Viernes 23 de abril, 2021

PERSONAJES | 17-03-2021 15:23

Agustín Lasia: “Para mí la música es igual a la vida”

Es uno de los mejores pianistas argentinos sub20. El despertar temprano de la pasión. Talento, dedicación y perseverancia.

Agustín Lasia fue un bebé prematuro y tuvo que sobreponerse a un paro cardiorrespiratorio. O sea que a poco de nacer, estuvo por morir. El relato forma parte del recuerdo familiar y sus padres repiten las palabras del neonatólogo: “Este pibe va a dar que hablar”. Y más que hablar, daría que escuchar porque, antes de saber leer y escribir, entendió que el piano era como un cohete que podía llevarlo a la luna. O más lejos. Y esa posibilidad estaba en la casa de su tía paterna que, si bien no es pianista profesional, había estudiado en el conservatorio y tenía el instrumento. Cada vez que iba a visitarla, ella hacía magia con las teclas. Las obras de Chopin lo sacudían. Fantaisie-Impromptu, op. póst. 66, era su preferida. Todavía recuerda que al oír esa melodía, pensaba: “Quiero llegar a tocar esto algún día”. Fue un decreto y una declaración de amor. 

Noticias: Su tía influyó mucho en su interés por el piano.

Agustín Lasia: Totalmente, ella siempre tocaba el piano y siempre me dio mucha curiosidad y me gustó mucho. A los cinco años, les pedí a mis papás estudiar. Pero pensaban que era un capricho de un nene que hoy quiere piano y mañana quiere ser ingeniero. Entonces tampoco me hicieron tanto caso y recién a los 8, después de varios años de insistir, me llevaron por primera vez a clases y me encantó, fue un viaje de ida. 

  A los 9 años hizo su primer concierto “autogestionado”: estaba en un crucero por Brasil con su familia y, con su hermano mayor, se coló en un teatro (en ese momento cerrado) donde ya había visto que había un piano de cola y se sentó a tocar “Para Elisa”. La gente, incluyendo al director artístico del barco, se fue agrupando para filmar al mocoso que le daba con entusiasmo al teclado. Entonces la organización artística terminó hablando con su madre y le ofreció una fecha para su show debut. 

Noticias: ¿Cuántas horas diarias le dedica a la música?

Lasia: Entre cinco y seis, capaz que algún día puedo hacer siete, pero no menos de cinco.

Noticias: ¿Sábados y domingos también?

Lasia: Sí, por supuesto. A los 12 o 13 años me di cuenta de que quería hacer esto profesionalmente, fue cuando tomaba clases con mi segunda profesora de piano, María Teresa Criscuolo, con quien sigo estudiando. Ella me dijo algo que siempre recuerdo: que uno puede tener talento pero sin dedicación, esfuerzo y perseverancia no sirve de nada. Y, en realidad, si uno se ordena bien, cinco horas al día no es tanto. Hago unas horas a la mañana, otras a la noche, no termina siendo mucho. No es mucho más que lo que dedica una persona en otra carrera. Tengo mucho tiempo para estar con amigos, para el ocio y aun así a veces estudio siete horas por día. Pero cuando uno dice: “Estudio seis horas”, queda como: “¡Guau, no tenés vida!”. Pero no, llevo un registro que mis profesores de piano me enseñaron a hacer desde chiquito donde dice cuánto estudié por día y por semana. Esa organización me sirve absolutamente para todo, siempre me ha ordenado mucho la cabeza y también de esa forma uno se da cuenta del tiempo libre que tiene. El piano me ha enseñado una gran perseverancia que aplico a distintas cosas de la vida

Noticias: Habla de perseverancia, ¿hay momentos en los que se frustra?

Lasia: No, tal vez estamos estudiando un pasaje muy complicado de una obra y empezamos a decir: “¡Upa, cuándo nos va a salir!”, pero en realidad es cuestión de seguir sentándose en la silla hasta que salga. Nunca me pasó esa frustración de decir: “No me sale, me voy”.

Noticias: ¿Por qué elige la música clásica?

Lasia: Me parece que es la que tiene absolutamente todo, nada me llega más que la música clásica. Por supuesto que me gustan otras cosas, por ejemplo, me gusta mucho el tango pero no lo toco. 

A los 13 años entró al conservatorio Astor Piazzolla. En 2020, empezó su formación en la Universidad de las Artes en la licenciatura en Música con orientación en Piano. Pero en abril se irá a estudiar a España. 

