Jueves 7 de julio, 2022

PERSONAJES | 20-06-2022 00:20

Juan Minujín: “Mis papeles me representan”

De estatua viviente en Londres a una prolífica carrera en teatro, cine ytelevisión nacional, con proyección internacional.

Apasionado por los mapas y la geografía, Juan Minujín parece haber trazado las coordenadas que lo ubican como rostro omnipresente en la pantalla de Netflix, sin contrincantes por el trono.

A lo largo de este año ya estrenó dos temporadas de “El Marginal”, tiene pendiente la llegada de “Matrimillas”, la comedia dirigida por Sebastián De Caro y ahora se encuentra en plena promoción de “La Ira de Dios”, película que protagoniza junto a Diego Peretti y Macarena Achaga, la esperada adaptación de la novela de Guillermo Martínez, “La Muerte Lenta de Luciana B”.

El propio Martínez se encuentra fascinado con la caracterización del sobrino de Marta Minujín. Le confiesa a NOTICIAS: “Para mí es uno de los grandes intérpretes argentinos, su actuación es impecable. Las caras de duda y perplejidad frente al relato de Luciana, la mala fe que apenas asoma en la relación con Kloster, su hundimiento progresivo en el alcohol y el duelo con Peretti en la confrontación entre ambos… es excelente en todas las escenas”.

Este momento impecable en la trayectoria de Minujín llega luego de un largo camino iniciado en el teatro independiente con “El Descueve”, un cameo en la emblemática “Poliladron” y su labor de comediante en el clásico “Ardetroya”.

Con una carrera que parece regida por la numerología, se transformó en revelación en “Dos más dos”, conoció el éxito en “100 días para enamorarse”, vivió “Un Año Sin Amor” y aspiró a la proyección internacional con “Los Dos Papas”, en la que encarnaba a Jorge Bergoglio, antes de que se transformara en el Papa Francisco.

Aunque en la nueva película de Diego Lerman se muestre como “El Suplente”, Minujín es un jugador de toda la cancha, siempre como titular. Lo confirma en esta charla con Noticias.

Noticias: En la última temporada de “El Marginal” su personaje había publicado un libro y en “La Ira de Dios” usted es escritor y periodista. ¿Esta es su forma de acercarse al mundo de la literatura?
Juan Minujín: Podría ser (ríe), la verdad que es una casualidad que mi personaje de El Marginal sin ser escritor termine publicando un libro y que este personaje siendo escritor no pueda publicar ninguno. Es interesante la relación, veo cierta ironía entre los dos roles.

Noticias: Siempre tiene que dar tantas notas para promocionar su trabajo. Ahora que le tocó interpretar a un periodista, ¿nos entiende un poco más?
Minujín: Traté de ponerme en su lugar. Hice consultas con dos periodistas, hablé bastante con ellos, me hubiera gustado ir a sus lugares de trabajo pero como la película se filmó durante la pandemia las redacciones estaban cerradas. Me hubiera encantado, y es lo que suelo hacer, ir al lugar de los hechos, tratar de estar ahí, mirar la naturaleza de la gente, ver qué dinámicas se dan.

Noticias: ¿Descubrió algún aspecto impensado del oficio?
Minujín: Te diría que lo que más trabajé con estos periodistas que desinteresadamente me dieron una mano, fue cómo es la dinámica interna dentro de una redacción, cuáles son las notas más prestigiosas, las que no quiere hacer nadie, los periodistas que caen bien, los que caen mal, los horarios, cómo se llevan las firmas estrella con sus compañeros. O sea, lo que más me interesaba era la rosca interna en una redacción para ver cuál es la cotidiana de este tipo al que interpreto más allá de la trama policial.

Noticias: Usted es actor, escribe, dirige, dibuja, le gustan los mapas y la geografía. ¿Cómo conviven dentro suyo todas estas facetas?
Minujín: Conviven naturalmente. Mi oficio es la actuación, ese es mi trabajo y de lo que vivo. Las otras cosas son un poco más aventuras y gustos, aunque en el último tiempo la escritura y la dirección tomaron lugares más importantes. Por ejemplo, en “El Marginal 4” fui productor asociado y en la quinta temporada codirigí algunos capítulos, hay algo ahí que va tomando más espacio. Con respecto al dibujo y la geografía, son cosas que me encantan y por eso hice ese proyecto llamado “Atlantis” con mapas para dibujar. Soy curioso.

Noticias: Hablando de curiosidades, cuando estuvo en Londres trabajó como estatua viviente. ¿Le sirvió en su carrera como actor para trabajar la concentración?
Minujín: La verdad que no (ríe), pero me sirvió mucho para la vida el hecho de trabajar en la calle porque tiene sus propias reglas, es un mundo más hostil, distinto. Fue una experiencia muy linda todo ese tránsito por Londres, haber estudiado teatro ahí, trabajar de estatua viviente… son todas cosas que te van formando a distintos niveles.

Noticias: Volviendo específicamente al cine, ¿cómo fue ese camino empezando por el sadomasoquismo de “Un Año Sin Amor” hasta llegar a “Los Dos Papas”?
Minujín: Qué buen recorrido, ¿no? (ríe). Ahora tengo que hacer el camino inverso, desde el Papa hasta el sadomasoquismo de vuelta. Estoy super agradecido con la carrera que se fue dando, con todo lo que pude ir construyendo. En general, elegí todos los trabajos que hice y me representan en un gran porcentaje así que me siento muy afortunado, más allá del talento, la perseverancia y bla bla bla, creo que también hay algo de suerte.

Noticias: En este momento hay una reivindicación de las directoras de cine, son premiadas en diversos festivales, incluso en el Oscar. Ha trabajado con varias de ellas en Argentina, con Lucrecia Martel, Ana García Blaya o Anahí Berneri, por ejemplo. ¿Fue algo que se dio de casualidad o es el resultado de una búsqueda suya?
Minujín: Fue algo absolutamente casual, pero efectivamente además de las directoras que nombraste, trabajé con Lucía Cedrón, con Jazmín Stuart, filmé con muchas directoras aunque, a la hora de elegir un proyecto, no pesa en la balanza si la dirección estará a cargo de un hombre o de una mujer. Pero me alegra mucho que el cine, y no solo en la dirección, siga sumando directoras de fotografía, eléctricas, cámaras, roles que antes estaban más destinados a los hombres. Eso a mí me parece importante, igual nos falta un recorrido gigantesco todavía.

Noticias: A todo esto, venimos de “Los Dos Papas” y de “La Ira de Dios”, ¿está tratando de resolver algunas cuestiones religiosas con el cine?
Minujín: ¡Ojalá se pudiera! Pero realmente yo no tengo formación religiosa. Mis padres son ateos, la familia de mi papá es judía y la de mi mamá es drusa, una religión que solamente está en Medio Oriente. Así que carezco de formación en ese sentido, por eso, cuando hice “Los Dos Papas”, una de las cosas de las que más me ocupé fue justamente de investigar el tema porque no sabía nada, ni idea del Padre Nuestro tenía.

Noticias: Usted es el rostro de la publicidad de una conocida cerveza desde hace tiempo, el consumo excesivo de alcohol es todo un tema en nuestra sociedad. ¿Tuvo algún debate interno con usted mismo a la hora de aceptar la propuesta?
Minujín: Me parece que, si bien el consumo de alcohol en exceso es un problema, también es otro problema el consumo excesivo de azúcar por ejemplo, uno en el medio va lidiando con estas cosas pero la verdad es que no me generó un debate interno.

Noticias: Empezó haciendo teatro desde muy chico, a esta altura del partido, ¿se convirtió en el actor que deseaba ser?
Minujín: Todavía no, me falta un poco (ríe). Pero estoy muy contento con el recorrido, tanto desde la formación, como en el teatro y en el cine. Soy feliz con todo lo que me fue pasando hasta ahora, pero no siento que llegué a ningún lugar, sigo en el camino.

por Leonardo Martinelli

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios