Domingo 26 de septiembre, 2021

POLíTICA | 01-09-2020 12:29

Pino Solanas crítico: "ningún país está firmando este tipo de acuerdos"

El embajador argentino frente a la UNESCO cree que el presidente se apuró en la negociación con los acreedores.

París no es una fiesta. La pandemia del coronavirus es un drama vigente y una preocupación diaria en la capital francesa. ¨Pero los medios de comunicación no cuentan muertos o contagiados por día como sucede en Argentina.

En pleno verano, con temperaturas que alcanzaron los 40° grados, los bares y restaurantes están repletos de turistas en el pintoresco barrio latino. La única exigencia, de la nueva normalidad, son los tapabocas al ingresar a un comercio.

Esta realidad tan dispar de la local vive desde hace un mes Fernando "Pino" Solanas (84). El cineasta y ex parlamentario se encuentran junto a su esposa Angela Correa en la Ciudad Luz desde que fue designado por el presidente Alberto Fernández -con el aval del el Senado-, como embajador ante la UNESCO (la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura). El regreso a una ciudad que conoce bien: allí se exilió en 1977 luego de que un comando de la Marina intentara secuestrarlo (en París produjo en 1980 el documental “La mirada de los otros” y “El exilio de Gardel” en 1985).

NOTICIAS entrevistó al embajador, que pide despertar de la siesta al organismo internacional donde fue designado, y que cuestiona la política argentina por llegar a un acuerdo con los acreedores externos, sin saber todavía qué ocurrirá con la pandemia del coronavirus.

"Yo no duermo la siesta", arranca Solanas al explicar su rutina en la embajada argentina ante la UNESCO. Entonces contabiliza que desde que llegó a París, visitó quince delegaciones de países, entre ellos China, Italia, Portugal, España, Brasil, México, Cuba y varios del continente africano.

"Aunque la mayoría de los embajadores está de vacaciones, las delegaciones siempre dejan una guardia", especificó para luego ir a una definición disruptiva. "Este organismo es un elefante dormido, lo debemos despertar de la siesta. No podemos en el marco de la pandemia del hambre y el cambio climático, estar enfocados sólo en las efemérides, o rescate de eventos, fenómenos culturales o científicos. Existe una violenta y cruda realidad", remarca Solanas.

La titular de la UNESCO, Audrey Azoulay, lo recibió a pocos días de haber arribado a París. Tienen amigos en común. Ella viene del mundo del cine: fue presidente del Centro Nacional del Cine francés.

"Fue como encontrarse con una vieja amiga. Por supuesto le transmití la decisión de trabajar y generar amistad con las más de 190 delegaciones (Gran Bretaña abandonó UNESCO, luego Israel y Estados Unidos, acusando al osganismo de un sesgo anti judío) para enfrentar la guerra del cambio climático y la pandemia del hambre y la sed".

Otras de las iniciativas del embajador van de la mano con el propósito intrínseco de la UNESCO, que nació en 1945 a cuatro meses de finalizar la segunda Guerra Mundial. "Debemos frenar la fabricación de bombas de destrucción masiva. Estos arsenales alcanzan las 18 mil bombas. Si UNESCO lucha por la paz debemos empezar por la destrucción de estos arsenales".

Deuda. Pino está convencido que la lucha por la deuda argentina era una cuestión cultural tanto como económica. “Afecta a un centenar de países", remarca el embajador.

Para Solanas si estos cien estados -dato que tomó del premio nobel de economía Joseph Stiglitz-,

"emplearán los pocos recursos en la deuda, sus pueblos van a sufrir más la pobreza, que se ve mucho más afectada con la crisis sanitaria del coronavirus". Por esto cree en la importancia de realizar un encuentro presencial o virtual, que se llamará "pandemia, cambio climático y pobreza".

Por la negociación de la deuda externa, Pino envió una carta al presidente Fernández. Con respeto como apoyo su gestión, pero a la vez crítico el haber acordado con un grupo de acreedores privados. “Debe retirarse del acuerdo, que es verdaderamente a contra corriente, porque hoy los países del norte están pidiendo reducción de las deudas y moratoria. Argentina en plena montada de la pandemia nos compromete a un acuerdo por décadas, cuando no sabemos cuándo termina la pandemia", le marcó Pino, que en noviembre fue electo diputado pero renunció a su banca en favor del ex embajador ante el Vaticano, Eduardo Valdés.

"Quienes necesitan cerrar un acuerdo son aquellos que prestaron dinero a Mauricio Macri para ganar las elecciones de 2019. Ellos mismos reconocen que entregaron esta locura de los 47 mil millones de dólares, ese es el gran agujero de Donald Trump, y el FMI, a 75 días de la elección norteamericana", agrega el líder de Proyecto Sur.

Para Solanas "la mejor política de Argentina es esperar, no correr”. “El presidente nos concientizó que no había nada más superior que la salud del pueblo, debemos respetar lo dicho porque no sabemos cuándo va a terminar la pandemia, en qué condiciones deja el país, y al mundo. Por eso ningún país está firmando este tipo de acuerdos. Estamos ante un hecho imprevisto de extrema gravedad que abre la posibilidad de convertir la crisis en una nueva oportunidad", insiste Pino, que repite conceptos expuestos por el Papa Francisco: Solanas lo ha visitado varias veces en la residencia vaticana Santa Marta, y el propio Pino se considera un laudatista, en referencia a la encíclica socio-ambiental “Laudato Sí” (Alabado Seas) publicada en el 2015 por el Pontífice.

El embajador argentino ante la UNESCO cree, y así se lo expresó en la carta abierta al presidente Fernández, que la mejor oportunidad para frenar la despiadada avaricia de los acreedores es la apertura de sesiones de la Organización de Naciones Unidas (ONU), donde hablará el argentino Jorge Bergoglio el próximo 15 de septiembre, según adelantó el semanario religioso Alfa y Omega.

Mientras tanto, Pino reparte sus días en París entre almuerzos y cenas diplomáticas y encuentros de cine. Pero sin siesta ni fiesta. Eso es para los turistas.

También te puede interesar

por Lucas Schaerer

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios