Lunes 27 de septiembre, 2021

PERSONAJES | 12-02-2021 12:24

Gastón Pauls: "La recuperación es para obedientes"

El actor vuelve a explorar la conducción en “Seres libres”, por Crónica, un espacio sobre adicciones. Lucha diaria y ayuda espiritual.

Días atrás, debutó en vivo con su programa “Seres libres” por la pantalla de Crónica TV, los lunes, a las 22 hs. Un espacio sobre adicciones, inédito en la televisión argentina, donde los involucrados, tanto delante como detrás de cámara sufrieron el flagelo y se encuentran en recuperación. Basta mencionar que cuenta con testimonios de figuras como Fabiana Cantilo, Roly Serrano, Andrea Rincón, Toti Ciliberto y el "Mono" de Kapanga, entre otros. 

Semejante exposición en carne viva, encuentra al popular actor y conductor Gastón Pauls en una espléndida madurez. Su rotundo atractivo físico se iguala con la serenidad y la alegría que transmite. Durante la charla, en una apacible librería-bar de Palermo, es imposible no contagiarse de la cordialidad, luminosidad y esperanza que comunica con sólo recurrir a la honestidad de mirar a los ojos, y escuchar, antes que oír las preguntas. 

Noticias: Es papá de Muna y Nilo. ¿Cómo es ser padre con la sobreestimulación tecnológica que tienen los chicos?

Gastón Pauls: Muy difícil. No tuve Instagram hasta hace cuatro o cinco años. Pero Muna, que canta, cuando tenía ocho años, me dijo: “quiero mostrar lo que hago” y aclaró, “me lo podés manejar vos”. A los diez me lo volvió a plantear. Con Agustina (Cherri, la madre) entendimos que no íbamos a coartarla. Aunque gran parte de esa estimulación en redes es mediocre y fugaz. Estás a un clic de distancia de cantar lo que quieras, o mostrar el culo o putear. Mis hijos tienen una interpretación artística de la vida que me interesa que desarrollen y no que se les corte el hilito rápido. 

Noticias: Ahora se demoniza a los jóvenes por las fiestas clandestinas. ¿Qué piensa sobre eso?  

Pauls: Lo loco es que las fiestas clandestinas existen hace miles de años. Es más fácil hablar de estos jóvenes descarriados y decir: “no paran de beber”. Pero, a las cuatro de la tarde, en cualquier canal, hay una propaganda de cerveza o de vino, con gente bien empilchada, dentaduras perfectas y cagándose de risa. La imagen de la felicidad. El pibe de doce o catorce años ve que el alcohol “es el sabor del encuentro” o incluso si bebes sos mejor deportista. ¿Por qué después nos horrorizamos si a los dieciséis, borracho, mata a alguien o se cagan a trompadas dos equipos de rugby? Hagámonos cargo de lo que vamos tirándoles. 

Noticias: O seamos libres, según el título de su flamante programa.

Pauls: ¡Qué paradoja! En realidad, es una elección. 

Noticias: ¿Cómo surgió “Seres libres”?

Pauls: Gerardo González (productor general) me contactó por Instagram para idearlo y comenzamos a desarrollarlo y producirlo. Cuando buscaba el título indagué qué significa la palabra adicción. Encontré dos acepciones: “a dicción” es “no hablar”; y “addictus”, “esclavo” en latín. O sea, un esclavo que no habla. El colmo de la sumisión. Pensé, ¿quién está del otro lado? Alguien libre. Pero, en una sociedad que se supone que todos somos libres, ¿cuántas veces nos sentimos condicionados, enmarcados, hasta encarcelados? 

Noticias: ¿Cuál fue el objetivo?

Pauls: Generar una red que conecte a todos lo que vienen de ese infierno, o decir: “che, loco, no entres ahí porque es una jaula”. Ese sería el mensaje o, por lo menos, un intento. Si un pibe de doce quiere probar merca, que sepa que hay una serie de escalones descendentes que te van llevar a un lugar bastante profundo y oscuro. 

Noticias: Además de las drogas y el alcohol, también abordan otro tipo de adicciones como el juego o el sexo.

Pauls: No es tan fácil que alguien se anime a decirlo. Del juego creo que escuché a un solo personaje público contar lo que perdió por esa adicción. Del sexo me tengo que remontar a otros países donde David Duchovny (“X-Files”) o Michael Douglas lo reconocieron. Días atrás vi un video de Anthony Hopkins, donde festejaba sus 45 años sobrio u otros que circulan de Ron Wood, Eminem o Al Pacino, reconociendo su tiempo limpio. Acá es más difícil, levantas la mano, te tiran piedras y crucifican. Pero sí, estamos hablando de múltiples adicciones: a las operaciones estéticas, a la tecnología, al celular, a la comida. Porque todo lleva a lo trágico. 

