Friday 1 de March, 2024

POLíTICA | 30-08-2023 19:17

Primeras damas y primer caballero: las parejas de la campaña

Qué le aportan Fátima Flórez, Malena Galmarini y Guillermo Yanco a los presidenciables. Show, política y contratos.

Es una especie de paradoja: la figura es poco importante, sin demasiada trascendencia política. Y sin embargo, es una de las que más rispideces genera. La primera dama o, eventualmente, el primer caballero son un tema de debate, siempre. Y en esta oportunidad, además, los nombres resultan conocidos de antemano para el público en general.
El flamante blanqueo amoroso entre Javier Milei y Fátima Flórez puso un debate adicional en la mesa: de ser electo el candidato de La Libertad Avanza, ¿obligaría a la actriz e imitadora a dejar su carrera profesional para cambiarla por los actos protocolares?
Tal como Milei, Fátima podría ser considerada la única outsider de la elección: la esposa de Sergio Massa, Malena Galmarini, hizo carrera política a la par de su marido, y Guillermo Yanco, el multifacético esposo de Patricia Bullrich, comparte, como asesor y empresario, el mismo mundo.
A uno de ellos la rutina le cambiará el 10 de diciembre: tendrá que suceder a Fabiola Yáñez, que dejará como legado una triste enseñanza. Nadie espera demasiado de la pareja del presidente, aunque sí puede hacerle mucho daño a la gestión como fue la desafortunada idea de Fabiola de festejar su cumpleaños en Olivos en plena pandemia.

Novedad.

La noticia del noviazgo entre Milei y Fátima cruzó de manera transversal los programas de política y de espectáculos. Es que los flamantes novios son protagonistas de sus propios mundos: el candidato más votado en las PASO y una de las actrices más convocantes de la escena. Éxito mediático asegurado.
“Si soy presidente, ella tiene que seguir con su carrera”, respondió Milei a la pregunta del periodismo de espectáculos. De repente, el candidato que decía que no podía prender el teléfono por la cantidad de mensajes que le llegaban y que tenía como hábito no responder a desconocidos, se hizo un hueco en la agenda para contestar todo lo relacionado a su situación amorosa.
De hecho, el momento en el que se conoció el romance generó suspicacias. En el plano de la política, para un candidato al que se lo acusa de tener una frágil e inestable situación personal, formar una pareja con una respetada y famosa actriz le trae sólo ganancia.
“Están todos diciendo que acá hay plata de por medio, que lo hacen para la campaña, que por eso justo lo dicen ahora”, le escribió el periodista Ángel de Brito a la imitadora. Ella se apresuró a responderle: “Lo último que no queremos es que se piense que es una construcción política. Yo no tengo nada que ver con eso ni me interesa”. Sólo el tiempo y las circunstancias de las elecciones podrán responder esa inquietud.
Mientras la campaña vuelva a tomar temperatura, la actriz continuará con sus shows. Su reaparición pública será el 22 de septiembre, con un espectáculo en Lanús. Luego tendrá que analizar qué hace en el verano: “Tiene propuestas para estrenar su nuevo espectáculo en Buenos Aires, Villa Carlos Paz y Mar del Plata. O bien regresar a Uruguay y actuar en Punta del Este en la nueva sala teatral de un hotel internacional”, dicen desde su oficina de prensa. Todo mientras su flamante pareja se juega su futuro político en las urnas.

Juntos.

