Viernes 30 de septiembre, 2022

PERSONAJES | 13-11-2021 11:18

Guillermo López: “Es el medio hay mucha gente con el ego mal acomodado y con una ambición desmedida”

Volvió con su unipersonal al Paseo La Plaza y sigue con la radio y la tele. Su apuesta actual por vivir sin tanto vértigo.

La suya fue una construcción de hormiga: muchos años administrando las ganas voraces y las frustraciones que le cruzaban el paso, haciendo bolos como actor y laburando como vendedor de golosinas. Hasta que, a los 32, consiguió que Mario Pergollini le diera una oportunidad y se calzó el traje negro de los CQC. Entonces todo cambió. Pasaron dos décadas y ahora Guillermo “El Pelado” López está en la cosecha: hace “El trabajo que me dio no trabajar” (Paseo La Plaza), Ranking Yenny (La Cien) y Santo Sábado (América TV). En lo personal, hay más frutos: se casó con Nella Ghorghor en marzo de 2020 y, tras veinte temporadas veraniegas de radio en Pinamar, vive cincuenta y cincuenta en esa ciudad y Buenos Aires.  

Noticias: ¿Se había imaginado que le sentaría bien un día a día sin tanta vorágine?

Guillermo López: Sí, lo digo con total humildad, siento que lo que fui logrando en el medio superó un poco mis expectativas. Entonces en los últimos años hasta rechacé opciones de un programa de tele diario y empecé a priorizar el tiempo libre, porque tuve momentos donde laburaba de lunes a lunes. Será cuestión de edad también, tengo ganas de estar más tranquilo. Ahora tengo la fortuna de poder elegir y hacer una vez por semana teatro, una vez por semana radio y una vez por semana televisión. Me lo fui construyendo en 20 años, es el plan ideal.

Noticias: Podría haber pasado que, al lograr hacerse de un espacio, quisiera más.

López: Sí, es un medio con mucha gente con el ego mal acomodado y con una ambición desmedida. Cuando tengo que hacer la función, me encanta ser el centro. Pero el resto de mi vida me gusta llevarla con tranquilidad y no hacer vida de famoso. Desde el comienzo mi objetivo es tener una vida normal y laburar en la radio, en la tele, en teatro, pero siempre entrando y saliendo. 

Noticias: Me hace acordar a lo que le dijo Pergolini respecto a que le iban a dar bola quienes antes no y que no se lo creyera.

López: Es así, textual, y yo lo tomé muy en serio porque tenía 32 años y no era un momento como para marearme o perder el eje con cualquier pavada. Tenía que estar enfocado en construir un lugar en los medios, dando una ventaja de muchos años porque otros empiezan mucho antes. 

Noticias: ¿Qué tranzó con usted mismo para posicionarse?

López: Fui super honesto conmigo, pero sí trancé tiempo. Podemos decir que ahora lo estoy recuperando. Agradezco cada día porque sé que soy un afortunado y la verdad que es una bendición. Siento que me la gané laburando y a fuerza de esfuerzo pero hay otros que… mi viejo se esforzaba mucho y no tenía la misma suerte, entonces yo lo agradezco mucho. Tengo la sensación de que voy construyendo una carrera y eso me emociona, me da orgullo, me parece que es por ahí. Si vas a YouTube y buscás el discurso de Badia en la entrega de los Martín Fierro sobre la trayectoria, es una hermosura, yo pienso así. 

Hay algo que quiero decirles a los que comienzan esta vida cada vez más comprometida de los medios de comunicación —dijo entonces Juan Alberto Badía—: la trayectoria no es de un día a otro, es tramo a tramo, es remar muchas veces contra la corriente y aceptar el viento de cola que no sabés por qué a veces te empuja para adelante. López enumera: “Son 12 años en La Cien, 20 en la tele, más otros 10 que iba haciendo cositas pero no me conocía nadie, 20 haciendo radio en Pinamar. Hice desde el bolito de actor a teatro independiente, teatro callejero, clown en un circo, animación de eventos en la cancha para 50 mil personas para conducir el festejo de River Campeón de América pero antes en el cumpleaños de 60 de una señora en el living de su casa. En todos los lugares, con la misma dignidad. La frase de ‘dónde me paro, qué digo y cuándo cobro’, no es para mí”.

Noticias: ¿Cómo sería su frase de cabecera?

López: Una que uso mucho es: “Si la pasaron bien, la tarea está cumplida”. Cuando siento que la gente se ríe o se va con una sonrisa y después me manda un mensaje y me agradece haberla pasado bien, no tiene precio, te juro. Hago el unipersonal porque me da placer y por lo gratificante que es la devolución. 

Pese a todos los cuidados, en abril, López y su mujer tuvieron Covid. Al día diez de la enfermedad, él estaba peor que al primero. Pasó cinco más en su casa sintiéndose horrible hasta que debieron internarlo por una neumonía. Recuerda la angustia al despedirse de Nella, la impotencia de no saber qué pasaría, la bigotera con oxígeno, los controles de saturación, el mirar por la ventana y querer estar bien. “Yo ya vengo pensando hace tiempo que hay mucha superficialidad y pavada. Por eso le doy valor a la salud y al amor, el resto me parece que son fotos para Instagram”, afirma. 

Noticias: ¿Siempre fue así?

López: Yo perdí a mi papá a los 19 años, a partir de ahí… Me he autoexigido mucho en el laburo pero tuve en claro que lo importante está en otro lado y que, aunque parece una frase de sobrecito de azúcar, las pequeñas cosas son muy valiosas. Siempre estoy disfrutando porque sino a veces uno se la pierde. 

La última vez que lo vio a su viejo, fue de espaldas, caminando abrazado a su madre. Esa noche parecía una cualquiera, él se había quedado en la casa de su novia y los saludó con un “Hasta mañana”. Pero su padre se fue a dormir y no se despertó más. “Junto con mi mujer, era la persona más buena que conocí en mi vida. Siempre pensé qué injusto, ojalá haya sido porque tenía que estar en un lugar mejor”, dice. 

Noticias: ¿Por qué eligió casarse?

López: En 2018, me tuvieron que operar y, cuando vi cómo me cuidaba Nella en el posoperatorio, dije: “Con esta mujer quiero estar el resto de mi vida”. Entonces, en mi cumpleaños de 50, delante de todos, les pedí que me grabaran porque iba a decir unas palabras, y le hice la propuesta. ¡Por suerte dijo que sí porque sino era un papelón grabado como a cincuenta celulares!

Noticias: ¡Qué fe que se tenía! 

López: Ella es muy buena, creo que si me tenía que decir que no, me iba a decir ahí que sí solamente para no quedar mal y después me decía que no en casa (risas).

Galería de imágenes

En esta Nota

Valeria García Testa

Valeria García Testa

Periodista.

Comentarios