Monday 22 de July, 2024

SOCIEDAD | 18-10-2023 11:52

El ensayista Norberto Galasso denunció que fue estafado por su hija

El historiador subió a las redes un video donde explica cómo la mujer y personas vinculadas al club San Lorenzo de Almagro han ejercido una maniobra delictiva para despojarlo de su vivienda.

"Hago este video para ratificar noticias que están circulando respecto a juicios de los cuales debo ocuparme. Primero, un juicio dirigido a recuperar el dominio de la casa donde nací y viví casi toda mi vida; de la que, a través de un engaño de escrituras tramposas, se ha apoderado mi hija Laura y un grupo de personas que dicen ser representantes del club San Lorenzo de Almagro", denunció el historiador Norberto Galasso.

“En segundo lugar, otro juicio, que se origina cuando ellos han obtenido dinero de un préstamo dando como hipoteca esta propiedad en la que vivo con mi hijo. Ahora, llegado el momento de devolver ese dinero, no pueden hacerlo porque lo han girado al exterior y los acreedores hipotecarios inician un juicio dirigido al remate de la propiedad para cobrar su inversión”, continuó el escritor de “Seamos libres y lo demás no importa nada”, la reconocida biografía revisionista del general José de San Martín.

El drama del historiador y ensayista se remonta a 2009, cuando su hija, la psicóloga María Laura Galasso, invitó a su padre a asistir a una reunión. En ese encuentro, además de los dos familiares, se encontraba la terapeuta personal de María Laura que aconsejó a Norberto Galasso que, para afianzar la salud de su hija “ella necesitaría ser dueña de algo”.

Según el autor de “Jauretche y su época”, la profesional le propuso: “Hagamos una transferencia de dominio donde ella le compra a usted, por escritura pública, haciendo una simulación que quede en el registro de la propiedad. Ella se sentiría dueña de la casa”. Si bien, de acuerdo a sus declaraciones a NOTICIAS, al principio el escritor no había aceptado, la insistencia de la psicóloga, su hija y amistades de ella, vinculados a la hinchada de San Lorenzo de Almagro, lograron presionarlo y convencerlo para iniciar la transacción mediante una escribanía. 

Norberto Galasso

“Me encuentro que la propiedad de Asamblea al 800 está dividida en tres unidades y figuran compradas por mi hija. La escribana me dice que ella pone en la escritura que el dinero se entregó antes, no consta que hubo dinero en ese momento. En esa reunión, estaban presentes varios amigos de ella”, rememoró el historiador de 87 años, negando que haya existido algún pago referido a esta transacción inmobiliaria.

Con el correr de los años, María Laura Galasso se distanció del resto de la familia y evitaba discutir el tema de la propiedad familiar. “Pasado el tiempo, quise armonizar esto porque mi hijo está de por medio. Pero con mi hijo tuvimos que hacer un juicio de nulidad de escritura, porque era prácticamente una estafa. En ese momento, ella busca inversores y toma dinero en préstamo poniendo la propiedad como garantía hipotecaria”, señaló el padre de la psicóloga.

Norberto Galasso

De acuerdo a los despcrito por Galasso, más allá de la tasación de la propiedad de cientos de miles en moneda estadounidense, la operatoria financiera, sumando los intereses, dan un valor total de 105.000 dólares. Sin embargo, el impedimento para que se haga el remate de la propiedad por parte de los abogados del ensayista tuvo sus costos. Amenazas y mensajes violentos realizados por distintas personas, que en su entorno especulan tendría que ver con la barrabrava de San Lorenoz, provocaron que los letrados y representantes del historiador renuncien al caso.

En estas ultimas semanas, los acreedores hipotecarios llevaron a cabo otro litigio aduciendo el cobro del préstamo. En el pleito legal, se manifiesta la intención de subastar la propiedad de Asamblea 850, que figura a nombre de María Laura Galasso, desalojando y dejando en la calle a Norberto y su hijo Gustavo. El drama familiar y la codicia está en manos de los tiempos de la Justicia local.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Gustavo Winkler

Gustavo Winkler

Redactor.

Comentarios