Jueves 23 de septiembre, 2021

POLíTICA | 22-01-2021 14:48

El día que Cristina Kirchner defendió la privatización de YPF

En pleno menemismo, siendo diputada provincial, la vicepresidenta y Oscar Parrilli apoyaron la venta de la petrolera del Estado. Contradicciones y "fundamentos".

Con el desplazamiento de Guillermo Nielsen de la presidencia de YPF por Pablo Gonzales, diputado del FDT y ex vicegobernador de Alicia Kirchner, reaparece en escena  la  larga y  sinuosa relación entre  el Kirchnerismo y la petrolera nacional. Si bien fue en el gobierno de Cristina Kirchner donde se volvió a  estatizar YPF,  fue en los 90,  cuando  Cristina Kirchner como diputada provincial por Santa Cruz; y Oscar Parrilli   como diputado nacional por Neuquén.   En el cual  ambos actuaron   apoyando  y fomentando  la aprobación en el  Congreso Nacional,  la privatización de YPF.  Una mirada  a como fueron los  detalles de ese histórico y polémico día. 

El apoyo de Cristina Kirchner

Luego haber sido transformada por decreto en  YPF S.A.  el 31 de Diciembre de 1990, el proceso de venta de la petrolera estatal continuó en octubre de 1992 cuando, mediante la Ley 24.145, se privatizó el resto del capital social disponible y se transfirió a las provincias el dominio de los yacimientos de los hidrocarburos. En las vísperas de la sesión en diputados  que aprobaría la venta del capital disponible,donde el debate a favor y en contra de la venta había llegado a un punto álgido. 

En este peleado escenario, Cristina Kirchner, presentó el 17 de septiembre de  1992, (7 días antes de la aprobación de la venta de la petrolera estatal) en la Cámara de Diputados de Santa Cruz, en una sesión ordinaria  que se trató sobre tablas y a mano alzada, un nuevo proyecto.   Ese día  declaró textualmente ante la Cámara, la “Necesidad de sanción del proyecto de Ley nacional ‘Ley de Federalización de los Hidrocarburos y de Privatización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales’”. Dicho proyecto fue firmado entre otros por la propia Cristina Kirchner en una medida de último momento para inclinar la balanza a favor de la privatización

 “Necesidad de sanción del proyecto de Ley nacional ‘Ley de Federalización de los Hidrocarburos y de Privatización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales’”.

Mediante la agencia OPI  Santa Cruz, se pudo acceder al diario de esa cesión, del 17 de septiembre de 1992, de la Honorable  Cámara de Diputados de Santa Cruz  A continuación los argumentos que expresó la entonces diputada provincial.

Que había dicho la Vicepresidenta:

Señor presidente: Venimos a requerir que, a través de una declaración, nuestra Honorable Legislatura se expida exigiendo a los diputados nacionales del Distrito que posibiliten el tratamiento del proyecto de Ley de la Nación que trata sobre la transferencia del dominio público de los Yacimientos de Hidrocarburos del Estado Nacional a las provincias en cuyos territorios se encuentre (trámite parlamentario 78-s-1992) en tanto se juega allí la perspectiva de futuro de nuestra Provincia ya que es aquella norma el marco adecuado para la resolución de las controversias que frente al Estado Nacional hemos tenido. Es que un conjunto de legisladores de la Cámara de Diputados de la Nación , cada uno con sus respectivas razones, vienen obstruyendo la posibilidad de que aquella Ley de Federalización de Hidrocarburos y de Privatización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales tenga siquiera su tratamiento en esa Cámara. Como se comprenderá, ninguna argucia reglamentaria debe estar puesta al servicio de retrasar las soluciones que nuestra Provincia necesita. Del dictado de esa ley depende hoy el envío de los 480.000.000 de US$ y el pago de nuestra parte en la licitación de las áreas ya concretada.

En este orden de ideas, que se posibilite el tratamiento y la sanción del proyecto sancionado ya que en la Honorable Cámara de Senadores de la Nación cobra para nuestras cuentas una doble importancia. En lo económico posibilita la mejora de nuestras cuentas y en lo institucional, nos torna creíbles y respetables en cuanto damos cumplimiento a la palabra empeñada.

Por supuesto, esta exigencia debe hacerse sin perjuicio del respeto que la investidura y la propia función que nuestros diputados nacionales ejercen, pero con la firmeza que la situación exige. 

Proponemos tal declaración de aptitud moral que nos da el hecho de haber desoído cualquier presión partidaria o gubernamental, o cualquier cuestión de disciplina partidaria, a la hora de defender nuestro territorio. Nadie podrá desde la perspectiva de una supuesta obligación impuesta por la disciplina partidaria oponerse a la declaración ni dejar de cumplir sus postulados, cuando está en juego, como está, la perspectiva del futuro económico provincial, como el prestigio de la Provincia como también el de la Cámara en particular. 

Parrilli  una de las voces del proyecto

En tanto el actual senador nacional Oscar Parrilli, se desempeñaba  en 1992  como titular del partido justicialista de Neuquén  y diputado nacional por esa provincia, habiendo participado en  aquella importante sesión de diputados  del 24 de septiembre. Parrilli  fue uno de los que apoyó el proyecto de venta  final de YPF, participando en la sesión como  miembro informante. Así mismo, durante el debate sostuvo:  "No pedimos perdón por lo que estamos haciendo (...) Esta ley servirá para darle oxígeno a nuestro gobierno y será un apoyo explícito a nuestro compañero Presidente”.

"No pedimos perdón por lo que estamos haciendo (...)Esta ley servirá para darle oxigeno a nuestro gobierno y será  un apoyo explicito a nuestro compañero Presidente".

Con la llegada de CFK a la presidencia en 2007, y de  Oscar Parrilli como Secretario General de la Presidencia, la política  hacia YPF tuvo un giro de 180º, cuando  el 16 de abril el Estado argentino expropió el 51 % de las acciones de la empresa,  a la petrolera española Repsoil. El debate de las causa de esta contradicción política del kirchnerismo continúa abierto. Dónde están aquellos que señalan el  apoyo a la  venta de YPF en los 90, como  una suma directa y simple de  fondos para acumular poder político. Y aquellos que  la señalan como un intento de asegurar fondos públicos,  para el funcionamiento de las provincias periféricas y pobres, ante el férreo y discrecional control de la caja por parte del menemismo.


 

 

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Ignacio Ramundo

Ignacio Ramundo

Comentarios