Noticias: ¿Con qué sueños irá a Europa?

Lasia: Con el sueño de seguir disfrutando de la música, seguir haciendo lo que hago, seguir tocando en público y enseñar. Eso es lo que quiero, seguir disfrutando y poder vivir de lo que amo

Noticias: En algún momento, con tanta exigencia, ¿sintió que se le ponía en suspenso ese disfrute? 

Lasia: Nunca en la vida, nunca me ha pasado de tener que sentarme a estudiar y no querer. Por supuesto que ha pasado que no tenga muchas ganas pero como cuando uno estudia, no sé, Medicina y no tiene ganas quizás en ese momento y cuando se pone a estudiar, le gusta. Generalmente yo siempre quiero estudiar, aunque esté muchas horas, ya sea en el piano, leyendo (música) o lo que sea; siempre fue disfrutándolo mucho.

Agustin Lasia

Noticias: ¿Qué le provoca tocar el piano? ¿Cómo lo definiría?

Lasia: Y, cómo se podría decir eso (piensa las palabras)… es mucha felicidad, mucho placer, mucha satisfacción, mucha tranquilidad.

Noticias: Debe requerir también de un compromiso corporal intenso, ¿no?

Lasia: Por supuesto que hay mucho físicamente, uno puede terminar bastante cansado. Ahora por ejemplo mi repertorio es una sonata de Liszt, la sonata Dante de Liszt, y cuando uno termina con esa obra, termina bastante cansado pero con la sensación de mucha satisfacción, de mucha tranquilidad. 

Noticias: ¿Qué le pasa en ese sentido cuando sale a un concierto? ¿Tiene nervios y miedo al error o su concentración es tanta que no?

Lasia: Los nervios pre conciertos por supuesto que siempre están y siempre van a estar. Uno tiene esa pequeña ansiedad, no es miedo a equivocarse sino ansiedad por salir. Pero cuando salgo al escenario y veo al público aplaudiendo, los pocos nervios que puedo llegar a tener, se me van

Noticias: ¿Cuál fue su concierto más desafiante?

Lasia: Si hablamos de salas importantes, toqué en el CCK en 2018 y por supuesto fue muy importante. Otro concierto muy importante para mí fue uno que di en 2019 en una sala que se llama La Scala de San Telmo, un concierto bastante largo, toqué yo solo, significó bastante para mí. Por supuesto que uno como músico siempre tiene ese deseo de tocar en lugares importantes y muy grandes, como el teatro Colón, pero que sea la sala más importante no lo convierte necesariamente en el más importante para uno. 

Noticias: ¿Lo carga de responsabilidad ser una gran promesa?

Lasia: No me considero una gran promesa ni considero que tenga la responsabilidad de ser una promesa ni nada por el estilo. Yo solo me considero una persona que ama mucho la música y que está feliz de hacer lo que hace y lo último que me provoca el piano es estrés. No tengo ninguna mochila de nada, estoy bastante feliz con lo que hago. 

Noticias: ¡Qué gran cosa que lo viva así!, porque cuando una pasión se transforma en profesión, hay un riesgo de perderle el gusto. Es muy maduro para su edad.

Lasia: No lo sé, podría ser (se ríe). Yo estoy muy feliz. Nunca sentí ninguna presión de hacer algo, todo lo que hago lo hago porque yo quiero, las cinco o seis horas de estudio las hago porque quiero dedicarme profesionalmente a esto y creo que para eso, tengo que darle estudio. Es todo parte del camino. Es el esfuerzo que yo o cualquier persona tiene que hacer para llegar a poder ser feliz con lo que uno hace.

Noticias: ¿Dónde quisiera estar en veinte años?

Lasia: Lo que más me gustaría en veinte años es seguir dando conciertos, seguir estudiando. No quiero dejar de estudiar nunca, además es una carrera donde no se puede llegar a un punto límite con el estudio porque después de ochenta años, vas a seguir aprendiendo. Por supuesto que me encantaría tocar en muchos lugares y en distintos países, pero la verdad es que mi meta es ser feliz con lo que hago y hacer lo que más me gusta que es seguir tocando, estudiando y enseñando. 

Noticias: ¿Qué es para usted la música?

Lasia: Para mí la música es igual a la vida.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Valeria García Testa

Valeria García Testa

Periodista.

Comentarios