Martes 28 de noviembre, 2023

PERSONAJES | 26-08-2023 08:58

Chloe Bello: “Estoy formando mi nueva carrera”

Dejó el modelaje y se concentró en la actuación y la dirección. Filmó con John Cusack y se hizo amiga de Oliver Stone.

El tiempo marcará el ritmo de esta conversación con Chloe Bello. Ni bien arranca la entrevista, recuerda que la última vez que le dio una nota a esta revista tendría unos 18 o 20 años. Por entonces, era una modelo que ya trabajaba en Europa. De eso hace ya mucho. A días de su cumpleaños, no quiere saber nada con el número que va a estrenar, y que la deja más cerca de una cifra redonda que directamente se niega a nombrar. “Qué horror, es un número que me está atosigando. Es muy raro, porque me sigo sintiendo de 20. El tiempo pasa volando”, dice. El tiempo pasa rápido, pero deja huella. 

Noticias: No hablemos de edad sino del recorrido. ¿Qué recuerda de esa chica de 18 que fue?

Chloe Bello: Yo realmente a esa edad es como que me comía el mundo. Lógicamente la seguridad la vas creando con el tiempo, con los años, eso es real, es normal, es experiencia. Pero bueno, era muy rebelde, era políticamente incorrecta. Estaba trabajando muchísimo como modelo, y ya hablaba de la anorexia en el mundo de la moda, algo de lo que se empezó a hablar mucho después. Siempre me gustó ir de frente y con la verdad. Y más que nada lo hice porque sé que muchísimas chicas con las que trabajaba comían dos almendras por día y vivían a dieta y eran unos esqueletos y estaban sufriendo. 

Noticias: ¿No le dio ganas de patear el tablero? 

Bello: Sí, yo me retiré bastante joven, en realidad. A los 28, les metí una patada en el culete a todos y dije “no quiero seguir con esto”. Me rebelé, no pacté. Me terminé peleando con la mejor agencia del mundo, me acuerdo que fue una pelea muy violenta porque le dije que yo no iba a bajar un solo kilo, o sea, yo pesaba, no sé, 54 kilos y pretendían que bajes a 50 kilos, en una persona de un 1.80 metro, es enfermo.

Noticias: ¿Usted sola le ponía los puntos a la agencia?

Bello: Sí, era muy chica, no llegaba a los 20. Mi agencia también me impulsaba a que baje, me decían que cómo me iba a perder esos trabajos, que eran lo más de lo más. Realmente iba en contra de mis principios. Y bueno, logré aceptar las propuestas que estaban más de acuerdo con mi cuerpo.

Noticias: ¿Cuál era su intención: quería ser famosa, ganar trascendencia, ganar dinero?

Bello: No, quería ganar dinero. A mí no me gustaba realmente el trabajo, me he llegado a pelear muchísimo en producciones porque te decían: “Salta, ponete esto, hacé lo otro”, y en un momento les decía: “No soy un mono tití”. Hay mucho maltrato. Muchísimas veces me retiré de los estudios porque no lo podía aceptar, por más que me digas que está toda la plata del mundo, es más fuerte que yo. Mis agentes me querían matar porque me decían que era la oportunidad. Y a los 27, 28 años, podría haber seguido trabajando, pero ya no estaba cómoda. Decidí dejar todo y empecé a viajar, a reencontrarme conmigo misma, me había perdido mucho también en la vorágine esa. Me dediqué a viajar, a estudiar actuación en Los Ángeles y Nueva York con Stella Adler.

Noticias: ¿Qué resultado le dio apostar por la actuación? 

Bello: Mirá, yo lo que hice fue estudiar, estudiar y estudiar, hice muchos cursos. Tuve la oportunidad de grabar afuera con Abel Ferrara, que es un groso total, hicimos un corto. Después me vine e hice una película acá, “Resentimental”. También trabajé con John Cusack, en “We are not animals”, y me tocó compartir todas las escenas. Aprendí bastante de él, pegamos muy buena onda, me pedía que lo maquille, coqueto mal. Y hace poco hice una serie, “Limbo”, un papel chico, pero interpretaba a una rusa así que tuve que aprender palabras en ruso. También protagonicé un segmento para TV Publica con Jorge Marrale. Son principios, yo soy muy nueva en realidad. Recién volví un poco a retomar lo que es Buenos Aires, yo me fui a los 22, casi 23 años, y no volví.

Además está dando sus primeros pasos como directora, ya que hace la preproducción del documental sobre "La trata de carne de perro y gato en el Sudeste asiático" que comenzó en Bali y Tailandia y seguirá por otros países. 

Noticias: ¿Cómo es que logró un vínculo fluido con Oliver Stone? Algo debe haber en usted como para magnetizar a esas grandes figuras.

Bello: Sí, se convirtió como en un tío. Casi hago una película con él que se canceló a último momento, iba a ser un peliculón que era medio su autobiografía y yo iba a ser de una de sus novias. Todos los guiones que él estaba haciendo en ese momento me los mandaba para que yo los leyera.

Noticias: ¿Irse de Argentina tuvo que ver con preservarse?

Bello: Sí, obvio, totalmente, sin lugar a dudas, necesitaba psicológicamente poder estar cuidada porque claramente fue un delirio.

Aquel delirio que la alejó de Argentina tuvo que ver con que era la novia de Gustavo Cerati al momento del ACV que sufrió el cantante en 2010. Hace un año, en una entrevista con Matías Martín, ella decidió hablar del tema como no lo había hecho nunca. 

Noticias: ¿Cómo le repercutió internamente abrirse de ese modo?

Bello: Yo venía acostumbrada a los palazos de parte de la gente y la respuesta que tuve fue de mucho apoyo, fue muy emocionante. Eso que hablé fue la punta del iceberg.

Noticias: Un año más tarde, ¿tiene ganas de profundizar?

Bello: No, no quiero focalizar la nota en Gustavo. Lo amé mucho y lo voy a amar toda la vida, pero… ay, no me lo pongan de título esto, por favor.

Noticias: Es muy arduo despegarse públicamente del tema, ¿no?

Bello: Es insoportable y te juro que fue una de las razones por las cuales yo al principio no quería salir con él, porque yo tenía una carrera impresionante, realmente muy buena y para mí muy respetable y no quería quedar como la novia de. Obviamente él es, fue, mucho más importante que yo, pero no quería realmente que suceda eso y bueno, terminó saliendo de otra forma. Lamentablemente hoy es muy difícil que haga una nota y no se remita a lo de la ex de.

Noticias: Pasó de ser “la novia de” a “la última novia de”.

Bello: Claro, la última novia. En algún momento, creo que voy a tener que hablar porque creo que hay muy mala información. Toda la historia está completamente desvirtuada y me gustaría poder contar mi verdad. Los periodistas me apuntaron con el dedo de un modo ridículo, echarle la culpa a una chica de 22 años por algo que hizo un tipo de 28 años más como me llevaba Gustavo. Fue una gran historia de amor, realmente. Fue todo muy rápido, como Romeo y Julieta, que fue una de las historias de amor más grandes del mundo y duró tres días. Pero no quiero hablar tanto de Gustavo, obviamente él fue muy importante para mí y lo sigue siendo, pero estoy tratando de salir un poco de eso y formar mi nueva carrera. 

Noticias: Tenía 22 años cuando Gustavo murió. Con la magnitud de ese amor y ese final inesperado y desgarrador, ¿le costó depresiones?

Bello: Sí, sigue hasta hoy el dolor, lo sigo sufriendo, esto no es algo que desapareció porque pasaron los años. Lo recuerdo absolutamente todos los días y sigue siendo un gran agujero dentro mío. Es como si hubiese pasado ayer, es muy loco y hay que seguir adelante pero también es muy difícil, cuando uno no se separa por motus propio, romantiza muchísimo todo lo que podría haber sido, estábamos en el auge de nuestra relación.

Noticias: ¿Cómo salió adelante?

Bello: Primero fue desaparecer de acá, porque no podía subirme a un taxi sin escuchar la música de él, ver pósters de él. Es muy difícil también transitar un duelo cuando la persona es tan conocida. Hasta el día de la fecha, me cuesta mucho estar en Buenos Aires porque me subo a un taxi y está a todo volumen. Pero estoy tratando de reamigarme con la ciudad, por eso quise volver a hacer la serie y en noviembre, voy a hacer Microteatro. Es un poco amigarme con la ciudad y con la desgracia que tuve que vivir. El tiempo pasa, las cosas pasan, es difícil pero no queda otra que seguir adelante. Antes no venía más de dos o tres semanas y ahora ya estoy hace tres meses y me estoy encontrando bien, me estoy reencontrando y reamigando con un pasado y con un montón de cosas que por ahí las había evitado antes. A mi edad y con lo que estoy tratando de hacer que es entrar en el mundo de la actuación, me parece que es sano sanar heridas.

Noticias: La de 18 quería ganar dinero. ¿Qué quiere la de 35?

Bello: Primero, la paz interior. Me parece que es muy importante, más allá del trabajo y más allá del dinero, la fortuna, la fama, me parece que todo eso es efímero. Con el paso del tiempo te vas reencontrando en ciertas cosas, vas viendo tus defectos de carácter, te vas enterando un poco de quién sos. Todos estamos buscando la paz interior, por más que parezca que estamos bárbaros por fuera. Hay que ser muy bueno con la gente porque no sabés qué le está pasando por dentro. Hay que ser más amable. No me quiero hacer la budista ni nada, pero estoy como conectando con ese lado, viste que con la edad te pones un poquito más humilde, hay que ser humilde, me parece.

El tiempo pasó. Y no son sólo más años, también es recorrido. 

 

Agradecimiento: Hotel InterContinental Buenos Aires.

Galería de imágenes

En esta Nota

Valeria García Testa

Valeria García Testa

Periodista.

Comentarios