Domingo 27 de noviembre, 2022

PERSONAJES | 29-09-2022 09:37

Betiana Blum: “lo que muestra 'Esperando la carroza' es tétrico”

La actriz se sube al escenario en el Teatro Astral, repasa sus éxitos y el futuro. Su rol en la dirección y el recuerdo de los colegas.

Dialogar con Betiana Blum resulta un deleite para el interlocutor atento que busque registrar  fechas, anécdotas, recuerdos, nombres e intérpretes de la historia grande de la televisión argentina, del cine y del teatro.

Permanece en la memoria la presencia imborrable de “Esperando la carroza”, pero su filmografía da cuenta de una versatilidad asombrosa con películas como ”La sartén por el mango”, “Las turistas quieren guerra”, “Atrapadas”, “Convivencia”, “Bajo bandera”, “Esa maldita costilla” y “De eso no se habla”, en la que pudo trabajar con una leyenda como Marcello Mastroianni.

Cinco décadas de trabajos televisivos la vieron formar parte de éxitos como “Cuatro hombres para Eva”, “Alta comedia”, “Rosa de lejos”, “Atreverse”, “Soy gitano”, “Mujeres asesinas”, “Valientes” y “Para vestir santos”, ejemplos que se pueden mencionar en una caprichosa y arbitraria selección.

Betiana Blum

Noticias: En “La pipa de la paz” usted tiene una doble faceta, actriz y directora. ¿Cómo fue esa experiencia?

Betiana Blum: Como directora me meto de lleno con la obra más allá de los aspectos técnicos, me concentro en entender las situaciones y luego ver cómo los actores juegan con eso. Me gusta más esa parte porque la técnica hay gente que la hace maravillosamente bien. A mí de la dirección me interesa que las situaciones queden claras y poder jugarlas, porque el humor tiene mucho que ver con las intenciones. Eso es lo que trabajamos con Sergio Surraco que es un actor de lujo, de vasta experiencia, que además escucha, entonces tenemos muy buena relación. Para que los vínculos funcionen es fundamental que las personas se escuchen e intercambien visiones.

Noticias: Su personaje, Felisa, es una mamá bastante brava, ¿no?

Blum: Es una mamá con mayúsculas (se ríe). Representa a una generación de madres muy fuertes que se agudizan con la viudez. Porque cuando se quedan solas sacan todos sus temas a la luz y se mantienen en su pensamiento. Sus frases favoritas son “yo tengo razón” y “es así”, por eso es difícil llegar a conciliar. Mantienen su posición como si fuera una guerra, ¡ahí la paz explota! (se ríe).

Noticias: En estos días la gente de teatro comenta que la actividad anda muy bien. ¿A qué atribuye el fenómeno del florecimiento teatral post pandemia?

Blum: Es un hecho que después del encierro la gente tiene ganas de conectarse, de salir y por otro lado, los espectáculos que se llenan deben ser buenos, porque el público no es tonto. Lo que pasa es que hay de distintos tipos, algunos son más ligeros, otros más profundos, o más dramáticos. Pero acá hay muy buenos actores.

Betiana Blum

Noticias: Aún hoy, con el recambio generacional, ¿se sostiene la tradición argentina de gran nivel actoral?

Blum: Sí, totalmente. No sé si viste “El primero de nosotros”, es una clase de actuación. Ahí también estaba Sergio Surraco, impecables todos. Me da mucho placer ver a mis compañeros trabajando a ese nivel, están muy pero muy bien y eso me da felicidad.

Noticias: Siempre está con múltiples proyectos. ¿Qué estrenos se vienen?

Blum: Hice una participación en “Matrimillas”, la película de Sebastián de Caro con Luisana Lopilato y Juan Minujín para Netflix. Pero en breve en Flow se viene “El buen retiro”, una serie de ocho capítulos con un equipo fuerte. Somos Claudia Lapacó, María Leal, Mirta Busnelli y yo, la acción transcurre en una casa muy hermosa y tradicional en Olivos. Saltan varias cosas que se van descubriendo, traiciones, cuestiones afectivas… El libro es maravilloso, incluso hay una trama policial.

Noticias: Hablemos de un clásico que no se agota. ¿Por qué cree que después de tantos años “Esperando la carroza” sigue vigente y con una multitud de seguidores que la convirtió en objeto de culto?

Blum: Mirá, a mi Jacobo Langsner, el autor de “Esperando la carroza” me recuerda mucho a Alicia Muñoz, la autora de “La pipa de la paz”. Son personas que tienen un talento enorme para agarrar un tema, construir una comedia desopilante y a la vez hablar muy seriamente de algo. Todo lo que muestra “Esperando la carroza” es tétrico, pero a través del humor la gente quizás se anima a pensar: “Esto no está bien”. Es una película que va pasando de generación en generación porque cuando algo está bien hecho trasciende el tiempo. El público se enamoró, no así la crítica que fue bastante tibia…

Noticias: En su momento fue un suceso más del público que de la crítica. 

Blum: Sí, el público la amó, la abrazó, la festejó. Para los espectadores fue amor a primera vista, llenaban el cine en la calle Lavalle y se mantuvo vigente de una manera inesperada. “Esperando la carroza” es atemporal porque la problemática que plantea es la del ser humano y sus miserias, eso está presente siempre, no terminamos de aprender. 

Betiana Blum

Noticias: En su momento usted estuvo en “En esa maldita costilla” con Susana Giménez, cómo fue trabajar con ella?

Blum: Susana es un amor, una compañera de lujo, una persona totalmente humilde, se comporta como una más. Fue muy cómodo y muy lindo trabajar con ella. Teníamos muy buena química porque es como se la ve, muy espontánea, natural y buena gente. 

Noticias: Usted hizo un personaje memorable en “Rosa de lejos”, se paraba el país para ver esa novela.

Blum: He tenido la suerte de compartir muchos éxitos y ser parte de eso es una bendición.

Noticias: Ahora la sociedad cambió mucho. pero usted trabajó en una película con Olmedo y Porcel, “Las turistas quieren guerra”, ¿lo tomó como un trabajo más?, ¿estaba a gusto con ese material?

Blum: Sí, es un trabajo y me gustaba porque implicaba hacer escenas con Olmedo, actuar con él era maravilloso. El tipo era un genio, lo que él hacía era formidable.  Nunca un chiste fuera de lugar. No sabés lo respetuoso que era, ¡un duque!
 

por Leonardo Martinelli

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios