Thursday 29 de February, 2024

SALUD | 08-11-2023 12:50

Cuáles son las frutas y verduras que desafían al cambio climático

Las cosechas están siendo afectadas por los bruscos cambios climáticos y de temperatura.

“El proceso de crear nuevos cultivos que puedan soportar embates climáticos suele tardar. Lo más probable es que las soluciones se descubran a partir de áreas de investigación muy diversas, desde la tecnología molecular de edición de genes hasta la explotación de vastas colecciones globales de semillas que se conservan desde hace siglos”, señaló la reportera especializada Kim Stevenson al portal The New York Times y agregó: “Además, por supuesto, estas nuevas frutas y verduras deben tener buen sabor”.

“Podemos aprovechar estos métodos técnicos para encontrar soluciones climáticas, pero no servirán de nada si la gente no quiere comer esos productos”, explicó Michael Kantar, profesor asociado en la Universidad de Hawái, campus Manoa, que se dedica al estudio de los parientes silvestres de los cultivos existentes. Una propuesta aplicada a frutas y verduras ante los embates del cambio climático está siendo analizado por diversos especialistas.

Entre las innovaciones se encuentran las cerezas resistentes al calor. Para producir frutos, los cerezos necesitan periodos que los reproductores califican como horas frío: por lo menos el equivalente a un mes en horas acumuladas de temperaturas entre 0 y 7 grados Celsius. Si el invierno es muy templado, el florecimiento es errático y en algunas ocasiones no se logra el cultivo.

Cerezas

En la actualidad, cada vez es más difícil que los cerezos tengan suficientes horas frío en algunas regiones. Una solución es el fruto en forma de corazón Cheery Cupid de International Fruit Genetics, empresa que hace poco fue adquirida por Bloom Fresh. Este tipo de cerezas solo necesitan alrededor de un tercio de la cantidad usual de clima frío. “Lo que intentamos fue hacerlas más tolerantes al clima veraniego para que resistan este calor tremendo, pero también tienen que sobrevivir a un invierno más caluroso”, informó Chris Owens, el referente principal de productos vegetales de la empresa. Además, afirmó que las Cherry Cupid son más jugosas y dulces que otras cerezas.

Cuando una coliflor madura, sus hojas verdes se abren y dejan expuesta la cabeza blanca, llamada cogollo. El cogollo es muy sensible a la luz del sol; si recibe demasiada luz solar, puede hacerse beige y mancharse, y así no se venderá. Para evitar que eso ocurra, aproximadamente dos semanas antes de la cosecha, los agricultores doblan las hojas a mano para que cubran el cogollo, un método costoso y laborioso.

Coliflor

Pero, como alternativa, los productores desarrollaron la coliflor verdaderamente blanca Destinica. En esencia, no se quema. Además, es mejor para el suelo porque menos trabajadores caminan por los campos. La Destinica es un ejemplo del grupo de coliflores amigables con el clima que han sido desarrolladas por Syngenta Vegetable Seeds, proyecto que forma parte Syngenta, una empresa agrícola de origen chino con sede en Suiza.

Un grupo de investigadores del Centro de Mejora de Vegetales y Frutas de la Universidad de Texas A&M comenzó a tratar de producir melones que puedan sobrevivir al cambio climático. Con ese fin, la universidad, con financiación del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, presentó dos nuevos melones, el "Supermelon" y el "Flavorific", con sistemas de raíces más profundas que pueden obtener más agua del suelo con el fin de sobrevivir a las sequías. Quienes lo han probado dicen que estos melones son dulces, con pulpa densa, y acaban de ponerse a disposición de los agricultores.

melones

Phil Simon, profesor de horticultura en la Universidad de Wisconsin-Madison, ha dedicado más de una década a tratar de producir una zanahoria cuyas semillas puedan germinar incluso en suelo salino, caliente y seco. En una sequía, no hay suficiente humedad para diluir las sales minerales en las aguas freáticas. Y resulta que las zanahorias no toleran la salinidad, en especial cuando acaban de brotar de las semillas y cuando faltan una o dos semanas para cosecharlas.

Una idea es cruzar zanahorias comerciales dulces y anaranjadas con zanahorias silvestres capaces de soportar el calor. Sin embargo, aclaró que perfeccionar esa combinación podría llevarles otros 10 o 15 años. Se sabe que no será la primera zanahoria diseñada para efectos de sostenibilidad en un clima cambiante. En 2003 se desarrolló la Eskimo, una zanahoria de Nantes chata con huella de carbono reducida, diseñada para crecer bien en el invierno frío del norte de Europa.

Las papas requieren un suministro constante y moderado de agua y prefieren un clima fresco, pero las temperaturas están cambiando tan rápido que un conocido investigador escocés especializado en productos vegetales advirtió hace poco que la industria de la papa enfrenta una “amenaza existencial”. Para contraatacar estas circunstancias, los investigadores de la Universidad de Maine, se han dedicado a estudiar las genéticas que puedan ayudar a que las papas sobrevivan a las condiciones de calor extremo e inundaciones.

papas

También exploran opciones para combatir nuevas oleadas de plagas y enfermedades típicas en condiciones más húmedas y calientes. “Una estrategia que se estudia en otros laboratorios es la creación de plantas cuyas hojas tengan más tricomas, lo que dificulta que los insectos puedan ir de un cultivo a otro. Por lo menos se necesitarán cinco o seis años para tener listas papas para freír, que puedan soportar el cambio climático y sean utilizadas por los agricultores”, indicó Greg Porter, profesor de ecología y gestión de cultivos.

Finalmente, las manzanas estuvieron en consideración. “Desarrollar con éxito una manzana nueva lleva tiempo Por lo regular toma 20 años”, explicó Kate Evans, horticultora, productora de frutas y profesora de la Universidad Estatal de Washington, y añadió: “Es una de las razones por las que Cosmic Crisp, una manzana desarrollada con conciencia del clima, pues crece bien con poca luz solar, fue alabada luego de que ayudó a lanzarla al mercado en 2019. Esta variedad, que soporta muy bien el calor, ahora crece en 21 millones de árboles en el estado de Washington”.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios