OPINIóN | 25-09-2021 12:21

Cómo salvar un bosque

La organización Banco de Bosques propone comprar bosques para protegerlos de la destrucción, en una campaña activa y constante para la preservación del planeta.

Cada vez más evidencia científica, cada vez menos tiempo, cada vez más soluciones disponibles, pero como zombies seguimos marchando con la mirada perdida hacia un colapso que va a afectar la vida tal como la conocemos. Ya no se trata de la anestesiante frase que culmina con el típico “… las generaciones futuras”, que nos relaja la mente por no tienen cara, ni nombre. El daño global nos pone frente a frente padres con hijos, abuelos con nietos.

Banco de Bosques toma su parte en esta trinchera con un llamado simple a la acción directa adaptado a la escala de cada uno. Desde hace 12 años nos dedicamos a canalizar donaciones de diferentes montos destinadas exclusivamente a comprar propiedades con bosques en peligro. Como activista ambiental desde los 14 años (estoy por cumplir 50) no pienso dejar de participar en cuanta campaña se me presente para presionar a las autoridades y a las empresas para frenar abusos ambientales pero el activismo más poderoso es el económico. No me arrepentiré nunca de haberme encadenado a las topadoras en el chaco salteño cuando estaba en Greenpeace, pero al volver a Buenos Aires los desmontadores cortaban las cadenas y seguían destruyendo el bosque tranquilos. “Hay que hacer que ganen plata haciendo otra cosa o comprar nosotros el bosque y mostrarles que es posible” pensé. Si logramos eso, ahí sí la topadora se va detener definitivamente.

Voluntarios Banco de Bosques

La acción es por un lado colectiva. De la crisis de crisis climática y de extinción salimos todos juntos (o casi todos porque creo que con Bolsonaro no podremos contar) o sucumbimos como especie. Y por el otro multidisciplinaria, protestas y propuestas en un combo complementario que expresel surgimiento de una nueva economía. En esa cancha se metió Banco de Bosques. Nuestro conocimiento del mercado inmobiliario de tierras nos permite saber qué bosques están en camino a la hoguera y poder juntar los fondos necesarios para salvar algunos de ellos haciendo que la gente sepa exactamente cuántos m2 dona y exactamente donde están.

Todo suma: peticionar, marchar, hacer notas, ir a reuniones, tomar decisiones como consumidores castigando y premiando a los productos según su performance ambiental, entre muchas cosas no menores y no menos impactantes cuando la reacción es en cadena. Y las empresas lo están empezando a notar. Los políticos, más tarde, pero también. El título de este artículo los convoca.

Pero si hay algo letal y fulminante contra el cambio climático y la extinción: la donación de m2 de tierras. Jugas con las reglas del mercado, tu dinero va a una cuenta, esa cuenta se usa para comprar EXACTAMENTE el mismo campo con bosque nativo que iban a comprar los señores de las topadoras. ¿Cómo sabemos que eso es así? Porqué leemos los mismos avisos clasificados. Simple.

Ya paso tres veces. Más de 700 argentinos dejaron con las ganas a las topadoras en Misiones y en Chaco porque activaron donaciones de tierras y hoy en esos lugares pasaron tres cosas: se evitó el cambio climático, se evitó la extinción y se generó una nueva economía a partir del bosque en pie y no el bosque destrozado.

La alta eficiencia de las donaciones de tierra tiene más de 87 años de historia en Argentina. El primero que la puso en práctica fue un señor llamado Francisco Moreno y desde entonces no falla. La donación de m2 de tierra es hoy es más que un legado perpetuo de lugares lindos, es una acción urgente de alto impacto, veloz y concreto para hacer ALGO contra el cambio climático y la pérdida acelerada de especies. Esta extinción masiva se puede detener todavía pero hay que actuar hoy. Banco de Bosques ofrece esa posibilidad de manera simple con un par de clicks, hace 12 años que funciona y ni un gramo del carbono de esos bosques se emitió y ni un solo centímetro cuadrado se perdió.

Emiliano Ezcurra

 

*Emiliano Ezcurra, director de Banco de Bosques.

 

 

También te puede interesar

por Emiliano Ezcurra*

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios