Saturday 20 de April, 2024

SALUD | 25-04-2022 15:10

Los Trastornos Psíquicos; la encarnación de la Angustia

Laura Amicone es Licenciada en Psicología y Psicoanálista con un trabajo clínico de 15 años. En esta ocasión nos trae conceptos sobre la Angustia en el ser humano.

La Angustia es uno de los estados más temidos por el ser humano. Donde la mejor forma de “valentía” que creemos tener y aparece es la Represión. Nada se quiere saber de aquello que se cree que no se puede enfrentar, y que por lo tanto podría desestructurarnos.

Volver “invisible” la Angustia parecería ser uno de los actos más osados. Nos resistimos y escapamos de esta cada vez que sea necesario, consciente e inconscientemente.

Del primer lugar de donde hacemos invisible aquello que nos angustia, es del discurso. Nada que sea insoportable para nuestra conciencia es posible nombrar. Nada que suponga un riesgo para nuestra psiquis es posible poner en palabras. Todo significante cargado de angustia, se lo estructura de la mejor manera posible para poder escucharlo.

La Angustia es inevitable, nos habita indefectiblemente. Nos anticipa a una situación de dolor o de algo que pensamos que no vamos a tolerar, poniéndonos en un lugar de tensión psíquica, ubicando nuestros mecanismos defensivos en guardia.

Cuando lo que nos angustia se nos torna insoportable lo reprimimos, no la hacemos consciente, entonces es ahí donde se adhiere a un síntoma.

Los trastornos tienen lugar justo allí, en la aparición de un síntoma, aquello que no pudimos expresar con dichos (porque había una imposibilidad de enfrentarlos) y entonces lo hacemos con el cuerpo.

Podemos salir victoriosos en tanto se trate de esconder la Angustia, reprimiéndola y sin mirarla, pero jamás podremos hacer invisible un síntoma. La angustia es una emoción, y por lo tanto por algún lado se filtra. Eso que viene a incomodarnos, que trae malestar y se torna perturbante, y que además insiste y se repite, poniéndonos en lugares que nos generan malestar, siendo esto un síntoma encarnado por la Angustia.

En el consultorio casi nadie usa la palabra Angustia, porque está latente. En cambio, todos hacen referencia en su relato, a diversos síntomas, como la Ansiedad, Depresión, Irritabilidad, Trastornos alimenticios, Consumos problemáticos, Trastornos en la conducta, Problemas en los vínculos y un sin fin de formas de nombrar la angustia sin nombrarla.

¿Pero qué hay detrás de cada uno de estos?

Desde el psicoanálisis me atrevería a decir que cada uno de estos síntomas, encarna sufrimiento, dolor, Angustia.

La Angustia es el único sentimiento que No Miente, el único sentimiento en carne viva del orden de lo real y pulsional, que muerde al sujeto en un estado en donde no puede hacer vínculo más que con sus síntomas, aquello expresado en fenómenos del cuerpo (falta de aire, taquicardia, sudoración, falta de libido, irritabilidad, entre otros), un sujeto tomado por el cuerpo incapaz de dialéctizar.

Cada síntoma tan singular y subjetivo, devenido de aquello que apropiamos de nuestro pasado, lo que percibimos de nuestra historia, de cada estructura de personalidad, y la autopercepción que tenemos de nosotros mismos.

En cada síntoma, el escenario donde se juega la angustia es distinto. En la Histeria es en el cuerpo, en la Neurosis obsesiva en los pensamientos, y en las fobias en objetos o situaciones externas.

Por lo que no podemos curarnos de aquello que se repite sin cesar, sin valentía, para atrevernos a mirar dentro nuestro, lo que verdaderamente encarna el síntoma por más oscuro, ominoso y aparentemente inabordable que sea.

 

Datos de contacto:

Mail: [email protected]

Instagram: Laura_Amicone_Psicologa

 

También te puede interesar

por CEDOC

En esta Nota

Comentarios