Viernes 14 de agosto, 2020

SOCIEDAD | 11-07-2020 13:31

El año negro de Tinelli

La separación con Valdés fue solo el último de una serie de traspiés. Deudas, pelea con Clarín y cuarentena polémica. Sin pantalla.

El 2020 tiene a Marcelo Tinelli con más conflictos acumulados que meses del año transcurridos. Entre marzo y junio el conductor y empresario sumó varios dolores de cabeza en todos los ámbitos de su vida. Los más recientes, la separación con Guillermina Valdés tras ocho años de convivencia y un hijo en común, y los audios que publicó Jorge Lanata entre el presidente de San Lorenzo y el entonces presidente de la AFA, Julio Grondona. De ellos se desprenden arreglos de horarios, pedidos de árbitros y menciones a cheques, obras en el club, financieras y deudas.

La política, lo laboral, lo económico y su vida personal se mezclaron en una escalada de problemas que tuvieron al conductor en el centro de la polémica y de las críticas en reiteradas oportunidades.

La frutilla del postre. El domingo 28, Tinelli confirmó la noticia que coronaba lo que vivió los últimos meses. Con un posteo en su Instagram, anunció el fin de su relación con Guillermina Valdés, después de ocho años juntos. Rápidamente se puso el foco en cómo se dividiría el patrimonio. Tinelli tiene una casa en Esquel, dos departamentos en Le Parc de Figueroa Alcorta y otro en las torres Grand Bourg, una propiedad en Barrio Norte, una chacra en Punta del Este, entre otros bienes.

Lo cierto es que, según explicaron abogadas especialistas en familia a NOTICIAS, no existe tal división de bienes en la convivencia porque no hay ganancialidad. Incluso, aunque alguno de ellos hubiera adquirido empresas o propiedades en ese período -que sucedió-, no se presume que ambos son dueños por el simple hecho de haber convivido.

“Lo que le corresponde a la mujer conviviente es una compensación económica. Para tenerla debe demostrar que producto de la separación tiene un empobrecimiento y acreditar que pudo haber colaborado en el crecimiento de la otra parte”, señala la abogada Ana Rosenfeld a NOTICIAS.

En ese sentido, una de las pistas que iniciaron los rumores sobre su separación fue la búsqueda de una casa en Nordelta por parte de Tinelli. Según pudo saber NOTICIAS, sería para que Valdés se mude. “Me imagino que si esta separación perdura lo van a resolver entre ellos, máxime por la personalidad de Marcelo”, agrega Rosenfeld. Sin embargo, por ahora no está concretado y ambos siguen en las torres de Figueroa Alcorta, en los pisos 10 y 24, tal como lo hicieron durante sus años juntos, en pos de una convivencia ensamblada.

Disputas. La ruptura se vio levemente opacada por unos audios que publicó el lunes 29 Lanata en su programa de Radio Mitre, en donde se escucha a Tinelli y Grondona hacer arreglos para favorecer al club San Lorenzo. El misil se sumó a una serie de batallas que vienen teniendo los periodistas y abrió un nuevo round entre ellos. Para defenderse, Tinelli insinuó que los audios pertenecían a escuchas de la AFI. Lanata lo calificó de ¨payaso" y lo cuestionó por haber estado con todos los gobiernos.

Cuando Tinelli decidió irse a Esquel para hacer el aislamiento, Alejandro Borensztein lo propuso desde su columna del diario Clarín como “el pelotudo del año”. Lanata se sumó a las chicanas y el problema se intensificó cuando Tinelli pidió un avión privado con medicamentos. Las críticas de figuras del propio medio desataron la furia del conductor. "Veo un hostigamiento sistemático del diario Clarín que me sorprende, porque es el diario donde trabajo a través de Canal 13. Me han tratado dos veces en dos editoriales de pelotudo, con una falta de respeto absoluta", lanzó Tinelli. “¿Clarín miente? Sí, y esta vez lo pongo yo. Si yo me pusiera a hablar de las denuncias que tiene el Grupo Clarín, no termino el día”, disparó en ese entonces.

Las rispideces coincidieron con el acercamiento de Tinelli al kirchnerismo: el conductor estuvo en un palco junto a Malena Galmarini en la Apertura de Sesiones Ordinarias en marzo y se fotografió sonriente con Máximo Kirchner, quien había dejado a Tinelli fuera del negocio del Fútbol Para Todos en 2013.

Problemas financieros. Después del duro enfrentamiento con el Grupo Clarín, hasta se puso en duda su continuidad en El Trece. Y aunque no se rompió ese vínculo, todavía no pudo volver con el "Bailando" debido a las limitaciones que impone la pandemia, aunque sí lo hará con un programa de humor.

El parate laboral parece haberle traído complicaciones económicas. NOTICIAS reveló, en abril, que entre el 6 marzo y el 27 de abril, Tinelli libró 78 cheques a su nombre que no contaban con fondos. El monto total no abonado era de $ 32.852.520 y en dos de sus empresas la situación era todavía más crítica. Desde su entorno habían explicado a esta revista que estaban regularizando el problema y que “era un momento complicado, pero nada grave”. De hecho, Tinelli tendrá un gran ingreso por el acuerdo judicial al que llegó con el Grupo Indalo, por una suma de más de 100 millones de pesos que se abonaría en 60 cuotas mensuales.

Sin poder escapar del conflicto en ninguno de los ámbitos de su vida, probablemente Tinelli se llevará un buen recuerdo de este año.

Galería de imágenes

Delfina Tremouilleres

Delfina Tremouilleres

Periodista de Información General.

Comentarios