POLíTICA | 23-08-2021 14:20

Polo Obrero: los piquetes seguirán mientras no haya plan económico

Eduardo Belliboni, dirigente del PO, marcó que "Juanchi Zabaleta empezó con el pie equivocado y no cumplió con su palabra".

Juanchi Zabaleta empezó con el pie equivocado, no cumplió con su palabra y ha postergado el pago del programa Potenciar Trabajo", arrancó Eduardo Belliboni, dirigente del Polo Obrero, tras el piquete y manifestación que se llevó a cabo frente al Ministerio de Desarrollo Social. 

"La marcha se va a realizó en 22 provincias en más de 100 puntos. El motivo es la falta de trabajo, no levanta esto, no hay una reactivación económica", reclamó el dirigente que apunta contra la falta de un plan en el gobierno de Alberto Fernández para superar la crisis.  

“Se agravó la situación con la pandemia y no vemos un plan claro de salida laboral, sobre todo para los jóvenes. Hay una enorme preocupación de los pibes y de sus padres, que están sin posibilidad de encontrar un trabajo y tener un futuro”, desarrolló Belliboni. 

“El ministro de Desarrollo Social no tiene que generar trabajo. Los que tienen que llevar trabajo son el Gobierno, con el Ministerio de Economía, diseñando planes en el Gabinete que tengan que ver con la obra pública. Con estos salarios no hay salida para el país. No hay que ser muy inteligente para darse cuenta que con un salario de $40.000 no hay posibilidad de que el consumo sea el motor de la reactivación", se enojó el referente del PO, quien hoy lleva la voz cantante en las protestas sociales que ganaron la calle en los últimos meses, y preocupan al gobierno. 

Juanchi Zabaleta y Alberto Fernández.

“No se están discutiendo los problemas graves que tiene la sociedad, estamos con una pobreza cercana al 50%. En el diagnostico tiene que estar también la solución. Si tenemos 50% de pobres, algo está mal. Que hayan protestas es natural. Los enfermeros y los docentes también protestan porque cobran una miseria. Vamos a encender una luz amarilla", cierra Belliboni que marca no estar dispuesto a ceder en los reclamos y movilizaciones hasta que el gobierno se active. 

“Cuando hablo con los otros dirigentes, me dicen que este es un gobierno reformista que no tiene el presupuesto para hacer reformas”, apunta sobre sus diferencias con otros referentes de los movimientos sociales, algunos de los cuales forman parte del gobierno, y son los principales beneficiados en un presupuesto que supera los 8000 millones de pesos, y que ahora administra Juanchi Zabaleta. 

El ministro y ex intendente llegaba al ministerio con la idea de reconvertir y redirigir ese presupuesto para que fuese un incentivo a la generación del empleo privado (con el gobierno subvencionando las contrataciones de nuevo personal para las pymes), articulado en cada distrito a través de los intendentes y no por intermedio de los "punteros", que alimentan paralelamente un armado político que no responde políticamente en un cien por cien a las cabezas del Frente de Todos, algo que preocupa por igual a albertistas y kirchneristas

Pero la propuesta fue rechazada de lleno por los referentes sociales, que marcaron que con el cambio de administradores no se terminaba la discrecionalidad en el reparto de las ayudas. Allí se apuntó Juan Grabois, otra de las voces más críticas del espacio, quien dijo tener diferencias con Belliboni pero coincidencias en el diagnóstico. 

"En el Polo Obrero no son santos de mi devoción, pero Chiquito (Ndr: apodo de Belliboni) pelea para que la gente tenga un mango en el bolsillo. Argentina está con una lentísima reactivación que, con suerte, estamos en cuatro años en los niveles de Macri", apuntó Grabois. 

 

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios