Viernes 9 de diciembre, 2022

SOCIEDAD | 05-06-2022 00:28

La vuelta de los clásicos realities de encierro

"El hotel de los famosos" logró revertir el rating y se posiciona entre lo más visto del día mientras en Telefe ya se preparan para la vuelta de "Gran Hermano".

Luego de varios años sin poder hacerle sombra a Telefe en el prime time, El Trece parece haber encontrado la fórmula para lograr imponerse, o al menos dar batalla, en el horario más codiciado y rentable de la tevé. Porque además del éxito que ya no es novedad de Guido Kaczka, el canal del Grupo Clarín desempolvó una fórmula televisiva que había quedado en el olvido luego de ser imbatible a principios de siglo: los realities de concursantes encerrados las 24 horas del día.

"El hotel de los famosos" no sólo logró revertir un flojo comienzo en materia de rating y ahora convertirse en un abonado al top 5 de los programas más vistos del día, sino que además volvió a poner en relevancia un formato que hacía rato que no estaba presente en la televisión argentina. Tal ha sido el suceso que hasta Telefe ya se encuentra en los preparativos para poner al aire sobre fin de este año "Gran Hermano", el reality de encierro más popular de todo el mundo y que supo batir récords de audiencia en el país.

Luego de una cuarentena sin precedentes, lo cierto es que la nueva tónica parece ser ver a otros concursantes en la misma realidad que todo el mundo tuvo que atravesar. Como si estuvieran aislados, seguir la suerte de los participantes en cautiverio ha vuelto a captar la atención y el interés de las audiencias.

Suceso. Si bien el reality del hotel está al aire desde marzo, no fue hasta bien entrado mayo que logró posicionarse. En El Trece habían avisado que confiaban en el producto y más allá de unas primeras semanas con un rating por debajo del esperado, que incluso llevó a que se le cambiara el horario, el tiempo parece haberles dado la razón. De no llegar a las dos cifras de rating, a lograr picos de audiencia que lo vuelven lo más visto del día. En el canal festejan que la apuesta diera sus frutos y que el reality fuera uno de los principales factores gracias a los cuales El Trece logró un hito que no conseguía desde el 2019. Porque precisamente el lunes 16 de diciembre de aquel año, gracias a la final del "Bailando por un sueño", había sido la última oportunidad en la cual el canal había logrado imponerse en el rating global del día a Telefe durante un día hábil. El pasado 26 de mayo la señal volvió a lo más alto del podio diario con un promedio de 7,9, apoyado en gran parte en el reality que fue lo más visto del día con 11,4 de promedio.

“Lo que tiene de atractivo es que justamente a este tipo de programas se les había dado un descanso y lo que logró 'El hotel' es darle un rejuvenecimiento a la idea del encierro, con una idea original”, explica el filósofo Tomás Balmaceda, quien forma parte del panel que analiza el reality los domingos en el debate.

Así, después de que en su momento la pantalla estuviera repleta de programas de este estilo, El Trece apostó por volver a usar esta fórmula y los resultados están a la vista. Por eso, desde Telefe apuran el comienzo de su gran apuesta: la vuelta de "Gran Hermano", el más icónico de estos realities, que llegará así a su décima edición y volverá a la pantalla del canal de las pelotitas luego de que las dos últimas versiones fueran a través de América TV sin despertar mucho interés (2015 y 2016).

A mediados de junio está previsto que comience el casting para elegir a los 16 participantes que ingrersarán a la que supo ser “la casa más famosa del país”. La idea del canal es que el programa esté al aire para el último trimestre del año, dependiendo, entre otros factores, de cómo venga midiendo la pantalla. De esta manera, después de mucho tiempo, dos realities de este estilo volverán a chocar en el prime time, ya que luego de este inesperado crecimiento, “El hotel de los famosos” ya tiene confirmada una segunda edición que se emitirá en el verano 2023.

Cambios. Pero si bien la fórmula del encierro ya había sido probada exitosa y su desaparición de la pantalla se debió más al cansancio de las audiencias por reiteración que a falta de programas, lo cierto es que el cautiverio hoy dista mucho de lo que era hace más de una década. “El encierro va más allá de lo físico, es un encierro más vinculado a no tener el teléfono en la mano. Ese es el tipo de aislamiento en la actualidad. Y esto se puede ver cómo repercute en la desesperación de los participantes por saber el pulso del programa porque no están al tanto de nada”, explica Balmaceda. En efecto, el programa está grabado y los participantes ni siquiera pueden intuir el humor social del público debido a que los eliminados no son por voto de la audiencia sino debido a pruebas de destreza. Así, el experimento del asilamiento es llevado aun más allá. Son sólo ellos compitiendo contra sus rivales sin injerencia del afuera. Esta receta es la misma que coronó a "Master Chef", que si bien es otro tipo de reality, generaba intriga y suspenso ante el desconocimiento de qué iba a salir del certamen.

Aggiornarse parece ser la necesidad para este tipo de programas y para la próxima edición de "Gran Hermano" se preparan algunas novedades y en especial una ampliación de la edad máxima que pueden tener los participantes. Al contrario de ediciones anteriores, esta vez la franja étarea llegará hasta los 50 años, buscando también una mayor identificación para cada televidente en particular.

Con algunas modificaciones y adaptados a los tiempos, los argentinos parecen dispuestos nuevamente a ver gente desconocida entre sí tratar de convivir y prevalecer. Después de la experiencia de una cuarentena mundial, ahora el disfrute pasa por ver a otra gente encerrada.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcos Teijeiro

Marcos Teijeiro

Periodista de Información General.

Comentarios