En las antípodas de Flórez está Malena Galmarini. La dirigente creció políticamente a la par de Sergio Massa y hoy es parte fundamental del armado. Es que, tras la dura derrota sufrida en las PASO en Tigre, en manos de Julio Zamora, la titular de AySA se sumó al equipo de campaña del candidato de Unión por la Patria.
Desde el búnker de calle Mitre, donde ya tiene su oficina, Malena trabaja en la coordinación con intendentes y gobernadores para evitar el corte de boletas que sufrió Massa en las primarias. El equipo de campaña cree que, de juntar unos cinco puntos más, se pondrían en carrera para entrar al balotaje. Galmarini busca ese objetivo.
Si bien, en principio, está abocada a la rosca, en Unión por la Patria auguran que tendrá un rol protagónico en campaña. Por ahora, se ocupa de acompañar a Massa a los estudios de televisión, con perfil bajo, pero eso va a cambiar con el correr de los días.
El tercer puesto en las PASO no le permite al oficialismo pensar en cómo sería un nuevo gobierno. Pero sí se pueden imaginar que, de ser Massa electo, el rol de su socia política resultará fundamental.
A través de Malena, Massa también metió una pata en el mundo del espectáculo. Es que su suegro, el histórico dirigente peronista Fernando “Pato” Galmarini, está en pareja con Moria Casán. Eso le garantiza el apoyo de la diva: “Pongo mi energía en Sergio, en todo lo que está haciendo”, le dijo a su yerno. Y hasta reveló un consejo que le dio: “Yo siempre le sugiero mi modus operandi que es la pirámide de vaselina. Que no te enganches ni con lo bueno ni con lo malo. Enfocarte en lo tuyo y siempre para adelante”, remató.

Primer caballero.

El caso de la pareja de Bullrich, Guillermo Yanco, es un híbrido: está relacionado a la política pero tiene intereses diversos. Incluso el de la actuación.
En las últimas semanas, el hombre de 79 años quedó en medio de una disputa entre su mujer y Milei. El candidato libertario lo había acusado de orquestar una “operación” en su contra por los silbidos que a Milei le dedicaron en un acto en la AMIA, en el que Yanco estaba presente. Y la líder de Juntos por el Cambio respondió: “Que no se meta con mi marido. Que discuta conmigo”. Y agregó: “Discutamos lo que necesita el país porque cuando alguien de la política se mete con su hermana a él le duele, y que se metan con mi marido a mí me duele”.
No es la primera vez que Yanco adquiere un rol protagónico, a pesar de ostentar un bajo perfil. En marzo, en sucesivos informes en C5N, revelaron cómo, en su rol de empresario, estaba relacionado a la política. “Es uno de los socios de Geas SRL, empresa que se dedica al control de matafuegos. Según su propia página web, uno de los clientes más importantes que tiene es el Gobierno de la Ciudad”, relató el periodista Mauro Federico.
Pero también tuvo al Estado directamente de empleador. Fue consultor de Bullrich durante el gobierno de Fernando de La Rúa. Además, entre el 2008 y el 2009, fue asesor en la Cámara de Diputados. Y desde el 2010 hasta este año figura en la nómina de la Legislatura porteña.
A Yanco y a Fátima Flórez podría unirlos una pasión: el teatro. De hecho, la pareja de la ex ministra de Seguridad probó subirse a las tablas en una oportunidad. Fue hace una década, cuando el multifacético personaje debutó en la obra "El Evento", con la dirección Luz Palazón y texto de Julio Chávez. “Mi marido, mi actor”, lo saludó por redes en aquel momento Bullrich.
Para uno de ellos la vida dará un vuelco luego de las elecciones. Giras internacionales, protocolo y discursos públicos son algunas de las actividades que aparecen en la agenda de la pareja del presidente, ya sea primera dama o primer caballero.
Incluso luego de la fiesta de Olivos y de que Alberto Fernández, aún en funciones, se corriera del primer plano político, Fabiola Yáñez sigue con esas actividades. En el último mes, por ejemplo, dio una charla en el Primer Encuentro de Mujeres Latinoamericanas, presentó un espacio en Tecnópolis y lanzó un curso de formación con la Fundación Banco Nación.
Fátima Flórez, Malena Galmarini o Guillermo Yanco tendrán que sucederla en sus funciones a partir de diciembre. El rol de primera dama o primer caballero es sensible y suele ser ingrato: nadie lo valora demasiado y encima está a merced de las más furiosas polémicas.

Galería de imágenes

En esta Nota

Carlos Claá

Carlos Claá

Periodista político

Comentarios