Noticias: Al exponer públicamente su adicción ¿sintió que podría cortarle posibilidades laborales? 

Pauls: Sí. Aunque, después, vi que muchos de los que me pegaban, tomaban conmigo. Nunca daré un nombre, pero es un medio donde el consumo, en todo sentido, está presente

Noticias: Incluso desde un lugar glamoroso.

Pauls: Exacto. Pero no me dio miedo exponerme porque sabía que, tarde o temprano, algo bueno vendría. En la recuperación nos dicen: nuevas verdades serán reveladas.

Noticias: ¿Cuáles?

Pauls: La pulsión de vida, esa fue la más potente. Cuando te estás matando durante tantos años y de pronto descubrís que podés hacer algo para estar mejor, empezás a salir. 

Gastón Pauls

Noticias: ¿Cómo comenzó su adicción?

Pauls: A mí me pegaba por la merca, pero arranqué por el alcohol, como casi todos. Si hoy, en lugar de tomar un café, me pido un whisky, estaría subiendo al ring de nuevo y voy a perder. Al reconocer tu derrota, surge una fortaleza. Cuando reconocí abiertamente que era un adicto en recuperación, fue una victoria espiritual

Noticias: ¿Y qué hizo?

Pauls: Desde hace trece años hago un trabajo diario de recuperación en grupos anónimos de adictos, y de doce pasos. Ahí me dijeron: “si estás en este camino, no tenés nada que temer; ya no estás más solo, estás acompañado por otros que vienen del mismo infierno; de darle la mano a Belcebú, a Satanás”. Antes, mis ídolos eran los que consumían para poder tomar con ellos; ahora, los más interesantes para conocer son los que se metieron, vieron a todos los demonios, pero salieron. 

Noticias: ¿Tuvo que alejarse de personas de su ambiente?

Pauls: Ahí te dicen claramente: no a la gente del “palo”. Eso es: no a los que está consumiendo. Ya sea dentro del medio artístico, en el Congreso de la Nación, el deporte, las plazas, u otros gremios. Lamentablemente, el consumo está en todos lados. Me aconsejaron eso y la recuperación es para obedientes, no para inteligentes

Noticias: ¿Y fue obediente? 

Pauls: Mi cabecita todo el tiempo me tira otras ideas: esto es una secta, son locos, están enfermos. Pero cuando dejás de pelearte y haces caso a consejos como no juntarse con quienes consumen, porque sos débil y vas a querer tomar; hago caso y me va bien. Me tengo que recordar, día a día, de dónde vengo y a dónde voy. Venimos de un parto que se dice “dar a luz”. Llego desde la luz, y quiero ir hacia la luz también. Cómo decía el padre Mujica: “Permíteme estar con ellos a la hora de la luz”. Como tentación, a mitad de camino, aparece la oscuridad, o la invitación a otros placeres. Pero sé dónde comencé y a dónde marcho. No tengo ganas de tomar atajos que, en realidad, son desvíos para entrar nuevamente en laberintos que no conducen a nada.

Noticias: ¿Es creyente?

Pauls: Me convertí en creyente. Esa palabra me ubicó en un lugar de mucha humildad, que viene de “hummus” y significa tierra; me di cuenta que estoy con los pies sobre la tierra. En la hora de mi mayor oscuridad, cuando no encontraba la llave ni el picaporte, pedí ayuda a Dios y la tuve. Mucha gente, en los momentos más cruciales, difíciles y de menos entendimiento, recurre a algo superior. Porque meterse un polvo en la nariz, por donde entra el oxígeno que te permite respirar, y te revienta el tabique, eso no es amor, sino destrucción. 

Noticias: La droga afecta a todos los extractos socioeconómicos, pero la gente humilde suele ser la más perjudicada.

Pauls: Una de las imágenes más crudas que vi en mi vida es la de un pibe de seis años fumando pasta base. Ese niño debería estar jugando y no en estado zombie. Es el que rápidamente, personas de un sector social y con educación, van a crucificar, y a aplaudir ese sacrificio. Curiosamente, los mismos que los domingos, en la parroquia, recitan: “el que esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Ese chico nos demuestra que algo no funciona en el sistema que venden como perfecto y justo. 

Noticias: ¿Qué aconseja a todo el que sufre adicciones?

Pauls: Por momentos, me da mucha impotencia porque es una enfermedad que no tiene cura. Estás todo el tiempo al borde de pisar el palito. Lo que me aconsejo y comparto es, por lo menos, hablemos. De lo que de verdad te asusta o deseas, de lo que nos ocurre dentro. Un adicto que puede compartir lo que le pasa, en un intercambio real de sus emociones, es más difícil que se meta una sustancia en el cuerpo. 

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Alejandro Ullúa

Alejandro Ullúa

Periodista crítico de televisión.

Comentarios