Jueves 6 de mayo, 2021

PERSONAJES | 26-04-2021 16:51

Connie Ansaldi: “Logré prestigio y popularidad”

Dirige una consultora australiana en América Latina. ADN digital, las razones por las que no quiere volver a la TV y su decisión de ser voluntaria para una vacuna.

A los ocho años, vendía pulseritas en la vereda de su casa. Más tarde, escribía, actuaba y dirigía las obras de teatro de la escuela secundaria. Connie Ansaldi arremete. Estudió Publicidad porque, según dice, “era de las carreras más revolucionarias del momento” y, a los veintitrés, ya era directora de cuenta en una agencia. Para ganarse el respeto de sus clientes, saludaba dándoles la mano. Después vino la televisión, su desfachatez, las redes sociales, su mirada picante. Y desde hace tres años, el retiro formal de los medios y la apuesta a pleno a lo corporativo. Desde principios de año es directora para América Latina de la agencia Neu21, una consultora australiana de diseño organizacional.

Sorprende que una cara de la tele se anime y apueste por otra cosa. Piensa que lo que más llama la atención es cuando alguien público logra también moverse en el ámbito empresarial. Ella se define como disruptiva: “Creo que eso hizo que pueda llevar adelante toda la transformación que promuevo en los demás y en las empresas. Siempre fui así, desde cuando no se usaba la palabra ‘emprendedor’, ni ‘disrupción’, ni ‘innovación’, yo ya me dedicaba a trabajar en eso. Me costó muchísimo que entiendan estas ideas en un país que no es nada innovador en ese sentido. Ahora que estoy más metida en el ambiente corporativo, hay dos cosas que las personas anhelan: o el prestigio o la popularidad, es muy difícil tener las dos. Yo trabajé mucho para poder lograr ambas”.

Noticias: Dice que siempre fue así, ¿qué recuerda de su infancia?

Connie Ansaldi: Mirá, te voy a contar algo, mi mamá falleció en el 96. Mi hermana menor encontró sus diarios y no los quisimos leer hasta que finalmente lo hicimos el año pasado. Ahí describe a todos sus hijos y de mí dice, en el año 88, o sea yo con 15 años: “Constanza es muy avasallante, es muy hermosa, siempre tiene ideas distintas y es emprendedora”, usa esa palabra. Fue una confirmación para mí.

Su casa está llena de obras de su madre, escultora. Cuando murió, exponía en el Teatro General San Martín y Connie se encargó luego de desmontar la muestra. La mujer esculpía en piezas muy grandes de madera y, sin que lo supiera, el polvillo fue acumulándose en los pulmones. Eso se combinó con una Tiroiditis de Hashimoto, sufrió un broncoespasmo agudo y perdió la vida, de un minuto a otro. “Era mi último día en la agencia de publicidad y le dije: ‘Chau, ma’, y nunca más la vi”, recuerda.

Noticias: ¿Era su último día porque iba a empezar en la televisión?

Ansaldi: Empecé al año siguiente. Yo estaba trabajando con una productora en Nueva York, en MTV Latinoamérica en Miami, tenía otros trabajos. Nunca me gustaron las estructuras. Buscaba el modo de trabajar sin pertenecer ni tener condicionamientos. Siempre supe que había que generar el propio dinero, que la verdadera independencia de una mujer es la libertad económica, sin eso no podés hacer nada.

Noticias: ¿Se le puso en juego en algún momento la libertad, por ejemplo en la televisión?

Ansaldi: Es algo que no negocié. Cuando he sentido que los lugares me quedaban incómodos, me fui. Al estar adentro, trato de generar un ecosistema que me resulte saludable. Por eso acepté estar en Neu21, porque tiene como lema la autoestima inquebrantable de sus colaboradores por encima de la estrategia. Te das cuenta de que no estabas equivocada con todo lo que venías hablando, sintiendo, pregonando, ese lugar existe.

Noticias: ¿Nunca sintió que estar en la televisión obstaculizaba su faceta corporativa?

Ansaldi: Me han dicho mucho eso de “che, te parece que podés subir tal comentario o tener tal discusión en la tele y después ir a una reunión”. Hay dos cosas que tienen que ver con la construcción de marca personal: que la honestidad y la verdad se valoran por sobre todas las cosas y que siempre fui muy consecuente con mi sentir, mi accionar y mi decir. Hice el camino lento, por momentos tuve popularidad, por otros, prestigio, hasta que logré unir los dos.

Noticias: Más allá de que no está en los medios, sigue siendo noticia.

Ansaldi: Siempre fui digital, no es sorpresa para mí. Fui la primera que llevó Twitter a la tele, pelee muchísimo por la inclusión y la educación digital. Escribí sobre las apps de citas en 2016 cuando todavía la gente no se animaba a usarlas, yo las usaba y tuve el primer programa de citas en TW. Fui muy cuestionada y combatida por momentos.

Noticias: Y ahora nadie está en cámara sin su celular en la mano.

Ansaldi: Pero no hay muchos que lo hagan bien. Ser un buen stortyteller de uno mismo es lo más difícil porque entra en juego una mirada sobre uno de lo que no te gusta, de lo que exagerás, sos como tu propia abuela, ¿viste?

Noticias: ¿Qué le señala la “abuela Connie” a la Connie que se quiere seguir animando a todo?

Ansaldi: No, yo no me contengo. Mi característica fue siempre ser transparente y tener honestidad en la comunicación y no me importa nada que no te guste.

Noticias: ¿Qué pasaba con esa honestidad dentro del medio?

Ansaldi: Siempre me vinculé con la gente que me parecía nutritiva y positiva. Soy muy blindada, no quiero que me quiera todo el mundo. Sí llevarme bien en los lugares donde trabajo porque si no es demasiada resistencia para combatir a diario. Pero no me interesa evangelizar al que no escucha. A veces me dicen por qué bloqueo tanto, porque es una persona que no me suma. Cuando veo que tengo que explicar mucho, me corro. A todo lo que se tuerce, le huyo porque se gasta mucha energía en enderezar el clavo y nunca queda derecho.

Noticias: ¿Cómo ve las revoluciones feministas en la Argentina?

Ansaldi: Todo movimiento es bueno, que se visibilicen las diferencias siempre es positivo. En cuanto a las distintas agrupaciones y colectivos, ni comulgo ni me subo a ninguno, mi forma de vivir ha sido siempre así, no lo descubrí ahora. No necesitamos empoderarnos porque nacimos poderosas, lo que sí necesitamos es adquirir herramientas que nos permitan demostrar ese poder. Sin preparación es muy difícil llegar a donde se quiere.

Noticias: No todas tenemos las mismas herramientas.

Ansaldi: Por supuesto, pero siempre se pueden adquirir. También hay que ver qué estás dispuesta a hacer para conseguir lo que querés, porque mucha gente quiere conseguir sin hacer ningún esfuerzo a cambio y eso no existe.

Noticias: ¿Usted hizo mucho esfuerzo?

Ansaldi: Sí, y por suerte lo noté muy poco porque siempre está vinculado con cosas que a mí me apasionan hacer, me resulta orgánico.

Noticias: ¿La televisión ya no la atrae?

Ansaldi: No, me ofrecen muchísimo trabajo en tele pero la tele en Argentina es una estructura híper rígida donde influyen factores externos que no tienen nada que ver con lo que yo quiero para mi vida.

Noticias: ¿Qué factores externos?

Ansaldi: De todo tipo, no se trabaja en la cultura de los colaboradores ni en fidelizar, todo el tiempo te hacen sentir que sos prescindible. Y yo con eso no lidio más. Además, no sé si lograban verme en mi totalidad. Soy una mujer que todo el tiempo está pensando, innovando, disrupción a todo nivel.

Noticias: Sigue teniendo popularidad.

Ansaldi: Nunca me paré sobre la popularidad, fijate que no hay muchas notas mías y no vas a encontrar ninguna de “Nos muestra su casa” o “Ahora que tengo 40, me siento más sexy que nunca”. Es algo que no negocié tampoco.

Noticias: Aun así trabajó.

Ansaldi: Pero creo que hubiese tenido muchísimo más en su momento si hubiese tranzado. Pero no quiero quedar inmortalizada diciendo estupideces. Siempre fui muy consciente de que lo que decís, permanece y después terminás siendo la persona que Google dice que sos.

Noticias:¿A qué le tiene miedo?

Ansaldi: A no terminar las cosas que empiezo, a enfermarme y a que se enferme alguien que yo quiero.

Noticias: ¿Por qué decidió ser voluntaria de una vacuna experimental?

Ansaldi: Creo que todos tenemos que tomar un rol activo en lo que nos está pasando. No soy una persona de “voy a salvar al mundo” pero asumo los roles en los que creo que puedo contribuir.

Noticias: Le ocasionó síntomas, ¿cierto?

Ansaldi: Sí, estuve muy mal dos días y el tercero me empecé a recomponer. ¡Yo en ese momento era como el que tiene miedo a volar y, arriba del avión, se pregunta para qué subió! Me toca otra dosis en veinte días y estoy cagada. Pero ser parte de este momento de la historia es muy importante, tiene que ver con quién soy. No es lo mismo decirte sustentable, inclusiva y con perspectiva de género que vivir eso y que la historia que tengas para contar, sea la historia que estás viviendo.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Valeria García Testa

Valeria García Testa

Periodista.

Comentarios