Domingo 5 de julio, 2020

PERSONAJES | 27-06-2020 15:24

Rubén D’ Audia: "El mundo teatral es un ámbito feliz"

El director general del Teatro Nacional Cervantes asumió en enero de este año, antes que se desate la pandemia. La situación del teatro y desafíos.

Antes de que la cuarentena cambiara la rutina del mundo, Rubén D´Audia había empezado el año 2020 con una noticia que, dice, no esperaba: convertirse en el nuevo director general del Teatro Nacional Cervantes, a pedido del ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer. 

“Estaba de vacaciones en una quinta cuando me llamó Tristán y me dijo que había pensado en mí. Es un gran honor y un gran desafío dirigir nuestro único teatro nacional. Es un gran director técnico para armar equipos. Acá estamos, no hace tanto aunque ya parezca una eternidad”, dice D’ Audia que conoce a Bauer hace casi quince años cuando comenzó a trabajar en un todavía larval canal Encuentro, “una creación colectiva desde el estado iniciada por Tristán, su primer director”, dice. En 2011, asume la Gerencia general de Educar Sociedad del Estado, donde se desarrollaba canal Encuentro, Pakapaka y el portal Educ.ar.   “Si bien Tristán ya estaba en RTA (Radio y Televisión Argentinas), estaba muy presente y teníamos mucho intercambio, tiene muchísima experiencia, no lo voy a descubrir yo”, dice el funcionario que desde 2015, con el cambio de gobierno, no había regresado a la gestión pública.

De muy bajo perfil, mucho antes de viajar desde Olivos, donde vive hoy con su familia, para llegar al trabajo, D’ Audia cruzaba el Riachuelo camino al “Centro” para estudiar Ciencias de la Educación en la UBA. Hasta los veinte, su barrio fue Luis Guillón, muy cerca de Monte Grande, una localidad tranquila de casas con jardines ubicada once estaciones al sur de Plaza Constitución y donde continúa viviendo su madre. El oeste del conurbano tampoco le resulta ajeno: hace años da clases de Pedagogía en la Universidad Nacional de Hurlingham. 

Noticias: ¿Cuándo comienza su relación con el teatro?

Rubén D’ Audia: Desde muy joven. Además de Ciencias de la Educación, estudiaba teatro con Felisa Yeni en el Payró donde colaboraba un muy joven Javier Daulte a quien conozco desde esa época. A fines de los 90, Daulte estrenó “Criminal” en esa sala, dirigida por Diego Kogan y yo fui asistente de dirección. Después hice la producción ejecutiva, junto con la querida Marcela Grandinetti, de dos de sus obras, “¿Estás ahí?” y “Nunca estuviste tan adorable”.

Noticias: ¿En algún momento, quiso ser actor?

D’ Audia: Sí, pero lo abandoné muy rápido, cuando tuve mi primera experiencia en el escenario, no era lo mío. Mi bajo perfil no va de la mano con la actuación, casi que se repelen. El otro día escuché a Mauricio Kartun decir algo como que había empezado a dirigir para poder estar ahí, en el medio. Me fascina el universo teatral, es un ámbito muy feliz para mí. También trabajé como stage y tour manager de Julio Bocca, una experiencia importantísima que me permitió conocer distintos teatros del mundo a un nivel súper profesional y riguroso. Esto fue alrededor de 2003, cuando nació mi primera hija. Entonces, decidí dejar porque las giras eran muy largas, estabas la mitad del año viajando. Busqué otra cosa y se dio la posibilidad de trabajar para una empresa audiovisual que realizaba un reality show internacional, “Fear factor”, otro universo del que también aprendí mucho. Y empecé a pensar en la posibilidad de pensarme en ese medio.

Noticias: Empieza 2020, surge la dirección del Cervantes, prepandemia: ¿Con qué urgencias se encontró al asumir? Había conflictos gremiales y contratos con artistas y trabajadores de la anterior gestión de Alejandro Tantanian.

D’ Audia: Lo primero era resolver el conflicto gremial para poder ponernos a producir después de casi tres meses de cese de actividades. No hubo tiempo de elaborar un plan, lo primero fue sentarse a dialogar con los representantes de trabajadores y trabajadoras del teatro. Todos los organismos públicos tienen su complejidad y había que ver cuáles eran los reclamos. Por otro lado, estaba la programación 2020 ya planteada y que el Cervantes debía respetar. A Alejandro Tantanian lo conozco y respeto muchísimo como artista. Empezamos y respetamos ese plan. La pandemia cambió este escenario y hoy tenemos a gran parte de trabajadoras y trabajadores haciendo home office y a otros en el teatro, como la gente de vestuario que está confeccionando los tapabocas para provincia de Buenos Aires. También se lanzó la convocatoria para obras cortas y la programación del canal Cervantes online, estamos en el buen camino, tomamos decisiones para que pueda reencauzarse, en este contexto difícil.

Noticias: ¿Este año no se abrirá el teatro?

D’ Audia: No hay certezas. Trabajamos en distintos escenarios. “La gesta heroica”, de Ricardo Bartís, estaba para estrenar, con todo listo así que podría subir a escena pronto, ni bien se normalice la situación. También a “Reinas abolladas” (de Victoria Varas) le faltaba poco. Todo eso está en gateras pero no sabemos cuándo, es improbable en el futuro cercano. Si no se llegara a abrir este año, aprovecharemos a solucionar cuestiones de infraestructura. Por otro lado, está la convocatoria (hasta el 22 de junio) de obras cortas para generar contenidos y fuentes de trabajo. Como teatro nacional no solo nos importan las estéticas sino también la responsabilidad con las necesidades del sector, en línea con el Ministerio de Cultura para contener a tantos artistas que están pasándola mal.

Noticias: ¿Cómo se reparte las tareas con Sebastián Blutrach, el número dos de la conducción?

D’ Audia: Es una forma de trabajo que está en construcción. Tiene mucha experiencia y es una tranquilidad contar con su mirada, es alguien muy respetado en el ambiente y prestigia nuestra gestión. Nos estamos conociendo de la mejor manera, que es trabajando, es alguien muy propositivo, muy activo, de ir para adelante. Es muy necesaria la vocación para la gestión pública que es muy compleja porque se cruzan distintas dimensiones y variables, tenés que sentir amor por lo público, por lo que es de todas y todos; podés cometer errores, claro, pero cuando uno ama lo que hace pone lo mejor de sí.

Noticias: ¿Cuál es la línea artística a la que buscan apuntar?

D’ Audia: Alejandro fue muy coherente con sus propuestas artísticas y ha hecho grandes hitos, grandes marcas. Nos interesan autores jóvenes pero también autores consagrados, hay que tender al pluralismo, tenemos tres salas que permiten desplegar espectáculos distintos. A la María Guerrero tienen que ir espectáculos que no se pueden ver en otros lados, ni en el off ni en el comercial. Después, las decisiones artísticas son muy subjetivas, hay mucha discusión y eso está buenísimo; creo en el teatro que está vivo, que interpele y nos convoque, y como vehículo para distribuir capital cultural y simbólico.

Noticias: ¿Le interesa la carrera política?

D’ Audia: ¿En qué sentido? Tengo vocación política, me gusta la gestión pública como te dije y creo que es necesario poner en juego la política, tanto para la administración como la construcción política. Pero no me lo planteo en términos personales, me siento cómodo con la experiencia adquirida, me siento muy pleno poder aplicarlo en este nuevo desafío.

Noticias: ¿Qué lugar van a tener las mujeres autoras y directoras?

D’ Audia: Ya lo planteamos en las condiciones para este concurso, el de equidad de género en la selección de obras y en la dirección, hay que actuar de acuerdo a esa agenda pública ya instalada. También de puertas adentro, la equidad tiene que estar presente en lo concreto. Es responsabilidad del estado garantizar la equidad y la accesibilidad, tenemos que estar ahí, es una bandera.

Noticias: Usted dirigió antes. ¿Dirigiría una obra en el Cervantes?

D’ Audia: En 2016, dirigí “Cuánto vale una heladera”, de Claudia Piñeiro, fue un muy lindo ejercicio para mí, lo hicimos en la sala El grito, no era nada pretencioso pero nos divertimos mucho. Pero no lo haría en el Cervantes. Es muy personal, sé que se hace en otros teatros, no quiero entrar en diálogo con quienes lo hicieron y con medallas muy bien ganadas. Creo no tener la trayectoria necesaria para hacerlo y, al mismo tiempo, me parece que no se puede estar en la misa y en la procesión, el teatro está a disposición de los muchos creadores y creadoras que tenemos, ya bastante ocupados estamos con nuestro trabajo.

Noticias: ¿Qué hace en su casa cuando no piensa en el Cervantes?

D’ Audia: Ayudo con la chiquita, lleva tiempo. Tenemos una nena de 17 meses, Renata, mi segunda hija. La mayor, Carmela, tiene 17 años, de mi primer matrimonio. Por las noches, me ocupo de mis clases para los profesorados de Hurlingham. Veo algunas series, me convocan las inglesas y suecas. Y leo todo lo que puedo, a Borges siempre vuelvo y me fascinan los cuentos de fútbol de Eduardo Sacheri. 

Noticias: ¿Qué le dijeron sus padres cuando les comunicó que iba a estudiar Ciencias de la Educación?

D’ Audia: Esperaban un abogado, fue una herida narcisista para ellos. Mi papá fue chofer de colectivos y después, distribuidor de artículos de ferretería; mamá, ya está grande, pero sigue trabajando en la recepción de un consultorio médico. Pero no estaba en discusión, yo estaba muy convencido a mis 17 años sobre lo que quería. En mi crianza lo que nunca faltó y se mantuvo fue el espíritu de búsqueda: bienvenidos sean los nuevos desafíos.

Galería de imágenes

En esta Nota

Leni González

Leni González

Periodista.

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario