Friday 12 de April, 2024

POLíTICA | 19-12-2023 12:08

La diáspora peronista

Sergio Massa en EEUU, Cristina Kirchner en la Patagonia y la duda sobre el futuro de Alberto Fernández.

Alberto Fernández tenía todo organizado para dejar el país el 18 de diciembre, pero pasaron cosas. En el día previo al traspaso de mando se conoció que por decreto había determinado que podía contar con custodia de ex presidente por todo el mundo, al igual que Mauricio Macri, pero al asumir Patricia Bullrich en el Ministerio de Seguridad, la funcionaria tuiteó que le quitaría ese beneficio. El tuit fue borrado a las pocas horas, pero el presidente saliente entró en una nube de incertidumbre que lo obligó a suspender una actividad que estaba prevista para la semana próxima en Turín, Italia, donde participaría de una cumbre por el cambio climático. En el itinerario original de Fernández estaba previsto que, luego de unos días en la región piamontesa, se reencontraría con su familia en España, donde pensaba dar clases en un master de comunicación política. Fabiola y su hijo Francisco ya están instalados allí desde hace tres semanas. Su perro Dylan también iba a ser mudado.

Cuando todo parecía organizado, la polémica por su custodia lo hizo cancelar el viaje. "Un viaje y una conferencia no cambian mi vida", se defendió en Twitter. Ahora, el vuelo de Alberto a Madrid, quedó en stand by, pero no está definido qué hará con el resto de los planes para 2024. El plan original era dar clases de Comunicación política en el Máster en Marketing, Comunicación y Consultoría Política del Instituto Aleph, una escuela ubicada en la localidad de Pozuelo de Alarcón, que pertenece a la Comunidad de Madrid y que está a unos 30 minutos de Plaza Mayor. Esta misma escuela tiene otros argentinos como docentes, entre los que se destacan el ex jefe de Gabinete de Cristina, Juan Manuel Abal Medina, el consultor Carlos Fara y el ex presidente interino Eduardo Duhalde.

Fernández tiene además una propuesta informal para ser el titular de la Secretaría General que organiza las Cumbres Iberoamericanas de jefes de Estado. Además aprovechará su estancia en Europa para visitar al Papa Francisco en Roma y tomar algún que otro café con el presidente español Pedro Sánchez, a quien considera su amigo. De esa manera, se dio inicio a una suerte de diáspora de los tres principales referentes del gobierno saliente que dirigió los destinos del país en los últimos cuatro años. Fernández estará en España, Massa entre Estados Unidos y Europa, y Cristina Kirchner, en principio, descansará en el Sur, su exilio interno.

Desarraigo. El otro exiliado, aunque part-time, es Sergio Massa, que está preparando su 2024 con diferentes proyectos. Por un lado tiene la oferta del fondo de inversión estadounidense Greylock Capital, que acaba de crear un subfondo llamado Renaissance Fund para invertir en América latina. Massa tendría un rol dentro de ese esquema, en el que, según le dijo a sus allegados, la idea es ser el interlocutor en todos los países de América latina, excepto Argentina. Habrá que ver si cumple. Un llamado o una reunión no se le niega a nadie. El fondo fue creado para invertir en infraestructura para minería, gas, petróleo y proyectos industriales. El dueño de Greylock Capital, Hans Humes, había tenido palabras elogiosas para Massa, a quien ya conocía desde el 2017. Dijo que si el candidato de Unión Por la Patria ganaba sería el escenario ideal” y había argumentado que era “mucho mejor un peronista centrista que se embarque en las reformas necesarias que una figura polarizadora”. Al final su apuesta fracasó, pero, lejos de abandonarlo, decidió contratarlo. Habría sobre la mesa también una propuesta de un fondo inglés que incluiría inversiones deportivas. Pero este ya estaría descartado por Massa, aunque le sirve para mejorar su negociación con su amigo Humes. En el mundo de las inversiones, el tigrense tiene un contacto más cercano y familiar: su cuñado Ezequiel Bidau, ex tesorero del club de fútbol Tigre, trabaja en ACP Group, una compañía especializada en inversiones radicada en Miami, con oficinas en Buenos Aires, Montevideo, Santiago de Chile, Lima, Dallas y Nueva York. Allí tendrá un aliado. En materia académica también está buscando cerrar algunas clases magistrales en universidades de Europa o Estados Unidos, pero nada que lo mantenga más de un par de semanas fuera del país.

