Monday 24 de June, 2024

ESPACIO NO EDITORIAL | 03-04-2024 09:44

Prever es Amar: la importancia de planificar el futuro para tus seres queridos

Enfrentar la idea de la propia muerte suele generarnos incomodidad. Cintia Mándola, Asesora de Seguros de la Compañía Be Macht, a través de su propia historia nos lleva a reflexionar sobre la planificación como un acto de amor y responsabilidad hacia aquellos que dependen de nosotros.

¿Alguna vez te preguntaste qué sucedería con tus hijos si vos no estás? ¿O qué sucedería con aquellas personas que hoy dependen económicamente de vos?

¡Te cuento que yo sí! Tal vez porque mi hijo nació con un diagnóstico que haría que no volara del nido como es lo habitual, o tal vez por mi historia familiar con pérdida de abuelos a temprana edad, dejando hijos pequeños; no lo sé, pero la muerte no fue algo ajeno a mí, y siempre me ocupé de prever. ¡Aunque la vida puede sorprendernos, luego!

Cuando en una entrevista a potenciales clientes realizamos la pregunta inicial de este texto, se advierte que la sola representación de “no estar” a muchos asusta, impacta, y una de las primeras respuestas es: “¡Mejor no hablemos de muerte porque la atraemos!”. Otra es: “¡No quiero ni pensar en eso!” El cuerpo habla y los gestos reflejan incomodidad.

La realidad es que la muerte es parte de la vida, es la otra cara, y esa pregunta nos interpela como seres humanos, nos hace conscientes de la finitud de nuestro ser, y debería llevarnos a repensar qué pasará con aquellos que amamos cuando ya no estemos en este plano.

Si bien no podemos evitar la muerte ni prevenirla, sí podemos prever qué sucederá ante un hecho extremo con aquellos que dependen de nosotros. Implica anticiparnos a ordenar el futuro de quienes amamos… ¡un verdadero acto de amor, sin dudas!

Particularmente, siempre pensé en ello por mi hijo, por mi historia. Pero la vida me sorprendió ingratamente, y mi hijo falleció antes que yo. No pude proteger su futuro, pero sí darle calidad de vida y felicidad en su presente, porque el futuro no me preocupaba (ya me había ocupado de ello).

Al hablar de seguros de vida siempre pensamos en aquellos que tienen un otro que depende económicamente de ellos, pero: ¿Qué sucede con los profesionales independientes, aquellos para quienes su salud es primordial, porque si no trabajan no generan? E incluso deben trabajar, aun transitando cuestiones de salud, a veces complejas. Para ellos, para nosotros -porque soy profesional independiente-, el seguro   prevé un adelanto ante el diagnóstico de una enfermedad grave. Porque, como bien dice Natali, una de mis líderes, no es un seguro de vida, es también un seguro de salud.

Hoy pienso en mis padres, para el caso de que me toque partir temprano, pero también en mí como profesional independiente que soy, si la vida me sorprende con algún diagnóstico que me impida trabajar por cierto tiempo. Teniendo resuelto ello, puedo estar conectada en mi presente y hacer alguna de las cosas que me gustan y me alivian el dolor, acompañando a familias atravesadas por la discapacidad con talleres, charlas sobre discapacidad y maternidad; también con mi libro “León la historia de un guerrero”. Todos aprendizajes que me dejó León.

Prever ciertas situaciones, tener un plan ordenado ante determinados eventos que van a suceder inevitablemente, solo que no sabemos cuándo, nos permite vivir y disfrutar del presente.

¡Vos también podés hacerlo! Solo se necesita dar el primer paso y crear un plan guiado por asesores que van a diseñar lo mejor para tu familia.

Cintia Mándola

@mandolacin

MAS CONSULTORA - BE MACHT

También te puede interesar

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios