Thursday 18 de July, 2024

SALUD | 25-10-2023 12:01

Cuáles son los errores al intentar dormir bien

Según estudios, la meditación y el reenfoque cognitivo son trucos para mejorar el sueño.

Un estudio encontró que las personas que normalmente duermen bien, pueden tener problemas para conciliar el sueño si están estresados. En ese aspecto, los individuos con insomnio suelen recurrir a pensamientos previos a conciliar el sueño y tienden a ser más enfocados en la planificación y resolución de problemas.

Incluso en una investigación con 400 adultos jóvenes se observó cómo ver televisión puede afectar el sueño. Los investigadores encontraron que los niveles más altos de visualización compulsiva están asociados con una mala calidad del sueño, más fatiga, y un aumento en los síntomas de insomnio.

Insomnio

Por otro lado, el reenfoque cognitivo, desarrollado por el psicólogo e investigador estadounidense Les Gellis, busca distraer al sujeto con pensamientos placenteros antes de acostarse. En ese caso, se elige una tarea cognitiva atractiva, con suficiente alcance y amplitud para mantener el interés y atención, sin causar excitación física o emocional.

Un estudio de personas con insomnio encontró que aquellos que probaron el reenfoque cognitivo experimentaron una mejora significativa en los síntomas de insomnio en comparación con el grupo de control. “No importa lo que elijas, asegúrate de que sea algo que se adapte a ti y a tus intereses. La tarea necesita ser placentera, sin ser demasiado estimulante”, señalaron los expertos al portal The Conversation.

dormir

Otra forma, es la práctica de la meditación, que puede aumentar la autoconciencia. El entrenamiento en esta disciplina puede ayudar a reconocer y evitar cuándo se entra en una espiral de pensamientos rumiantes. Distintas investigaciones han demostrado que las terapias basadas en la conciencia plena pueden ayudar a combatir al insomnio.

La australiana Melinda Jackson, profesora asociada del Instituto Turner para la Salud Mental y del Cerebro de la Universidad Monash, aconsejó los siguientes pasos: “Mantener una rutina constante a la hora de acostarte, para que tu cerebro pueda relajarse. Anotar tus preocupaciones en algún momento del día, para no pensar en ellas cuando te acuestas. Ten un horario consistente para irte a la cama, reduce el uso de la tecnología por la noche, y haz ejercicio regularmente durante el día”.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios