Friday 1 de March, 2024

POLíTICA | 22-10-2023 07:18

Cristina Kirchner y Mauricio Macri: el ocaso de los ex

Lejos de la campaña de sus espacios políticos, dejaron en evidencia las diferencias con sus candidatos. Por qué influyen cada vez menos. Cómo ven su futuro.

Para cuando Patricia Bullrich y Sergio Massa entraban en la última semana de campaña, Mauricio Macri y Cristina Kirchner estaban a miles de kilómetros de distancia. Casualmente, los referentes de los espacios que luchan por ingresar al balotaje estuvieron el fin de semana largo en la Patagonia.
Lejos de los candidatos de los espacios que fundaron, con tibios apoyos y frente a una elección con resultado incierto, los ex presidentes vaticinan su futuro. El domingo 22 se pone en juego un modelo de país, pero también, para ellos, su situación política y judicial para los próximos años.

Designio.

A diferencia de Cristina, Macri tiene un plan B. Si Patricia Bullrich resulta derrotada, todavía le queda la esperanza de Javier Milei, cuya presidencia podría no resultarle del todo incómoda: tiene contacto fluido con el candidato de La Libertad Avanza y muchos dirigentes de su espacio dudaron sobre si por momentos amagó con jugar para el liberal.
Por su parte, si no gana Sergio Massa, Cristina podría estar complicada con su situación judicial y con su proyecto político para los próximos años: su deseo de que en el gobierno de Alberto Fernández se cerraran los expedientes que la tienen como protagonista no se hizo realidad. Incluso fue condenada por la Causa Vialidad y otros casos pronto llegarán a juicio oral. Es un tema que la preocupa. A sus 70 años, la inquieta también el hecho de no haber logrado que Máximo se consolide como el heredero del proyecto K. Por el contrario, estos últimos días ha encontrado a sus favoritos distanciados: su hijo y Axel Kicillof están a los tiros desde el caso Insaurralde.
De todas maneras, ni Macri ni Cristina hicieron demasiado durante la campaña para que los candidatos que representan a sus coaliciones ganaran. El ex presidente se apiadó en el sprint final: hizo un video bancando a Bullrich y luego, el jueves 19, volvió a Buenos Aires para hacerse presente y hablar en el acto de cierre de la candidata. Fue el primer acto juntos post PASO. Hasta allí, sus apariciones habían sido esporádicas y sus definiciones daban lugar al debate. Las grietas internas en Juntos son todavía un tema a resolver.
Cristina, por su parte, hizo mucho menos. Volvió a Capital en la semana para mantener una serie de reuniones privadas y hacerse cargo del gobierno nacional, mientras Alberto Fernández estaba de gira por China. Pero fue la gran ausente del cierre de campaña de Massa en Sarandí. Sus contactos con el ministro de Economía se redujeron al ámbito privado.
El único encuentro de campaña entre la ex presidenta y el ministro de Economía sucedió a mediados de julio, cuando presentaron un simulador de vuelos en Aerolíneas Argentinas. En ese acto, ella le llegó a enrostrar que su candidato era "Wado" de Pedro, pero que había que tenido que declinar su posición. Luego de que Unión por la Patria saliera tercera en las primarias, no volvió a hacer manifestaciones sobre el candidato.
La única actividad pública de Cristina antes de las elecciones fue en el fuero judicial. Su abogado pidió que se postergara hasta después de las generales el sorteo público de la Cámara Federal de Casación Penal para elegir a los jueces que tendrán a su cargo los juicios de Los Sauces- Hotesur y del Memorándum con Irán.

Respuestas.

Lo cierto es que la falta de apoyo de los líderes de los espacios que le disputarán el poder a Milei no alarmó a los candidatos. De hecho, en ambos espacios los asesores aconsejaron no pegarse demasiado a los referentes, cuyas imágenes negativas son preponderantes.
Además, como ex presidentes, su presencia podía opacar a la del candidato. “Si reaparecen públicamente se hablaría más de Cristina o Mauricio que de Sergio o de Patricia”, analiza un consultor. Son como imanes de la opinión pública.
Por esa razón, cuando Mirtha Legrand le preguntó a Massa por Cristina, el ministro se apuró a contestar “el candidato soy yo”. “Hay que entender que el liderazgo, a partir del 10 de diciembre, es responsabilidad mía”, quiso dejar claro.
Algo por el estilo suele responder Bullrich cuando le preguntan por Macri. En plena campaña, incluso, aseguró que “es hora de liberar a Juntos por el Cambio y que Mauricio se acomode como quiera acomodarse”. Sus declaraciones habían generado un tembladeral en la oposición.
Pero el momento de ebullición al que había llegado la relación un mes antes de las generales empezó a moderar su temperatura para el final. En la última recta, Macri se acercó y hasta Horacio Rodríguez Larreta, derrotado en las PASO, se sumó al equipo. Una tregua PRO.
En ambos casos, el contacto por privado es fluido, pero públicamente ninguno desplegó un abanico de elogios para sus candidatos. Para encontrar una declaración de Cristina para Massa hay que retroceder tres meses, cuando la vice le dijo: "Te hiciste cargo en un momento muy difícil y no arrugaste”.
Macri, con titubeos por sus declaraciones a favor de Milei, giró el timón a último momento para el lado de Bullrich: “Te pido que este domingo votes a Patricia. Ella va a luchar para llevarnos por el verdadero camino del cambio. Es ella", dijo en un video que su espacio difundió horas antes de que empiece la veda electoral.
Fue una campaña difícil para CFK y Macri. Pero el mayor riesgo está por venir: lo que aún no saben es cómo podrán reconfigurar su poder luego del 2023.

Galería de imágenes

Carlos Claá

Carlos Claá

Periodista político

Comentarios