El ex ministro de Economía ya contó que le dedicará trabajo a su fundación que se llamaría Encuentro, de la que todavía no hay registros. La sede sería en Avenida del Libertador 850, en Retiro, donde hoy funciona su oficina personal. En Tigre, los Massa tienen una activa participación en la ONG Compromiso con Tigre, con la que Malena Galmarini realiza recurrentes actividades. Por último, Massa acaba de cerrar un acuerdo con Editorial Planeta para escribir un libro sobre su paso por el Ministerio de Economía, incluida la intimidad de la campaña electoral.

Al Sur. La ex vicepresidenta Cristina Kirchner también tendrá unos meses para descansar y observar el devenir de la actualidad. Tiene previsto pasar por lo menos una de las dos fiestas (o las dos) en Río Gallegos con sus nietos. Cristina ya pasó por esta situación de dejar el poder y recluirse en el Sur, con la diferencia de que esta vez quedó mucho mejor parada como líder de la oposición. La saliente vicepresidente compartió en sus redes sociales un video de ella llegando al Instituto Patria y diciendo “otra vez en casa”. Desde allí le dio inicio a Unidad Ciudadana, el sello con el que fue electa senadora en el 2017, y desde ese mismo lugar pretende dirigir la estrategia parlamentaria en los bloques de las dos cámaras del Congreso y colaborar con las gestiones de la provincia de Buenos Aires y los municipios que gobierna La Cámpora. De los tres ex jefes del viejo Frente de Todos, es la que más activa se muestra.

En materia de ex funcionarios, el ex ministro de Desarrollo Social y ex intendente de Hurlingham, Juan “Juanchi” Zabaleta, se pondrá un taller mecánico especializado en alineación y balanceo. No está previsto que incluya lavado.

Vilma Ibarra, la ex secretaria de Legal y Técnica, volverá a la actividad privada y se sumará al estudio de abogados de su hermano Aníbal, que especialista en derecho penal. Ella aportará su especialidad en derecho contencioso administrativo.

Uno de los funcionarios más cercanos a Alberto Fernández, Julio Vitobello, saliente secretario general de la Presidencia, estaría iniciando los trámites jubilatorios. El martes 12 se lo vio en la Auditoría General de la Nación, donde participó de la asunción de Juan Manuel Olmos como nuevo presidente de ese organismo. También estuvo presente el sindicalista Víctor Santa María, entre otros referentes del peronismo porteño. Olmos cobijará en ese organismo al saliente secretario de Hacienda, Raúl Rigo, y a la también recién renunciada directora general de la DGI Virginia García, ex cuñada de Máximo Kirchner y tía de sus hijos.

En su discurso de asunción, Olmos agradeció a Cristina por ser la persona que tuvo la idea de que él fuera allí. También se acordó de Massa, por acompañar la propuesta. Y por último nombró a Alberto Fernández, pero sólo por ejercer la formalidad de proponerlo ante el Congreso. Sucede que la presidencia de la AGN debe ser ejercida por el mayor partido opositor y la nota de propuesta del titular tiene que ser enviada por el presidente del partido, que es Alberto.

Más llano. Aníbal Fernández ya está preparando su verano en las playas de Cariló, donde descansa desde hace más de veinte años. Los rumores que surgen desde La Plata son que habría intentado quedarse con el ministerio de Seguridad que dejaba Sergio Berni. Pero no habría tenido éxito, producto de su pelea con La Cámpora.

La ex portavoz Gabriela Cerruti mostró en su cuenta de Instagram que volvió a leer libros recostada en su hamaca paraguaya en el jardín de su casa, rodeada de cactus, aloe vera, orquídeas y con el termo cargado de agua para tomar mate.

El llano no es igual para todos. Algunos viajarán por el mundo, otros volverán a ejercer su profesión y algunos se jubilarán, pero, en paralelo, el peronismo buscará reorganizarse pensando en las legislativas del 2025. Algunos regresarán de esta diáspora para acompañar y otros se quedarán mirando desde afuera.

Galería de imágenes

En esta Nota

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios