domingo, diciembre 8, 2019

POLíTICA | 26-11-2019 13:46

La cocina del Gabinete: quiénes son los "vetados" por Cristina Kirchner

Los nombres confirmados de Alberto Fernández para su Gobierno. Presiones internas.

Con una carpeta de cartón celeste, Alberto Fernández salió el 18 de noviembre de la casa de Cristina Kirchner en Recoleta. “No hablamos del Gabinete, hablamos de otras cosas”, explicó el presidente electo a los periodistas que lo esperaban en la puerta, mientras escondía la carpeta en el asiento trasero del auto.

Después de cuestionar la guardia periodística que se había montado sobre la calle Uruguay, Fernández intentó restarle importancia al encuentro con CFK, del que también participó Máximo Kirchner. Solo se limitó a contar que después de dos semanas sin ver a su “amiga” (por la visita de la ex presidenta a su hija Florencia en Cuba), “aprovecharon” el feriado para “charlar de todo, cuestiones personales, cómo está el país y algunos comentarios que no son trascendentes”. ¿Y el Gabinete? “Ya básicamente está”, aseguró antes de pedir al chofer que acelerara para evitar seguir dando explicaciones.

Por separado, en los equipos de los Fernández repiten que la reunión “fue muy buena”. “No es cierto que haya discusiones, peleas, ni veto de Cristina hacia ningún ministro. Alberto es el que decide”, asegura a NOTICIAS un dirigente que formará parte del Gabinete. ¿Entonces por qué llevó Alberto una lista de nombres ante Cristina? “Porque Cristina participa de la decisión, pero la palabra la tuvo él”.

Gabinete

Vetados. Desde que CFK y Máximo coparon el armado de las listas legislativas, el albertismo se ocupó de aclarar, por todos los canales posibles, que la jefa no iba a tener ningún tipo de injerencia en el Gabinete. “Le dejamos a ella el Congreso y para nosotros Nación”, repetían los fieles de Alberto. Por ahora, parece una verdad a medias.

Es real que los nombres confirmados y también los que están en danza, salvo pocas excepciones, responden a Alberto, pero el fantasma de la ex presidenta está presente. Fuentes íntimas de Fernández aseguran que ella resiste la incorporación de algunos nombres al Gabinete.

Las razones de los vetos son variadas, pero todas responden a la tensión que atraviesa la coalición electoral Frente de Todos, donde conviven los intereses de los gobernadores alineados con Alberto, los de Cristina y La Cámpora, y los del massismo. La situación tiene un antecedente en junio, cuando CFK ordenó bajar de las listas al diputado y jefe de campaña de Massa, Diego Bossio.

Ahora, los apuntados por Cristina son varios. Según pudo saber NOTICIAS, la lista incluye al politólogo Diego Gorgal, hombre de Sergio Massa para el Ministerio de Seguridad; el médico y diputado por Tucumán Pablo Yedlin, candidato de Juan Manzur para Salud; y el ex ministro de Transporte Florencio Randazzo, de quien Alberto fue jefe de campaña en 2017, cuando enfrentó a Cristina Kirchner en las elecciones legislativas.

Gorgal es profesor en la Universidad Di Tella, pasó por la gestión porteña y bonaerense, y en los últimos años trabajó en el equipo de Massa. El experto en políticas públicas de seguridad también integra el plantel docente del Instituto Conjunto de Conducción Estratégica (ICCE), el organismo encargado de capacitar a las fuerzas federales durante la gestión de Patricia Bullrich.

Para Gorgal, es necesario “reformular la ley de seguridad interior, la ley orgánica de todas las fuerzas federales y del Servicio Penitenciario Federal, el Código Procesal Penal e implementar su reforma, el Código Penal, incluyendo el régimen penal juvenil y la ley de drogas, y la ley de ejecución penal”. Así lo explicó a La Nación en mayo pasado, cuando sostuvo que entre 2007 y 2014 (la gestión de CFK) hubo un “período de expansión del volumen de delitos”.

En el equipo de Massa dicen no estar enterados de las quejas de la ex presidenta y repiten que la designación de Gorgal aún espera. “Sólo hubo conversación de Alberto con Massa, estamos a la espera de la confirmación”, dicen a NOTICIAS.

Algo similar responden en el entorno de Randazzo y aseguran que hasta el momento “a Florencio no le ofrecieron ningún cargo”. “Quizás Alberto no lo considera necesario”, dicen cerca del ex ministro al que CFK le achaca la derrota de 2017 en Buenos Aires.

El tercer objetado, Pablo Yedlin, es hermano del ministro de Desarrollo Social tucumano, Gabriel Yedlin, y un dirigente de confianza de Manzur, con quien la ex mandataria tiene profundas diferencias. La tensión entre ambos resurgió en la última campaña, cuando Manzur llamó “jefe del peronismo” a Alberto Fernández.

Según sus palabras, Yedlin es amigo y alumno de Ginés González García, el ex ministro de Cristina que podría repetir gestión en el próximo Gabinete. Ambos rechazaron la decisión de Macri de anular la ampliación del Protocolo de Aborto No Punible que impulsó recientemente el secretario de Salud, Adolfo Rubinstein.

También se pronunció Arnaldo Medina, el tercero que suena para esa área que Alberto prometió volver a jerarquizar como ministerio. Medina pertenece al PJ bonaerense. Fue director del Hospital El Cruce de Florencio Varela y es vicerrector de la Universidad Arturo Jauretche, dos ámbitos ponderados por CFK durante su gobierno.

Convivencia. Aunque Alberto no lo reconozca, a su alrededor blanquean los conflictos que existen en la coalición y pronostican nuevos. En la entrevista a Eduardo Valdés que se publicó en esta edición de NOTICIAS, el ex embajador ante el Vaticano asegura que “habrá muchas tentaciones para que rompan, pero hay un grupo de personas que tenemos que estar concentradas en mantener la unidad”. Una de las tentaciones a las que se refiere tiene que ver con la idea de “10 ó 15 gobernadores” que le proponen armar el “albertismo”, al que Valdés se opone y asegura que su jefe político también.

Un amigo del presidente electo que pide no ser identificado toma como naturales las tensiones que rodean el armado del Gabinete y las conducciones en las cámaras legislativas, donde CFK buscará hacerse fuerte. “Alberto no es más operador, ahora tiene que conducir y para eso tiene que adquirir el temple necesario, porque si no lo hace se lo van a llevar puesto. Si la economía le empieza a funcionar en un tiempo prudencial, se va a convertir en el referente, pero la tensión va a existir”, sentencia.

En las oficinas de Puerto Madero, el equipo de transición que lidera Santiago Cafiero (futuro jefe de Gabinete) intentará mantener el misterio sobre el Gabinete al menos hasta fin de mes. Pero algunos nombres ya no están en debate: Eduardo “Wado” de Pedro en Interior; Felipe Solá en Cancillería, Daniel Arroyo en Desarrollo Social, Marcela Losardo, en Justicia, y Vilma Ibarra -ex pareja de Alberto- en la Secretaría Legal y Técnica.

A la espera de definición están Guillermo Nielsen y Matías Kulfas en las áreas económicas; María Eugenia Bielsa en Vivienda; el ex ministro Agustín Rossi nuevamente en Defensa; Claudio Moroni para Trabajo; Tristán Bauer en Cultura; y Francisco Meritello en Medios. “Alberto no quiere un show en torno al Gabinete y tampoco va a anticipar demasiado, no quiere desgastarlos, se va a tomar su tiempo”, analiza un hombre que lo acompañó durante la campaña.

De más atrás corren Julio Vitobello como secretario general de la Presidencia; Malena Galmarini en el nuevo Ministerio de la Mujer; Roberto Salvarezza en Ciencia; y Matías Lammens en Deportes. ¿Será el mejor equipo de los últimos 50 años? 

Por Juan Luis González y Daniela Gian

Galería de imágenes

Juan Luis González

Juan Luis González

Periodista de política.

Comentarios

Todo lo que hay que saber

La información más importante de este martes en un breve video

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario