Sunday 14 de July, 2024

POLíTICA | 25-07-2023 06:20

Guillermo Michel, el pichón de Massa

El director de Aduanas sube el perfil. Apoyo de CFK. Sus padrinos, Echegaray y Pichetto.

Sergio Massa empezó así: ambicioso, hiperactivo, trabajando todos los días para la política, siempre listo para la acción y dispuesto a ejecutar las órdenes más antipáticas, pero alineado con el jefe de turno, hasta que se convirtió en su propio jefe. Así es Guillermo Michel, uno de los hombres de mayor confianza del ministro de Economía y candidato presidencial, que está hoy al frente de la Aduana, el lugar por donde entran y salen los bienes dolarizados del país.

La llegada de Michel a la aduana surgió tras un discurso de Cristina Kirchner el 3 junio de 2022. Fue en el acto por los 100 años de YPF donde la vicepresidenta se refirió a que en Argentina había un festival de importaciones. 20 días después asumía Michel al frente de la Aduana para regularizar la situación que marcaba CFK.

“Tampoco creamos mágicamente que nos vamos a salvar porque vamos a tener 33.000 millones de dólares de exportaciones de Vaca Muerta porque, si al mismo tiempo que tenemos esa exportación, no cuidamos los dólares o tenemos festival de importaciones…tenemos que cuidarlos porque hay un deporte nacional por apoderarse de las reservas que hay en el Banco Central”, dijo Cristina Kirchner.

El desembarco de Michel fue leído como una avanzada de Massa en el área económica, que en ese entonces todavía era presidente de la Cámara de Diputados.

La Aduana funciona en la estructura de la AFIP, que es un organismo autárquico que depende del Ministerio de Economía. Michel ya había sido director de la Aduana durante la gestión de Ricardo Echegaray, en los años de la presidencia de Cristina Kirchner, quien lo conoce perfectamente. Antes de trabajar con Echegaray, entre 2007 y 2010 fue asesor del senador entrerriano Guillermo Guastavino, con quien en 2009, registró un ingreso a la Quinta Presidencial de Olivos.

La segunda vez que visitó Olivos fue en 2014 ya trabajando con Echegaray. Por aquellos años tuvo un fuerte enfrentamiento con Mercedes Marcó Del Pont, quien era presidenta del Banco Central, por un informe que presentó sobre maniobras de empresas turísticas que giraban dólares al exterior y que le costó el cargo. Marcó del Pont regresó a la función pública como jefa de la AFIP y Michel, estando fuera del organismo seguía teniendo influencia sobre algunas áreas.

En los años de la presidencia de Mauricio Macri fue convocado por Miguel Ángel Pichetto, a quien asesoró en el bloque justicialista del Senado hasta 2019, cuando Pichetto se fue como candidato a vicepresidente de Macri. Aquel cambio de escudería de Pichetto le resultó difícil de procesar y prefirió correrse por unos meses de la función pública hasta encontrar un nuevo lugar en el peronismo.

Con el cambio de Gobierno fue cobijado por Sergio Massa, con quien trabó una excelente relación porque tienen maneras de trabajar similares, obsesivas y con pulso político. Fue el autor de proyectos de ley sobre alivio fiscal y reformas en el impuesto a las ganancias.

Michel además cuenta con una agenda judicial propia. Tiene amigos en Comodoro Py, donde algunos jueces y fiscales hablan muy bien de él, lo cual nunca se sabe si es bueno o malo, pero también tiene llegada al fuero Contencioso Administrativo y el Penal Económico, los dos fueros más fuertes en temas de demandas contra el Estado y aduaneros. Quienes conocen los vaivenes de la relación entre la política y la Justicia suelen repetir que el fuero contencioso administrativo es el más político de todos. Mucho más que los tribunales federales de Comodoro Py, que suelen llevarse toda la atención por el impacto de las causas.

El regreso de Michel a la Aduana tenía una única finalidad: cuidar los dólares que genera el país. Y la directiva fue dada por la propia Cristina Kirchner en público. Fue en Avellaneda, el 20 de junio, dos días antes de que asuma Michel. “Hay festival de importaciones y creo que debemos pensar cómo articular más adecuadamente Banco Central, Ministerio de la Producción, que es el que administra el comercio exterior, porque el Ministerio de la Producción es el que autoriza las importaciones. AFIP, en la Aduana, porque es la que fija los precios de referencia y controla que no haya subfacturación en el caso de las exportaciones o sobrefacturación en el caso de las importaciones. Y el Banco Central obviamente. Esto tiene que ser articulado lo cual no estaría sucediendo”, dijo la vicepresidenta abriendo la puerta para lo que luego sería el desembarco de Massa controlando Ministerio de Producción, Aduana y Secretaría de Comercio.

Si se buscan las noticias de los últimos meses de la Aduana, todas hablan de lo mismo: denuncias sobre casos de empresas importadoras que sobrefacturan para hacerse de los dólares al precio oficial y dejarlos en el exterior y también casos de empresas exportadoras que subfacturan para tributar menos.

Michel se convirtió en el funcionario preferido de Cristina Kirchner y Sergio Massa, a tal punto que se ganó un lugar en la lista de diputados nacionales por Entre Ríos, algo que le asegura un lugar en el Congreso en caso de que el Gobierno pierda la presidencia.

El plan de Michel es mucho más ambicioso. En 2027 quiere presentarse como candidato a gobernador de Entre Ríos, la provincia donde nació. Todos los fines de semana viaja a Gualeguaychú y vuelve los domingos a la noche. Para ser gobernador no se le exige residir en la provincia. Con haber nacido en territorio entrerriano alcanza, pero tiene pensado reforzar su presencia en la provincia. Habrá que ver si el devenir de la política se lo permite.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios