Viernes 19 de agosto, 2022

SALUD | 20-06-2022 11:16

Juanetes: Preguntas frecuentes, recomendaciones y avances

El Doctor Fernando Troilo, es Director de Buenos Aires Pie, Médico Auditor y especialista en Medicina y Cirugía del pie y tobillo.

Dr Troilo, ¿Qué nos puede decir acerca de los juanetes, en general?

A pesar de su género masculino, el juanete o “hallux valgus”, afecta más a las mujeres que a los hombres en una relación de 8 a 1. Es la décima enfermedad más buscada en las redes y buscadores web afectando aproximadamente al 35% de la población. Se desarrolla como una prominencia en el metatarso donde comienza el dedo gordo, que crece y se inflama, duele y muchas veces se infecta. Esto en general se agrava por el uso del calzado de moda, de horma angosta y/o tacos altos, si bien su origen es mayormente genético.

¿Siempre debe operarse el juanete?

Muchas veces los aditamentos de silicona y un zapato más ancho, de taco bajo mejora los síntomas, sin embargo, la solución definitiva es la cirugía. Dejar pasar el tiempo solo agrava el problema.

Antiguamente cuando el paciente no presentaba dolor o complicaciones, el juanete no se operaba. Esto era debido a lo cruento de las técnicas quirúrgicas, muchas veces con colocación de yesos, clavos u otros inmovilizadores y al reposo prolongado. En la actualidad, la posibilidad de retirarse del sanatorio caminando, los analgésicos de última generación y el retorno precoz a la tarea laboral sumado a las técnicas menos invasivas, han superado esa indicación sumándose el aspecto estético a la misma.

¿Cómo es una cirugía de juanetes?

Hay varios procedimientos de vanguardia y es el cirujano quien debe optar por uno de ellos según cada paciente, el tipo de patología, sus asociaciones (dedos martillo, garra, etc) y las expectativas de la persona. La operación consta de realizar pequeños cortes en el hueso que permiten cambiar su posición y orientación. Hace muchos años sólo se realizaban las exostectomías, aquellas a la que vulgarmente se le llama “limar el hueso”. Esto traía aparejado una recidiva casi segura (que el juanete vuelva a salir) o una corrección incompleta. Hoy en día la cirugía MIS o percutánea y la cirugía mixta que utilizamos en BAP, sumado a el uso de plasma rico en factores de crecimiento tisular, permite procedimientos más seguros, más rápidos y menos cruentos. Esto permite al paciente retirarse en el día y caminando. Pese a estas ventajas debe tenerse en cuenta que como decía un querido profesor “las técnicas quirúrgicas son para los pacientes, no para los cirujanos”. De esta forma la elección de la cirugía es para bien absoluto de quien la recibe. Cada paciente es distinto y cada juanete tiene su “personalidad” por lo cual la cirugía es personalizada.

 

¿Se puede operar con láser?

Debo aclarar aquí, que pese a los avances de la cirugía no existe en traumatología el uso del láser. Por lo tanto, dicha promoción y aquella que se refiere al uso de férulas o aditamentos curativos “mágicos” entran dentro del capítulo de la medicina referido a la “charlatanería y curanderismo”, siendo solamente un engaño.

 

¿Es necesario ser especialista para realizar estas intervenciones?

Años atrás las cirugías del pie eran realizadas por traumatólogos generales o aún cirujanos generales. En la actualidad se halla altamente especializada, encontrándose expertos en la misma. Aquí la experiencia es fundamental. La mayoría de las cirugías del pie requieren una curva de aprendizaje elevada, años de práctica y perfeccionamiento en el país y el exterior. Por lo tanto, el “secreto” de una buena cirugía y su pronta recuperación radica en varios factores: Un equipo entrenado, un paciente colaborador con las indicaciones del post operatorio y confiado en su recuperación, y la correcta elección de la técnica quirúrgica por parte del cirujano. Hay más de trescientos procedimientos para operar un juanete. La experiencia y el conocimiento médico es fundamental para la elección del más adecuado, según las características de cada cual.

¿Se pueden usar zapatos de moda o con tacos, después de la cirugía?

Un mito de la cirugía del juanete es acerca de las limitaciones que quedan posteriormente a la misma. No hay ninguna limitación sostenible en el tiempo en una operación exitosa. El uso de tacos altos, por ejemplo, tiene las mismas recomendaciones que en las personas no operadas. Se desaconseja el uso por muchas horas y se recomienda la realización de ejercicios para elongar los músculos posteriores de la pierna y el tendón de Aquiles que se encuentran retraídos con el uso constante de tacos altos. Esto ocasiona dolor, calambres y fascitis plantar (dolor en el arco interno del pie y/o talón).

En síntesis, si usted presenta juanetes, dedos en garra u otras patologías deformantes del pie que lo afecten funcional o estéticamente, la recomendación médica será la cirugía. Los métodos que se emplean actualmente son poco invasivos, con un correcto manejo del dolor post operatorio y una recuperación acorde a los mismos.

Dr Fernando G Troilo

MN: 91.741 MP: 39.771

@buenosairespie

 

 

También te puede interesar

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios