Martes 29 de septiembre, 2020

POLíTICA | 06-09-2020 00:31

Vidal cada vez más cerca de ser candidata en la Ciudad

Planea competir en territorio porteño y encaminarse como posible sucesora de Larreta. Nuevo hogar en Barrio Norte y tensión con Martín Lousteau.

María Eugenia Vidal vuelve silenciosamente al centro de la arena política en Juntos por el Cambio. Silenciosamente porque desde que dejó la gobernación de la provincia de Buenos Aires en diciembre, eligió primero correrse para no afectar la gobernabilidad del entrante Axel Kicillof, mutearse luego para no contestar a las acusaciones de su sucesor, y guardarse más tarde cuando dio -junto a su pareja Quique Sacco- positivo de Covid-19 a fines de junio.

Y el corrimiento no fue solo político, sino también territorial: a poco de dejar la gobernación se produjo la mudanza a la Ciudad de Buenos Aires, donde adquirió y remodeló un PH en Barrio Norte, próximo a las avenidas Pueyrredón y Las Heras. Y aunque en el vidalismo insisten con que la decisión tuvo que ver con una cuestión de cercanía con el colegio de sus hijas e hijo (Camila, María José y Pedro Tagliaferro), marca su futuro como candidata.

Aunque todavía ordena a la distancia la estrategia en el Congreso provincial con algunos diputados fieles, los intendentes de su partido se han cortado solos, y ahora se encolumnan en un bloque en el que destaca Jorge Macri, deseoso de llegar a 2023 como referente bonaerense.

“Mariu va a ser candidata en la Ciudad. Hay un 90% de chances”, asegura un referente de Juntos por el Cambio. “No quiere saber nada con volver a competir en la provincia. Aprendió lo difícil que es, y de la peor manera. En la Ciudad, en cambio, todo lo que se hace luce. Y el electorado es mayormente más PRO”, marcan desde el larretismo.

Tiempos. La gran duda es el cuándo. ¿En 2021 o 2023? ¿O en ambas elecciones? Su entorno señala que a Vidal no le conviene ser candidata a diputada el año que viene. Insisten en que se diluye en el ámbito parlamentario, y que no pasarán muchos meses entre las legislativas y el arranque de la campaña con vistas a 2023. “Para las elecciones del año pasado la rosca comenzó en 2018, y ahora probablemente suceda lo mismo. En mayo de 2022 podría darse inicio a la campaña para definir quiénes serán los nombres en 2023”, analizan cerca de la ex gobernadora.

Creen que Vidal puede tomarse un año más. Seguir con sus zoom (“tiene hasta seis por día”, dicen sus allegados); sus clases de gestión pública (en la Torcuato Di Tella y IAE); y disfrutrar de sus hijos y pareja: con Sacco no conviven pero cuando los chicos se van con el padre, Ramiro Tagliaferro, “se pasan todo el tiempo juntos”.

Sin embargo, sus mismos asesores entienden que se debe al espacio -y un poquito a Horacio Rodríguez Larreta, su mentor-, y que desde ese lugar quizá deba ser funcional. Tras el golpe en la elecciones pasadas, y el reproche por no desdoblar y asegurar territorios, en el PRO valoran aún más la idea de “defender” la ciudad de Buenos Aires con un triunfo arrollador, que además desaliente a posibles contendientes en 2023 para garantizar la “herencia”, de la cual Vidal podría ser la principal beneficiaria.

Heidi o Leona. “Mi decisión el año que viene va a tener que ver con lo que yo crea que es mejor para la Argentina y para mi espacio político, para poder expresar o representar lo que los que quieran elegir a Juntos por el Cambio quieran transmitirnos”, expresó la ex gobernadora en una entrevista reciente.

“Va a depender de la situación económica y política. Si Alberto logra enderezar la economía y hay un rumbo ascendente, seguramente se elijan candidatos más moderados. Si va mal, si se avanza sobre las instituciones, si se polariza la grieta, seguramente ganen los más duros”, analizan en Juntos por el Cambio. En ese sentido, Vidal aparece como un comodín.

Los suyos dicen que puede ser “Heidi” o “Leona”. Y además tiene a su favor las encuestas: ostenta 48 por ciento de imagen positiva (la misma cifra que su negativa), y es la segunda referente de Juntos por el Cambio detrás del jefe de Gobierno porteño para liderar a la oposición. La base para un posible resurrección electoral que no debe desaprovechar, le insisten desde la Ciudad.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios