Tuesday 21 de May, 2024

SALUD | 13-07-2023 12:44

Claustrofobia: por qué surge y cómo superarla

Cómo se desencadena el miedo irracional a los lugares pequeños o abarrotados.

La claustrofobia es una de las fobias más comunes, que, si bien no es una condición de pánico, la experimentación de sus señales genera ansiedad y miedo. Estar encerrado en una habitación sin ventanas, quedar atrapado en un ascensor o conducir en una autopista congestionada pueden ser factores desencadenantes de sus síntomas, que pueden ser leves o severos

Las sintomatologías aparecen después de un factor desencadenante, dependiendo de la gravedad de la fobia, que puede incluir sudoración, estremecimiento, sofocos, ansiedad, dificultad para respirar, hiperventilación, náuseas, ritmo cardiaco acelerado, vértigo y sensación de miedo. Según los especialistas, para algunas personas, la claustrofobia puede desaparecer por sí sola, pero también puede requerir de terapia para controlar y adaptarse a sus síntomas.

Cómo se desencadena el miedo irracional a los lugares pequeños o abarrotados.

Estar en una habitación pequeña sin ventanas, presenciar un recital multitudinario, viajar en un vehículo pequeño y subirse en un elevador abarrotado son situaciones denominadas "desencadenantes", pero no son los únicos factores de alarma. Un estudio de 2011 determinó que las personas con espacios “cercanos” más grandes alrededor de su cuerpo tienen más probabilidad de sentirse claustrofóbicos cuando ese círculo se ve amenazado por alguien que se acerque demasiado.

Si bien se sabe poco sobre las causas, las personas usualmente desarrollan claustrofobia durante la infancia, o en su adolescencia, y se estima que factores ambientales pueden jugar una parte importante. Además, se tiene en cuenta la probabilidad de desarrollar la fobia si hay antecedentes familiares. Algunos especialistas vinculan a la condición con la disfunción de la amígdala, que es la parte del cerebro que controla la manera en la que procesamos el miedo.

Cómo se desencadena el miedo irracional a los lugares pequeños o abarrotados.

La claustrofobia es tratable y, según especialistas, los pacientes pueden llegar a recuperarse de la afección. Diferentes tipos de asesoría pueden ayudar a superar el temor y controlar los factores desencadenantes, pero se debe acordar previamente con el especialista qué tipo de terapia funcionaria mejor.

Terapia cognitivo conductual (TCC)

Un terapeuta cognitivo conductual enseñará a controlar y alterar los pensamientos negativos que surgen de situaciones que desencadenan la claustrofobia. Al aprender a cambiar los pensamientos se pueden aprender a transformar la reacción a diferentes situaciones.

Terapia

Terapia racional emotiva conductual (TREC)

La terapia racional emotiva conductual es una forma orientada a las acciones de la terapia cognitiva conductual que se enfoca en el presente. La TCC se enfoca en las actitudes, emociones y comportamientos no saludables e incluye rebatir las creencias irracionales para ayudar a las personas a desarrollar alternativas realistas y saludables.

Relajación y visualización

Los terapeutas ofrecerán diferentes técnicas de relajación y visualización para usarlas cuando la persona se encuentre en una situación claustrofóbica. Las técnicas pueden incluir ejercicios como contar de forma regresiva desde 10 o imaginar un espacio seguro. Estas técnicas pueden ayudar a calmar y aliviar el pánico.

Muchas personas con claustrofobia evitan los espacios que desencadenan la afección. Sin embargo, es posible que esa no sea una buena solución, a largo plazo, porque eventualmente se pueden encontrar en una situación inevitable. Ante eso, se sugiere respirar lentamente mientras se cuenta hasta tres en cada respiración y enfocarse en algo seguro, como el tiempo que transcurre en un reloj.

..

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios