecimiento de una economía que, si bien puede tener sobresaltos, cuenta con espalda para poder sobrellevar todo tipo de inestabilidad económica sin perjudicar a la población, ni cambiar las reglas de juego del mercado. La seguridad jurídica y sostenibilidad económica con proyección al crecimiento son las credenciales más importantes que atrapan a los argentinos, y principalmente, atrae sus ahorros.

Los inmuebles en sí presentan grandes fortalezas contra las que se dificulta competir (valorización, productividad, tangibilidad, titularidad), los cuales se potencian al presentarse en un marco seguro, confiable, y rentable, como lo es el mercado estadounidense, cuya economía, una vez más, vuelve a mostrar señales de crecimiento.

(*) José María Softa es Founder Partner de Konnectia, especialista en desarrollos inmobiliarios con sede en Miami y con operatoria en distintos estados de EE.UU.

 

También te puede interesar

por José María Softa

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios