Jueves 29 de septiembre, 2022

PERSONAJES | 20-08-2022 11:43

Sofía Morandi: “Soy muy apegada a la nostalgia”

Hizo de sus redes un trampolín que la catapultó a la televisión, el teatro, el cine y las plataformas. Sueños y formación.

Formó parte de del trío protagónico en “Porno y helado”, una serie con tanto hype que hasta Susana Giménez quiso participar en ella, encabeza junto a Martín Bossi y Fer Dente el suceso de Broadway “Kinky Boots” y por estos días le presta su voz a una adorable niña trapecista en “La gallina Turuleca”, la película animada ganadora del Goya donde comparte cartel de doblaje con Guillermo Francella y Flavia Palmiero.
¿Quieren más? Es reina de redes, comediante feroz, ganadora del Bailando, dama del musical, estudiante voraz. Y tiene solo 25 años. Bienvenidos al fantástico mundo de Sofi Morandi.

Noticias: La nostalgia es uno de los grandes temas, lo comprueban series como “Stranger Things”, o películas como “Top Gun: Maverick”. ¿Cómo piensa que se inscribe “La gallina Turuleca” dentro de este fenómeno retro?
Sofía Morandi: Uff, ¡estás hablando con la persona más nostálgica del mundo!
Es un fenómeno que también está pasando mucho con el teatro, hace poco fui a ver “Forever Young” que reestrenó después de mucho tiempo, “Drácula” que también volvió con todo, hay algo del pasado que… (entrecierra los ojos en pose soñadora y se ríe) ¡éramos felices! No digo que ahora no lo seamos, pero siempre es lindo recordar, volver a las bases, a la infancia. Me pasó puntualmente que cuando compartí el tráiler de “La gallina Turuleca” todos me comentaban: “Ay, que lindo”, mis amigos lo vieron y se quedaron 10 horas cantando la canción porque forma parte de nosotros, la escuchamos toda la vida. La nostalgia tiene esa especie de dulce melancolía que está buena.

Noticias: Es llamativo que la gente de su generación sienta nostalgia incluso por cosas que no vivieron, ¿a que lo atribuye?
Morandi:
Creo que quizás es gracias al cine, que acerca lo lejano. Porque es verdad, yo no viví los años ochenta  y cuando veo algo de esa década me fascina la música, el vestuario, todo aquello forma parte de nuestra historia aunque no lo hayamos vivido. Lo veo y pienso, ¡qué ganas de estar ahí! 

Noticias: ¿Es muy loco ponerle la voz a un personaje por primera vez?
Morandi:
Fue una experiencia nueva, se dio en pandemia y pensaba “¡qué suerte tengo de estar acá!” Fueron 8 días de grabación y me iban guiando. Al principio fue raro porque el doblaje es muy detallista, muy preciso, me re ayudaron. Por ejemplo, mi personaje es trapecista, entonces saltaba o trepaba y tenía que hacer hasta los más mínimos ruiditos. Eso me encantó, tener en cuenta las expresiones del personaje, no hacer un tono tan arriba si la carita está decepcionada, aprender de cada detalle. Fue un proceso lindo.

Noticias: Con el doblaje pasa algo, cada actor graba por separado, ¿no? Debe tener bastante de juego se me ocurre…
Morandi:
Sí, ¡nunca nos cruzamos! Tiene algo muy lúdico. Hay que adaptarse porque la voz es una segunda personalidad, pero es un juego. Para mí también lo es el teatro, bailar o interpretar un rol. Este año arranqué clases de doblaje porque me gustaba mucho y es un mundo con miles de puertas, podés hacer doblaje animado, criminal, de realities, es muy bueno.

Noticias: Usted siempre apostó por la formación, se nota que le gusta estudiar. ¿Cómo fue esa decisión de prepararse en distintas disciplinas más allá de que ya era muy exitosa en las redes?
Morandi:
¡Es que soy muy noña! (se ríe). También bastante despelotada a veces, pero me gusta estudiar. Soy así desde chiquita, para mí el único camino era prepararse, formarse. Después fui conociendo gente con otro recorrido que también es válido. Cuando tengo una audición le dedico el día entero, pongo la camarita , controlo la luz, me cambio, me maquillo, me fijo en todo. Pero tengo amigos que se paran frente a la cámara y se sueltan hacia lo que surja. 

No digo que una cosa sea mejor que otra, a mí me sirve este sistema, mi estilo es medio vieja escuela y me da seguridad para estar preparada cuando llegan las oportunidades. Siempre intento trasmitirles a mis seguidores la importancia de formarse y estudiar, porque podés tener suerte una vez, pero no siempre.

Noticias: ¿En su caso las redes fueron un medio para llegar a este momento donde está trabajando mucho como actriz y protagonizando un éxito de Broadway como “Kinky Boots”?
Morandi: Totalmente, esa siempre fue la meta. Yo usé las redes para estar en la tele, en el teatro, pensaba que había un montón de gente viendo eso y que era una buena oportunidad para mostrarme.
Más allá de que la comedia forma parte de mí desde siempre, ya de chiquita era graciosa y entré por el lado de los videos de comedia, pero mi objetivo era dedicarme a la ficción. Parece mentira pero cuando arranqué allá por 2016 las redes no eran lo que son hoy. Después tuve todo un proceso de decir: “Ya estoy haciendo teatro y otras cosas, pero no puedo descuidar las redes”. Se volvieron un trabajo. Antes no era así pero ahora sí. Hay que cuidarlo. También aprendí mucho, descubrí que me interesaba editar, por ejemplo.

Noticias: No necesariamente tenían que chocar los dos mundos, ¿hizo las paces entre Instagram y el escenario?
Morandi: Exacto. Entendí que son mundos complementarios y que las redes llegaron para quedarse, no se puede renegar de ellas.
En este momento hay hasta médicos en las redes, cada uno necesita usarlas en su rubro, forman parte de la vida laboral. Cuidarlas y prestarle atención es importante.

Noticias: Este año estuvo en una comedia de culto con gran rebote generacional como es “Porno y helado”. ¿Protagonizar la primera serie argentina de Amazon Prime junto a Martín Piroyansky y Nacho Saralegui fue una especie de bisagra  en su carrera?
Morandi:
Estoy muy orgullosa de ese proyecto. Fue un antes y un después, le tenía mucho miedo a actuar en cámara, yo había hecho tiras infanto juveniles pero tienen otros códigos. Acá era actuar al lado de Martín Piroyansky, a quien le sigo toda la carrera, compartir también con Susana Giménez…¡tenía una presión tremenda! Y me encontré disfrutando en el set como si estuviera en el teatro, quedé re manija. 

Noticias: ¿Se vienen otras series?
Morandi:
Estoy con un proyecto del que no puedo adelantar mucho, pero sería para estrenar en 2023 en una plataforma. ¿Sabés qué es lo que más me gustaría hacer? Cine. No sé haciendo qué, pero necesito trabajar en cine.

Noticias: ¿Qué tipo de película se imagina? Suelte la fantasía que hay presupuesto…
Morandi:
Ay, ya que pedimos, me encantaría hacer algo como “Relatos Salvajes”. Mato por una película tremenda, que tenga persecuciones, un policial, algo divertido. La producción me encanta también, el detrás de cámara me fascina. Cuando filmábamos “Porno y helado”, con Nacho preguntábamos: “¿Qué lente estás usando ahora?”.  Éramos muy pesados, pero aprendimos muchísimo. Me estoy cruzando con gente a la que admiro y a la hora de trabajar eso es lo más. Como hablábamos hace un rato, soy muy apegada a la nostalgia, amo el cine.

Noticias: Ya que le interesa la producción si pudiera armar su propia película, ¿a quiénes convocaría? Director, protagonistas, guión y qué papel haría usted.
Morandi: ¡Apa! Empecemos por el director, que sea Damián Szifron. Protagonizan Rodrigo de la Serna y Lali Espósito
, la amo porque es muy fiel a lo que siente. Para participar en esa película yo hasta te limpio los baños cuando termino de filmar (risas). ¿Sabés que me imagino? Un “Sr. y Sra. Smith” con Lali y de la Serna, bien pochoclera.

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcela Soberano

Marcela Soberano

Comentarios