Domingo 25 de febrero, 2024

PERSONAJES | 31-01-2024 06:47

Tini de Bucourt: “La enfermedad me sanó”

Presenta a una “nueva Tini”, que tiene una conciencia renovada. Misión, arte, aprendizajes y el libro que tiene en mente.

“Hoy soy alguien brutalmente más consciente de mi propia coherencia. Alguien mucho más conscientemente viva, más despierta”, cuenta Tini de Bucourt durante su charla con NOTICIAS.

El año pasado la vida la puso a prueba y la sacudió fuerte. Primero fue la rotura del tendón de Aquiles y luego un cáncer de ovario con pronóstico crítico. Conoció el lado oscuro. Sin embargo, su fortaleza, su resiliencia y el amor de sus seres queridos la ayudaron a salir adelante. Hoy es otra Tini.

“Este momento de mi vida es un gran desafío. No quiero olvidarme de todo lo que aprendí y de la gran oportunidad que tuve. Una Tini murió y le hice un muy respetable y agradecido duelo, y hay una Tini nueva con esta nueva conciencia de estar viva. Estoy muy atenta a lo que quiero para mi vida y lo que quiero hacer, trabajando con mi ser auténtica. Selecciono muy bien todo, las amistades, los proyectos, las salidas. Amo el silencio. Me siento una outsider, alguien que ya no encaja en muchos lados, pero no lo sufro. Es darme cuenta de que por ahí no es y me hago mucho caso”, asegura.

Curiosa y multifacética, fue una espléndida mannequin en los años setenta y ochenta. Tuvo su escuela de modelos, fue empresaria y docente. Estudió psicopedagogía, constelaciones familiares, coaching, bioenergética, yoga y danza. Vivió siete años en India y escribió tres libros. Se casó a los 18 y se divorció a los 21. Tiene dos hijos - Cecilia de Bucourt y Juan Sieburger- y cuatro nietos – Chiara, Christian, Sofía y Noah-.  

Actualmente, da conferencias, tiene sesiones personales con mujeres, organiza viajes y tiene proyectos que la cautivan. 

Noticias: ¿Qué temas la atraviesan hoy?

Tini de Bucourt: Me interesa estar con gente que me suma, no necesariamente porque tengan un altísimo nivel intelectual, sino por su amorosidad y calidez. Y disfruto mucho estar con personas de las cuales aprendo, con almas que me llevan a investigar y a curiosear distintos temas. Estoy en una etapa donde me cuestiono todo, desde la psicología a las constelaciones familiares, sin hacer con esto un juicio de valor. Trato más de sentir que de cranear. Me gusta estar conmigo, ver el cielo desde mi ventana y pintar. Me interesa mucho el arte.

Noticias: ¿Cuánto le costó ser esta persona?

De Bucourt: Muchísimo. Todo lo que me pasó en la vida fue para algo. Fue maravilloso todo, la tengo muy bien vivida. Y lo no tan amable ni tan fácil y, sobre todo, a veces, muy solitario, también fueron enormes aprendizajes. Llegar a ser quien soy es dejar de complacer, es dejar de decir sí cuando mi alma dice no. Esto de ser yo más auténtica tiene que ver con respetar profundamente mis espacios.

Noticias: ¿Cuáles son sus puntos fuertes?

De Bucourt: La resiliencia al cien por cien. Tengo una enorme capacidad de reinventarme. Mi fuerte es que siempre hago lo que realmente quiero. En mi vida tuve un jefe, por ejemplo. Siempre hice lo que sentí. Mi fuerte es también la comunicación con la gente. Para mí hoy es hora de dar más que de recibir. 

Noticias: ¿Cuál es su propósito de vida?

De Bucourt: Estoy convencida de que cada ser humano tiene una riqueza interna infinita y que la mayoría, lamentablemente, parte de este mundo sin ni siquiera haberse cuestionado. Qué pena. Mi propósito es despertar a las personas. Mi misión es comunicar y aportarle a la humanidad lo mejor que pueda. Dejar un legado, incluso a través del arte. Llegar al último día de mi vida sabiendo que hice lo que pude para ser lo más auténtica posible.

Noticias: ¿Cuáles son sus miedos?

De Bucourt: Qué buena pregunta. No sé, no tengo miedo a la muerte ni a la enfermedad. Tengo tanta confianza en el Universo que ahí no entra el miedo. Pasará lo que tenga que pasar.

Noticias: El año pasado fue muy duro para usted. Se rompió el tendón de Aquiles izquierdo y después se le declaró un cáncer de ovario grado cuatro y metástasis. ¿Cómo lo vivió y sobrellevó?

De Bucourt: La enfermedad me sanó. Es muy loco. Cuando apareció yo lo sabía, me diagnostiqué sola en el sanatorio, cuando nadie me lo había anunciado, e hice algo muy extraño. Me entregué. Abrí mis brazos, palmas hacia arriba, y dije: “Universo, acá estoy”.  Yo sabía que mi diagnóstico era muy crítico, pero nunca tuve miedo. Fue una etapa muy difícil, primero la operación del tendón, la ola de calor, la bota. Después tuve seis panzas de líquido por la metástasis, de seis a siete litros que se formaban de viernes a viernes. Seis veces me ingresaron para punzarme y sacarme esa cantidad de líquido. No tuve dolor, sí mucha incomodidad. Cuando tuve el diagnóstico certero empecé con la quimio. Ahí conocí la parte oscura de la vida. Quedé muy vulnerable, de una manera, me conecté con las emociones hasta el día de hoy. Estoy hablando con vos y se me llenan los ojos de lágrimas. La enfermedad me sacó una bruma y me conectó con esta conciencia de estar viva. 

Noticias: ¿Cómo está hoy? 

De Bucourt: Estoy con remisión total, clínicamente curada. Pero no estoy dada de alta, porque tengo que hacerme exámenes cada tanto. Hasta ahora estoy muy bien, con muy buena energía, había perdido once kilos y recuperé cinco o seis. Puedo caminar casi perfecto. Estoy bien.

Noticias: Hay una frase hindú que dice: “Si sucede, conviene”. ¿Está de acuerdo?

De Bucourt: Totalmente. Agradezco a las miles de personas cuando expuse esto en las redes desde un lugar muy respetuoso y sin drama. Mucha gente me agradeció que lo compartiera de esta manera. Mi propósito era desmitificar la palabra cáncer como sentencia de muerte. Lo que sucede, conviene. Si sabés tomarlo como un aprendizaje y como una oportunidad, casi me animo a decir que algo sucede químicamente en tu cuerpo que revierte.

Noticias: ¿Qué aprendió?

De Bucourt: Aprendí a ser más auténtica. Lo que más aprendí es a no tener expectativas. Creo que la expectativa es realmente dolorosa. Estas son oportunidades para preguntarte qué no resolviste todavía. En mi caso me trajo todo lo buenísimo que tengo y lo que todavía no estaba tan resuelto. Mi familia de sangre está dispersa por el mundo y esto trajo una conciencia de amor que hoy está mucho más presente. Ceci vino desde Nueva York cinco veces, me cuidó de una manera que no voy a tener forma de agradecérselo de por vida. Mi hijo Juan, mis amistades ni hablar, mis familiares de sangre que viven en el extranjero, todos ahí. Fue como certificar que todos están, muy atentos y muy bien. Fue un año difícil también porque cuando me curé, a los tres meses se murió el padre de mis hijos, con quien me llevaba muy bien y, además, soy muy amiga de su mujer. Qué loco. Por eso si no te entregás, no entendés nada.

Noticias: ¿Cuál es su mirada sobre la muerte?

De Bucourt: Yo tuve bastante contacto con la muerte, sobre todo en India. Allí lo percibí como algo absolutamente integrado a la vida, como un ciclo natural. Cuando me pasó esto tuve charlas muy profundas con mis hijos. Pero no hay que esperar que pase algo así para hablar de lo que hay que hablar. Yo arreglé todo, no quedó nada en el tintero. 

Noticias: ¿Qué la hace feliz?

De Bucourt: Me hacen muy feliz mis amistades, que son increíbles. Me hace muy feliz la naturaleza, lo simple y tener una enorme confianza de que todo va a ser como tiene que ser. Quiere decir que lo que me propongo va a suceder porque yo confío y pongo lo mejor de mí. 

Noticias: Usted ha sido siempre una mujer bella. ¿Cómo ve la belleza en esta etapa?

De Bucourt: Para mí la belleza hoy es la capacidad de libertad. Ser realmente quien sos contra viento y marea. No tiene que ver con estereotipos. Hay algo invisible que se percibe y que va mucho más allá de lo que el ojo ve. La belleza tiene algo enigmático, muy verdadero, muy honesto, transparente. Es simpleza, tiene que ver con un equilibrio. Es una actitud, es dignidad. No es espamento. Yo quiero llegar a anciana manteniendo mi porte y mi mirada brillosa porque soy honesta conmigo. 

Noticias: ¿Qué proyecta para este año?

De Bucourt: Tengo firmado un contrato para escribir un libro sobre mi experiencia del año pasado y sobre el misterio porque toda esta etapa fue de un gran misterio. El otro proyecto es hacer mi muestra de arte, estoy muy contenta con pintar. También quiero dar conferencias para transmitir todo lo que aprendí en mi vida desde un lugar muy honesto y muy simple. Por otro lado, cambié los talleres grupales por encuentros personales porque a la gente le gusta ser escuchada. Y voy a seguir con mis viajes. Tengo India para octubre y va a ser el último grupo que lleve allí. Es un viaje que armé con un amor y va a tener experiencias transformadoras. También voy a seguir viajando por Argentina, que tiene lugares sublimes. No son viajes turísticos, son grupos muy chicos, viajes de mucha experiencia, contacto personal y transformación. Se producen conversaciones de tanta autenticidad que hicimos una familia de amistades viajeras increíble. Hacemos equipos, hacemos cosas juntas, escuchamos, crecemos. Es una trama.

Noticias: ¿Cómo le gustaría que la recuerden?

De Bucourt: Como alguien que se animó a ser auténtica y que supo darle a la humanidad amor y, sobre todo, un darse cuenta, un despertar.

Galería de imágenes

En esta Nota

Cecilia Escola

Cecilia Escola

Periodista.

Comentarios