Lunes 20 de septiembre, 2021

POLíTICA | 02-02-2021 10:23

Stolbizer: "Lousteau plantea una opción socialdemócrata que a mí me entusiasma"

La titular de GEN es tentada por Juntos por el Cambio, pero reclama un programa de gobierno en la coalición para que no termine ganando la discusión la derecha.

El año recién arranca pero la discusión política por las listas para las legislativas del 2021, arrancó hace rato. Y aunque todavía no estén definidas buena parte de las candidaturas, el día a día de los principales frentes tiene múltiples reuniones para tejer y afianzar alianzas. En Juntos por el Cambio, el ala moderada que lidera Horacio Rodríguez Larreta (versus el ala dura del ex presidente Mauricio Macri de la cual son frecuentes voceros Patricia Bullrich y Miguel Ángel Pichetto), busca socios en el peronismo no kircknerista pero también en el socialismo: Miguel Lifschitz y Margarita Stolbizer son dos de ellos. 

Lifschitz todavía no se definió, pero Stolbizer está a un paso. Para eso quiere ciertas garantías de que su aporte será escuchado, y formará parte de un programa de gobierno eventual para 2023. Y aunque desearía evitar ser candidata nuevamente, es uno de los nombres que ya suenan para las listas en Provincia de Buenos Aires donde ya se anotó Lilita Carrió.

"A mí me da bastante pudor que el tema de las elecciones sea tan central porque todavía estamos en medio de una crisis sanitaria, con un nivel de incertidumbre enorme.  Yo creo que el debate de este año va a estar cruzado por las cuestiones sanitarias, de la educación, de la economía y la seguridad. Estar hablando de cuestiones electorales cuando las personas están metidas en otras cuestiones que tiene que ver con supervivencia, me da pudor", arranca Margarita prudente.

"Todos los estudios de opinión indican que que hay una pérdida de credibilidad muy grande en las instituciones, y sobre todo en las instituciones vinculadas con el sistema de representación, en los partidos políticos, en el Congreso, en los sindicatos. En medio de todo esto adelantar la discusión por los cargos me parece que es inapropiado. Y creo que en este momento hay ver cómo se abre la participación a nuevos jugadores en vez de apostar siempre a la repetición de personas", agrega.

Stolbizer reniega de que su voluntad por construir una nueva camada de dirigentes no tiene cabida. "Uno tiene que demostrar que no está atornillado a un sillón. Yo en varios tramos no fui candidata, o fui candidata para cargos en los que sabía que no iba a entrar. Yo presido un partido político pequeño, nuevo, moderno, pero la verdad es que cuando intentamos que vayan otras personas te dicen 'a éste quien lo conoce'. Y en las coaliciones es Margarita sí y el resto no, y eso es una complicación", confiesa la presidenta de GEN, espacio que va camino a cumplir los 15 años.

"Si mi partido necesita que yo esté, iré. Pero no es lo que estoy buscando por supuesto", es clara. Sabe que cuando ella no está, les fue "mal en términos electorales". Sobre todo al no poder terciar en una discusión política cruzada por la grieta y terriblemente polarizada. "Hoy casi no quedaron actores para jugar por fuera, Lavagna terminó siendo un aliado del Frente de Todos que además ya tiene al peronismo y a Massa. Cuando yo hice el acuerdo con Sergio en 2017 tenía una potencialidad electoral, pero hoy esos sectores del peronismo están prácticamente dentro del gobierno, y eso naturalmente complica mucho más todo el panorama", analiza Stolbizer..

"Yo soy por convicción antigrieta. No porque no crea en un sistema que puede ser bipartidista o bicoalicionista. He sido muy crítica de Cristina pero también ha sido muy critica del gobierno de Mauricio Macri. Es difícil el equilibrio, pero yo estoy ubicada ahí. Pero ese espacio es cada vez es más pequeño y más débil. Creo que nosotros tenemos que estar adentro del debate sobre el futuro de la Argentina, el problema no es si uno está o no está en el Congreso, pero si tenés un lugar o no en el debate de qué país buscamos", sigue con su razonamiento. 

La presidenta de GEN entiende que si no acuerda con Juntos por el Cambio esa opción se extingue. Sobre todo porque la tercera opción electoral es, como sucede en algunos países europeos, la extrema derecha: en el resto de los países europeos la extrema derecha ya es la segunda o primera opción directamente. "Desde mi posición, no entrar en coalición es entregar ese debate a un discurso muy de la derecha, con el que yo no coincido. Los sectores socialdemócratas o progresistas, que también levantamos la bandera de la decencia, tenemos que estar en ese debate. No es bueno para ese debate que el progresismo no tenga mayores niveles de representación", remarca.

¿Qué la frena para cerrar con una coalición que ya le abrió las puertas? Que dentro de ese espacio hoy tienen mucha fuerza las voces más a la derecha, que buscan no perder los votos que lograron en 2019, a manos de José Luis Espert y Javier Milei. "Yo no hago una cuestión de nombres o de personas que no me gustan. Esos que se paran en un lugar y dicen 'mi límites fulano' la verdad no me gustan. Y mucho menos voy a intentar borrar a alguien de una coalición a la cual yo no pertenezco", aclara Stolbizer, que de todos modos se reconoce más cercana a Martín Lousteau que al ala Bullrich-Pichetto.

"Lo que no me gusta de Cambiemos es cuando no quieren perder los votos por derecha, y salen con un discurso duro para compartirle a Espert y Milei. Yo en esa no estoy. Hay discursos como el de Martín Lousteau, que claramente plantea una opción socialdemócrata que a mí me entusiasma. Creo que el tema pasa por ahí, cuál es el gobierno. Está claro que el gobierno de Macri fue un fracaso, entre otras cosas porque después de Macri volvió el cristinismo. Por lo cual no hay que revisar ese fracaso, hay que proyectar ir hacia un proyecto distinto", rumbea quien fue diputada ya en cuatro oportunidades.

"El acuerdo no acuerdo para nosotros se define en términos programáticos, yo miro siempre el ejemplo de Alemania. Por qué en Alemania la socialdemocracia puede estar hace 20 años en un gobierno con la derecha de Angela Merkel. Porque hay un programa de gobierno, y entonces distribuyen espacios con un programa en el que coinciden, lo que no quiere decir que coinciden en todo, porque  por algo son dos partidos distintos. Eso se puede hacer no es un tema de personas sino de cuál es el contenido del acuerdo", señala. Y cierra: "La argentina se ha vuelto muy electoralista. Armamos coaliciones para ganar las elecciones y los gobiernos de coalición en Argentina sido un fracaso".

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios